José Pablo Alfaro Rojas. 29 agosto, 2017
Ricardo Montero expulsó a Jerry Bengtson en el cierre del partido ante Alajuelense.
Ricardo Montero expulsó a Jerry Bengtson en el cierre del partido ante Alajuelense.

No ha sido necesario que el morado Jerry Bengtson le lance una patada a un contrario para convertirse en el futbolista más castigado de la presente campaña. Quien llegó como el fichaje más destacado de Saprissa, acumula seis partidos de sanción en el torneo, pues este martes le impusieron cuatro juegos por ver la roja ante Alajuelense.

Ni siquiera necesitó agredir a un adversario para entrar en la mira del Comité Disciplinario de la Fedefútbol. Fingió una falta dentro del área ante Carmelita, en la primera fecha, que acabó en penal (y luego en la red) y posteriormente insultó y le aplaudió al árbitro Ricardo Montero durante el clásico del domingo.

Ambas jugadas le costaron muy caro al catracho, que acumula un gol y una asistencia en cuatro encuentros, sumado a un buen desempeño en sus funciones tácticas; corre bien a la espalda de los centrales, pivotea y es colaborador en las funciones defensivas.

Por ahora parece ser más impulsivo que agresivo. No es de patear y golpear físicamente, pero sí de aplaudirle al silbatero central cuando considera que cometió una mala decisión.

Su primer clásico fue una pesadilla. Le anularon un gol legítimo en la primera etapa y después salió expulsado. Su gesto irrespetuoso caló profundo en el cuarteto arbitral, que lo señaló en su informe, contrario al timonel morado Carlos Watson, que pese a su evidente reacción, apenas recibió un partido.

En las tomas de televisión no se evidencia qué fue lo que le dijo Bengtson a Montero. Tampoco lo menciona el comunicado de prensa enviado por la Fedefútbol, en el que se señala que "ofendió" al silbatero central y luego le aplaudió, en una señal de burla hacia sus decisiones.

"Por empleo de lenguaje ofensivo en contra del árbitro y aplaudir una decisión arbitral de manera irrespetuosa", menciona un comunicado enviado por la Federación Costarricense de Fútbol, en el que se explica que aplicaron el artículo 34, inciso 1 del reglamento.

Sin embargo, el presidente del Tribunal Disciplinario, Miguel Chacón, dice que dentro de las normas se tipifica que entre más grave sea la ofensa, peor el castigo. En este caso, se le impusieron dos duelos por lo que le dijo al juez central y otros dos por aplaudirle en señal de burla.

Chacón agregó que se complementó lo que decía el informe, con las tomas de televisión.

"Este Tribunal no inventa nada, solo toma lo que dice el informe arbitral, busca la norma y la aplica. Yo no he escuchado nada malo, Saprissa tiene todo el derecho de apelar, ya tomamos la decisión", recalcó Chacón.

Bengtson fue el morado con el castigo más grave del clásico, ya que Watson solo recibió un cotejo de sanción y una multa de ¢75.000. El brasileño Henrique Moura también estará fuera un partido, luego de recibir dos tarjetas amarillas, mientras que el Saprissa deberá pagar una multa de ¢100.000 por recibir cinco medidas arbitrales (expulsión o amonestación) por parte del silbatero.