Esteban Valverde. 21 febrero
Wílmer Azofeifa pese a las dificultades disfruta de su estancia en el Sarpsborg 08. Fotografía: Cortesía
Wílmer Azofeifa pese a las dificultades disfruta de su estancia en el Sarpsborg 08. Fotografía: Cortesía

Wílmer Azofeifa ya tuvo que enfrentar el despiadado clima de Noruega. El exvolante del Santos de Guápiles no esconde que fue difícil acostumbrarse a entrenar a temperaturas bajo cero, pues su cuerpo lo resintió desde el primer día.

El costarricense ha pasado por momentos complicados, sobre todo después de que empezó a entrenar con el Sarpsborg 08, club que compró su ficha.

“Fue difícil porque estaba a 28 grados centígrados en Costa Rica y aquí tuve que empezar a practicar a -8 grados centígrados. El impacto fue fuerte”, reveló.

El jugador asegura que ya superó este inconveniente, aunque le costó una etapa de adaptación, con marcadas secuelas.

“No voy a mentir, me costaba respirar montones, a la hora de entrenar fue complicado. Además sufrí unos dolores de cabeza muy fuertes como tipo migraña, pero gracias a Dios ya eso quedó en el pasado y pude salir adelante”, agregó.

Ahora el tico está en condiciones algo más llevaderas, con temperaturas que rondan los cinco grados centígrados y cada vez se siente más cómodo.

“El club me da todo el equipamiento: bufanda, gorro, guantes. Cuando llegué fue un cambio difícil, al final uno se va acostumbrando", apuntó.

En cambio, Azofeifa no ha tenido tantos problemas para comunicarse, pese a que llegó a Noruega con los conocimientos más básicos del inglés.

“Me pusieron profesor de inglés y de noruego, entonces yo estoy tratando de aprender lo antes posible porque es importante, más cuando necesito comunicarme en el campo", explicó.

El mediocampista ha enfrentado amistosos de pretemporada. Jugó contra el Zenit de Rusia, el CSKA Moscú y otros planteles de renombre.

“Acá lo que piden es intensidad y mucha presión alta. Ante esto el desgaste físico es mayor, pero uno tiene que saber administrarse", recalcó.

El Sarpsborg 08 iniciará la liga de Noruega el 31 de marzo frente al Molde, previamente tendrá ocho duelos amistosos para terminar de afinar su idea de juego.