Esteban Valverde. 7 octubre
Julen Cordero posa con la camiseta del Le Havre francés en 2019. Fotografía: Joaquim Batica.
Julen Cordero posa con la camiseta del Le Havre francés en 2019. Fotografía: Joaquim Batica.

Julen Cordero suma sus primeros destellos en Francia con el Le Havre, ni siquiera lo hace con el primer equipo de esta organización, no obstante el equipo es tan seguido a nivel de visores que el jugador ya genera interés en otros equipos.

Pese a estar jugando en el segundo equipo del Le Havre, el nacional ya generó preguntas sobre su situación en clubes de la Primera División de España y Francia, donde podría dar el salto en la próxima ventana.

El jugador y Le Havre al final de la actual campaña deben definir el futuro de ambos, porque el equipo francés está en la obligación de hacer una oferta atractiva para Cordero, ya que con Saprissa tienen una opción de compra negociada desde el momento en que los morados cedieron al tico.

Sin embargo, el Le Havre tiene competencia por los servicios del nacional, porque ya cuadros del más alto nivel de Francia y España han consultado por la situación del exsaprissista, según una fuente cercana al jugador.

Al final la decisión sobre el siguiente paso en su carrera será de Julen, porque si el ofrecimiento de Le Havre no le satisface él puede retirarse de la negociación y simplemente su ficha continuará perteneciendo a Saprissa.

Cordero, en la presente campaña, ha jugado en los tres duelos de su club y acumula una anotación.

En una entrevista en agosto del año pasado, el ariete había dado a conocer su ambición por crecer con rapidez en su carrera, al punto que se imaginaba en un campeonato de alta categoría en menos de cinco años.

“De acá a cinco años me veo en una liga grande: Inglaterra, España o Francia, por supuesto. Si lo puedo soñar, lo puedo hacer”, aseguró con seguridad.

De momento los contactos por el hijo del exjugador Víctor Cordero son iniciales y la prioridad la continúa teniendo el Le Havre, pero no se descarta un cambio de planes de última hora si el plantel francés no da el paso al frente que se espera.

El Le Havre es uno de los combinados más importantes en cuanto a formación de talentos y de sus campos de entrenamientos salieron nombres clave de la actualidad de la selección francesa como los de Paul Pogba (Manchester United) y Ferland Mendy (Real Madrid), además la figura de Argelia, Riyad Mahrez (Manchester City), entre otros.

Un punto que ha causado admiración es que fue uno de los pocos jugadores de la organización que en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus decidió mantenerse en Francia y no regresar a su país natal.

Julen Cordero en sus primeros destellos ya comenzó a llamar la atención y aunque el Le Havre tiene la palabra si lo quiere conservar; ya en su entorno son conscientes que otros clubes de Europa lo seducen.