Fiorella Masís. 6 abril, 2018

El pasado 16 de marzo entró en vigencia un decreto sobre el uso de vías públicas para regular el permiso en todo tipo de eventos, incluidos los deportivos.

La ley cayó de sorpresa en federaciones, Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (Icoder) y organizadores, pues no tenían conocimiento de un tema que solo se tocó en reuniones de hace más de un año.

Correcaminos es una de las competencias más famosas en el atletismo nacional. En 2017 pasó por la ruta 215, que comprende entre Plaza González Víquez y Curridabat, una ruta ahora prohibida.
Correcaminos es una de las competencias más famosas en el atletismo nacional. En 2017 pasó por la ruta 215, que comprende entre Plaza González Víquez y Curridabat, una ruta ahora prohibida.

Conocidos los alcances de la ley, en atletismo y triatlón ven excesivo la cantidad de carreteras que se prohíben utilizar.

En el artículo 9, se señala que “sobre las rutas nacionales primarias no se otorgarán permisos”, pero además tampoco sobre otras 70 rutas nacionales más.

Sin embargo, hay una excepción para recibir el permiso sobre esas vías, y es que las actividades sean “formalmente declaradas de interés público nacional o internacional”.

Aunque el portillo está abierto, desde estas disciplinas creen que más allá de regular, se afecta el desarrollo del deporte.

“Esto limita a todo tipo de eventos, habrá carreras grandes que serán posibles candidatas de interés público, pero otras más pequeñas no sé cómo harán. Debieron ser más flexibles, lo que hacen es limitar la práctica del deporte”, señaló el vicepresidente de la Federación Costarricense de Atletismo (Fecoa), Gustavo Álvarez.

Por ejemplo, la maratón Correcaminos, que se realiza en junio, sale de Cartago y culmina en La Sabana, tocando una ruta primaria como la Ruta 2, que comprende la autopista Florencio del Castillo y otra secundaria, la 221, entre Curridabat-Tres Ríos.

Sin interés público, esta competencia no podría efectuarse.

En el sector oeste del país, La Sabana es uno de los puntos más recurrentes para las carreras pedestres y también se ve afectada en varios sectores: Sabana sur y este, así como Rohrmoser.

Desde los organizadores de estas actividades hay incertidumbre y también consideran que existían otros métodos para ordenar el uso de vías.

“Prácticamente están prohibiendo hacer eventos, hay que hacerlos en los barrios... Podía haber más flexibilidad, como establecer horarios”, apuntó Natalia Alvarado, de Evolution Marketing.

Para Rodolfo Villalobos, representante de Grupo Publicitario, las prohibiciones afectan el 90% de las calles donde se realizan competencias de atletismo.

“Esto hace pensar que fue creado (el decreto) con mala intención. Policía de Tránsito siempre ha tenido disposición, entonces no sabemos basados en qué se pusieron a hacer un decreto de este tipo”, argumentó.

Pese a estas opiniones, en la Dirección General de Ingeniería de Tránsito del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (DGIT) aseguran que es un error creer que ya no habrá carreras y solo se creó un reglamento para coordinar entre todas las instancias.

“La idea principal del reglamento es preservar la seguridad, tanto de los usuarios de las vías públicas como de los mismos deportistas. Además, se busca ordenar un tema que en los últimos años se ha salido de las manos, realizándose eventos sin permisos y sin que se cumplan las condiciones mínimas para su realización”, explicó mediante un correo a este medio Junior Araya, director del DGIT.

En triatlón ya se registró el primer evento afectado, que estaba programado para el próximo 15 de abril en El Coco. Esa competencia se realiza sobre la ruta 151, que forma parte de las prohibidas, entre Comunidad y Playas del Coco.

"Un evento puede tener miles de personas en una zona lejana de la capital, eso genera turismo deportivo y las comunidades se ven beneficiadas", Fabián Loaiza, gerente de la Federación Unida de Triatlón.

