Esteban Valverde. 9 marzo
Alexis Gamboa en un entrenamiento del Waasland-Beveren, club al que llegó en 2018. Fotografía: Facebook del Waasland-Beveren.
Alexis Gamboa en un entrenamiento del Waasland-Beveren, club al que llegó en 2018. Fotografía: Facebook del Waasland-Beveren.

Alexis Gamboa fue transferido al Waasland-Beveren de la Primera División de Bélgica en mayo del 2018; sin embargo, el nacional ha pasado por un periodo de adaptación desde entonces que ahora rinde frutos.

Gamboa no escondió que al principio de su aventura como legionario todo fue complicado.

El oriundo de Guápiles reveló que tuvo que empezar a acostumbrarse al inglés, también al frío, pero sobre todo a la intensidad de las prácticas, situación que, combinada con el clima, provocaron efectos adversos.

“Lo más difícil fue la intensidad, la respiración se me hizo muy complicada porque era un ritmo muy alto y se combinaba con el frío, es que de verdad aquí nadie regala nada. El idioma fue difícil porque se habla francés, inglés, holandés, el tema de la comunicación fue complicado, pero conforme pasaron los días, el trabajo y el estudio, llegué a la preparación idónea y me he ido metiendo en el equipo”, destacó.

El zaguero todavía no ha debutado de forma profesional; no obstante, asegura que ya ve cerca la oportunidad porque le ha tocado ir al banquillo de suplentes.

El futbolista ahora considera que su crecimiento se nota en su juego, porque piensa la jugada antes de que el balón llegue a sus pies.

“Creo que todo jugador puede mejorar mucho. Pienso que he mejorado la velocidad, la inteligencia para jugar rápido, aquí dos toques son muchos y tal vez eso uno no lo tenía claro. Ahora lo hago”, describió.

Gamboa añadió que su mentalidad fue puesta a prueba, pero él mismo se centró y comprendió que con paciencia y entrega lograría poco a poco adentrarse en el plantel.

El legionario también es enfático en que si recibe un chance no puede dejarlo ir, porque sabe que en Europa las oportunidades no se presentan dos veces.

“Mentalmente hay que ser muy fuerte, pero es parte del sacrificio, solo queda esperar la oportunidad y trabajar de la mejor manera para buscar mi debut y hacerlo, si Dios lo permite, de la mejor manera. Uno como profesional tiene que trabajar para eso, saber que la oportunidad no se puede dejar ir porque después no la dan. Ahora quiero pelear por la titularidad, siempre jugar, para eso tengo que trabajar mucho”, acotó.

Fuera del campo, Alexis ha buscado cómo desarrollar una comunicación más fluida con sus compañeros, por eso apostó por las clases de inglés.

El exsantista va una vez a la semana a clases; sin embargo, ahora comenzará a ir a tres lecciones. Alexis Gamboa se siente adaptado al balompié internacional, empero no esconde que el proceso para acoplarse lleva su tiempo, pero en su caso, se siente listo para jugar.

Al torneo en Bélgica le restan dos jornadas de la fase regular. El Waasland-Beveren peleará por un puesto para las fases previas de la próxima edición de la Liga Europa. En cuanto al torneo local, no tiene opción de luchar por el título.