Juan Diego Villarreal. 14 marzo
La guardameta Daniela Solera solo ha permitido un gol, en tres partidos, en la Copa Libertadores femenina, que se realiza en Buenos Aires, Argentina. Cortesía
La guardameta Daniela Solera solo ha permitido un gol, en tres partidos, en la Copa Libertadores femenina, que se realiza en Buenos Aires, Argentina. Cortesía

¿Le extraña que la portera campeona de Colombia, titular indiscutible y que está presente en la Copa Libertadores no fuera convocada para los dos últimos fogueos de Costa Rica ante México?

No me extraña. Soy de las personas que piensan que el tiempo de Dios es perfecto. Llegará ese momento y cuando suceda debo estar preparada de la mejor manera. Siento que ha sido un poco injusto, pero no le doy mente a eso. Siempre trabajo día a día, hoy estoy acá, me debo a mi equipo y quiero seguir haciendo las cosas bien como hasta ahora. Lo demás viene por añadidura y cuándo me toque allí estaré de la mejor forma.

¿Cómo analiza la primera ronda para el Independiente de Santa Fe en la Copa Libertadores?

Para nadie es un secreto que ha sido un grupo muy equiparado. Cada uno tiene lo suyo y contrarrestan al rival de una manera diferente. Unos se encierran, otros juegan al pelotazo y no nos han dejado desarrollar el fútbol que queremos hacer, pero es parte del fútbol. Al cierre de la primera fase sentimos que hemos realizado buenos partidos, dominamos, pero no concretamos y eso nos complicó. En general está Libertadores es más equiparada. Me parece que los equipos vienen mejor preparados, los marcadores son más estrechos, lo cual habla del crecimiento del fútbol femenino en Suramérica.

¿En lo personal como se ha sentido?

A nivel personal creo que me ha ido muy bien. Solo he recibido un gol en tres partidos y eso me da tranquilidad. Sé que estoy en un buen momento y es mi forma de aportar al equipo, que confían en mí y eso se ha visto reflejado en la cancha, por lo que estoy muy feliz a nivel individual.

¿Cuál es su aporte al plantel, luego de haber jugado y ganado este certamen en 2018?

La experiencia es muy importante. La tranquilidad y confianza que uno le genera a las compañeras es fundamental en un torneo como este. Un error puede costar una copa. Por lo que a nivel personal estoy muy tranquila, porque le he podido aportar al equipo en las ocasiones que me ha tocado intervenir y solo me anotaron un gol, por confianza de mi defensa, pero es mi forma de aportar al grupo.

¿Qué análisis han hecho de la Universidad de Chile, su rival el lunes, por los cuartos de final?

La Universidad de Chile es un equipo fuerte, que le gusta jugar, salir jugando, no es como los que hemos enfrentado, que se encerraron y se tiran atrás. El estilo de juego de ellas nos permitirá controlar más la pelota, hacer nuestro fútbol. Las seguiremos estudiando en estos días que restan.

¿Cómo es la vivencia de jugar sin público, por la pandemia de la covid 19, en relación con el 2018?

Es muy diferente lo que viví con el Atlético Huila, cuando fuimos campeonas, a lo que que estamos viviendo hoy en día. Es totalmente diferente jugar con público a jugar sin público, pero es algo que pasa a nivel mundial y con eso hay que jugar. El fútbol va creciendo, no son rivales fáciles, son los campeones y subcampeones de cada país y eso se refleja en los partidos.

Copa Libertadores femenina 12 de marzo del 2021 Así quedaron las semifinales de la Copa Libertadores femenina. Cortesía
Copa Libertadores femenina 12 de marzo del 2021 Así quedaron las semifinales de la Copa Libertadores femenina. Cortesía

¿Qué es lo más complicado que han enfrentado en el certamen?

No me gusta hablar de los arbitrajes, pero después de lo que ha pasado no me puedo quedar callada. Por ejemplo, contra el River Plate hubo una falta de penal muy clara que no se nos pitó. Frente al Sol de América, la central estaba realizando un muy buen partido, pero nuevamente hubo una falta en el área rival que no se nos pita y eso nos complicó el juego. El arbitraje ha dado mucho de qué hablar.

¿Cuáles aspectos deben corregir para la segunda ronda?

Es claro que debemos mejorar la definición para el duelo por los cuartos de final. No importa las ocasiones que se nos presenten, debemos concretarlas, porque al final los que ganan los partidos son los goles y no la posesión del balón. Debemos seguir enfocadas para poder avanzar a la siguiente fase. Tuvimos opciones muy claras contra el River Plate y no las hicimos. Como dicen: ‘Quien no las anota las ve hacer’. Y así nos pasó. Esto es de un equipo, si falla una, fallamos todas, por lo que debemos continuar de la mejor manera.