Juan Diego Villarreal. 14 agosto
La atleta Andrea Vargas ganó la medalla de oro en el evento de los 100 metros vallas de los Juegos Panamericanos de Lima 2020. En las semifinales de la competencia logró un crono de 12.74 para clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Fotografía: Juan Diego Villarreal
La atleta Andrea Vargas ganó la medalla de oro en el evento de los 100 metros vallas de los Juegos Panamericanos de Lima 2020. En las semifinales de la competencia logró un crono de 12.74 para clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Fotografía: Juan Diego Villarreal

La vallista Andrea Vargas entrenará en un Centro del Alto Rendimiento, en Oregón, Estados Unidos, que cuenta con una pista sintética bajo techo y que se ubica a cinco minutos de donde ella vivirá con su esposo, David Jiménez, y su pequeña Avril, de cuatro años.

Así lo explicó su madre y entrenadora Dixiana Mena, quien indicó que todo está planificado para que la medallista de oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 se marche a territorio estadounidense, una vez que concluya el Mundial de Atletismo de Doha, Catar, en octubre próximo.

A la cita mundialista también irá su hermana Noelia, en los 20 kilómetros marcha.

“El inicio de la preparación general rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 se hará en Oregón, Estados Unidos, donde ella todo lo tiene bien establecido. Seguiré siendo su entrenadora, vamos a estar chequeando todos los aspectos de su preparación, como siempre con toda la responsabilidad”, comentó Mena.

Dixiana aclaró que David Jiménez, esposo de Andrea, recibió una buena oferta laboral para trasladarse a los Estados Unidos, por lo que tomaron la decisión en familia de viajar, con el fin de que no solo puedan progresar en el ámbito profesional, sino que además en lo deportivo Andrea tenga las mejores condiciones para entrenar.

“En junio del 2020 ella se devolverá a Costa Rica porque deseamos hacer aquí la preparación final, de cara a la puesta en punta de rendimiento para la olimpiada. Esa es la planificación que tenemos prevista. No hay nada que temer porque donde va cuenta con una pista sintética, donde podrá entrenar en muy buenas instalaciones. Además, tendrá muy cerca un gimnasio para los trabajos de fuerza, por lo que estamos tranquilas y sé que le irá muy bien”, afirmó Mena.

La madre indicó que para Andrea es muy importante estar con su familia y ante la oportunidad laboral que se les presenta, fue necesario analizarlo y tener claros los objetivos a Tokio 2020.

“Ella no deberá preocuparse por los traslados, ni siquiera debe preocuparse por estar manejando. Lo tendrá todo muy accesible y estamos muy contentas con esta oportunidad para ella. Además, viajaré periódicamente a observar sus entrenamientos y su esposo hará videos para mirar cómo está entrenando y poder corregir y mejorar lo que está haciendo sin ningún problema, por lo que será una gran ventaja”, confesó Mena.

En cuanto a las competencias que se tienen previstas en el proceso precompetitivo de cara a Tokio 2020 la entrenadora aseguró que están analizando las opciones, pero es claro que el arranque será en los Estados Unidos.

“Se está planificando que los primeros eventos sean en los Estados Unidos, en Los Ángeles, California. También a principio de año tendrá que trabajar en pistas bajo techo, por el clima (frío) que a veces es un poquito difícil. Sé que todo es muy positivo, nunca he sido negativa y sé que va mejorar mucho más de cara a las olimpiadas”, subrayó Mena