Esteban Valverde. 16 enero
Keylor Navas observa como ingresa la pelota en su marco, el primer gol del Leganés fue obra de Martin Braithwaite. Fotografía: AP
Keylor Navas observa como ingresa la pelota en su marco, el primer gol del Leganés fue obra de Martin Braithwaite. Fotografía: AP

El Real Madrid perdió con el Leganés; sin embargo, el costarricense Keylor Navas brilló y fue la figura de un plantel que cada vez deja más dudas en el campo.

El conjunto del costarricense logró su pase a los cuartos de final de la Copa del Rey; no obstante, lo hizo dejando dudas y por una diferencia de gol de dos dianas.

Este Madrid es muy inestable y no es ni la sombra del equipo que consiguió tres Ligas de Campeones de Europa al mando de Zinedine Zidane.

El conjunto blanco olvidó tener la posesión de la pelota, también parece que ya no es aquel cuadro que encimaba a su rival y lo asfixiaba... De hecho, lo mejor del Madrid en esta serie fue Keylor.

El club del mundialista de Brasil 2014 y Rusia 2018 ganó la ida 3 a 0, situación que evitó que se complicara el pase, empero, en ese juego el tico fue clave para evitar que el marco cayera. En el primer frente a frente, Navas consiguió cuatro intervenciones destacadas.

(Video) Keylor Navas, de la cancha enlodada del Pedregoso al Real Madrid

El partido de vuelta no fue muy diferente. Santiago Solari, técnico argentino del Madrid, colocó en el campo un plantel con Varane, Marcelo, Casemiro y Vinicius Júnior, entre otros estelares, pero eso de nada valió.

El Leganés entró al partido con garra y corrió cada pelota como si no hubiera mañana, para presionar a su contrincante.

En la primera parte, Keylor logró detener dos disparos lejanos. El nacional aplaudía a los suyos como quien los intentaba alentar en una noche que sería complicada.

El gol del Leganés, que puso contra las cuerdas al Real, fue de Martin Braithwaite.

El atacante danés se aprovechó de una acción en la que Keylor tapó un remate a quemarropa, aún así careció de asistencia de parte de su zona defensiva y en el rebote dejó al europeo con el marco de frente.

El Leganés tomó un impulso anímico para afrontar el resto del cotejo, intentó una y otra vez. No hay que esconder que el plantel rival llegó e incomodó, al final chocó con Keylor Navas.

Para el complemento, Navas paró un remate a tres metros, en el último minuto, también sacó dos disparos desde fuera del área y frenó la misma cantidad de cabezazos que llevaban el sello de gol.

Ahora, con Thibaut Courtois entrenando con normalidad, el debate de la portería blanca continúa. El costarricense cumplió en sus tres encuentros, consiguió junto a su equipo seguir con vida en la Copa del Rey y se alista para enfrentar los cuartos de final que se realizarán del 23 al 30 de enero. Buena noticia para el centroamericano, porque esto le garantiza continuar con cierta cantidad de minutos de juego en la temporada.