Fiorella Masís. Hace 5 días

“Hay que aguantar para ver qué me trae el futuro”, mencionó hace menos de un mes el futbolista Ian Smith. Para ese entonces en su cabeza estaba el deseo de regresar a Costa Rica.

¿Qué otro mejor lugar para pasar la pandemia por el nuevo coronavirus que el hogar? Esa decisión la tomaron muchos compatriotas pero para Ian aún no era posible.

El que hasta ayer fuera su equipo, el IFK Norrköping de Suecia, siguió entrenando de manera normal, incluso sin distanciamiento. Tan solo tuvieron algunos días libres y las prácticas se reanudaron para enfrentar el torneo, el cual fue aplazado de abril a junio.

Muy a menudo pensó en regresar, preocupado por las pocas medidas tomadas en el país europeo, donde permanecieron abiertos comercios y restaurante. La mayoría de la población hacía vida normal.

“Cada vez que salgo se siente extraño. Es un ambiente tenso para mí. Acá como que se les quitó el miedo”, dijo en una entrevista a La Nación el pasado 28 de abril.

Por eso es que nuevamente el sentimiento de estar en su hogar regresó. Y finalmente pasó de ser una idea a una realidad.

Alajuelense aprovechó ese momento y se dejó al futbolista que pretendió desde el año anterior, cuando Ian también la pasaba mal.

Para ese momento no había una pandemia pero sí poca oportunidad los partidos de la liga sueca. Smith quiso volver pero los astros no se alinearon.

Ahora es diferente. El interés de la Liga nunca se desvaneció, incluso sabiendo que para este certamen ya no lo puede inscribir, y el guapileño solo quería volver a Costa Rica.

Era tanta su intención de estar en el país, que el gerente deportivo del IFK Norrköping dio a entender que el club pretendía dejárselo, pero fue imposible.

Jens Gustafsson afirmó que durante mucho tiempo el nacional dio señales de querer volver a su casa.

“(...) dada la fuerte voluntad de Ian de volver a casa, sentimos que tenemos que aceptarlo y está bien hacerlo ahora”, comentó.

El futbolista llegó a ese club en 2018, año en que dio el salto a Europa desde el Santos de Guápiles.

Disputó 37 partidos del certamen local y anotó dos goles. Además, participó en diez compromisos de copa.

Contratación para rato. Su nuevo vínculo con los rojinegros es extenso, hasta diciembre de 2023, evidencia de un plan a futuro.

“Es un contrato bastante largo por la edad que tiene, 22 años recién cumplidos, se incorpora para reforzar la banda derecha. Ahí teníamos a jugadores como José Salvatierra, Luis Sequeira, Kenner Gutiérrez se ha podido desempeñar ahí, pero se nos presentó esta oportunidad”, comentó Agustín Lleida, gerente deportivo de los manudos.

La incorporación de Smith pone a José Salvatierra, muchas veces cuestionado, con una competencia directa para el siguiente campeonato, cuando podrá jugar.

Lleida debió aclarar que están felices con el experimentado futbolista y que incluso se reunió con él antes de anunciar a Smith.

“Él sabe cómo es esta parte, es un jugador importante para nosotros, tiene contrato y va a seguir con nosotros, pero veíamos oportuno reforzar esta demarcación y la competición. Está todo bien”, expresó.

La contratación de Smith se gestó desde hace dos meses, según Lleida, pero su anuncio se hizo hasta este jueves porque así lo quiso su anterior equipo.