“Ahora ahí está la ley para leerla, pero lo que no entendemos es que están prohibiendo un 90% de las carreteras que son factibles para estos deportes. Hay muchas limitantes que no fueron pensadas y analizadas, en lugar de controlar los eventos, lo que hicieron fue cortar de raíz todo”, opinó Pablo Sánchez, de la Serie Triatlón Costa Rica.

Playas del Coco en Guanacaste es uno de los lugares predilectos para la realización de triatlones. Esa vía necesita interés público para poder utilizarse.
Playas del Coco en Guanacaste es uno de los lugares predilectos para la realización de triatlones. Esa vía necesita interés público para poder utilizarse.

Después de analizar el calendario y las rutas, en la Federación Unida de Triatlón (Feutri) saben que hay varios eventos que requieren de interés público, como el triatlón de Quepos y Limón, algo que ahora empezarán a buscar, pero todavía sienten dudas sobre esos permisos.

“El proceso está fácil de entender, pero en forma micro hay que ver los detalles. Por ejemplo, se limitará la cantidad de eventos, si no hay disponibilidad de oficiales de tránsito habrá una lucha entre organizadores de diferentes deportes para que su evento se realice”, comentó Fabián Loaiza, gerente de la Feutri.

La preocupación disminuye en ciclismo, porque en la Fecoci consideran que todas sus carreras tendrán el interés público sin problema.

“Creemos que las actividades de la Federación de Ciclismo no van a ser afectadas, van a ser mejor reguladas y con mayores beneficios”, comentó Juan Manuel González, presidente de la Fecoci.

Eso sí, desde que entró en vigencia el decreto, alcanzó muchos eventos que no tenían los permisos, por lo que hasta el 20 de mayo no habrá competencias. Incluso, las eliminatorias de Juegos Nacionales se deben ajustar a otras fechas.

En el caso de la utilización de vías públicas en el Área Central Comercial de San José (entre las calles 42 y 23, avenidas 9 y 22) existe una prohibición para utilizar las vías de lunes a sábado, exceptuando aquellas actividades declaradas de interés público.

“Los eventos podrán realizarse los domingos siempre y cuando cumplan con los requerimientos establecidos en el reglamento”, detalló Junior Araya, director del DGIT.

Si una competencia recibe la declaratoria de interés público deberá presentar otros requisitos ante DGIT, entre los principales están el lugar exacto de la actividad, hora de cierre, póliza de seguros, croquis y plan de ordenamiento vial.

¿Cómo se consigue el interés público?
Carolina Mauri, ministra de Deportes explicó los requisitos para obtener la declaratoria de interés público. Fotografia: Graciela Solis
Carolina Mauri, ministra de Deportes explicó los requisitos para obtener la declaratoria de interés público. Fotografia: Graciela Solis

El Consejo Nacional del Deporte y la Recreación es el encargado de determinar cuáles actividades deportivas son de interés público.

Carolina Mauri, quien preside ese ente, explicó que se apegarán al objetivo del Icoder, que es la promoción del deporte, para determinar cuáles eventos son de interés público.

Los requisitos, con base en el acuerdo firmado el jueves en sesión del Consejo y que estará vigente en aproximadamente dos semanas, son los siguientes:

1. Una solicitud del organizador del evento donde se pida la declaratoria de interés público y nacional. Aquí deberá explicar el objetivo del evento, el lugar, el público meta, la categoría, el recorrido, entre otros aspectos.

2. El aval emitido por la respectiva federación.

3. Una certificación de la Caja Costarricense de Seguro Social y de Fodesaf, de que el organizador está al día con sus contribuciones.

Ante la consulta a Mauri, de si con está ley el Consejo está abarrotado de solicitudes de interés público, recalcó que se centrarán en la promoción del deporte para aprobarlos.

”(...) Quien regula el uso de las vías es el MOPT con esta normativa. Desde el punto de vista del Icoder se promueve el deporte, pero tenemos que respetar la reglamentación que impone el Ministerio. Organizadores y federaciones deben asumir la responsabilidad y acatar la normativa”, agregó.