José Pablo Alfaro Rojas. 7 enero

A veces es odioso comparar, pero resulta inevitable hacerlo. El 3 por 0 de Saprissa sobre Liberia refleja las enormes diferencias entre un club y otro. La S visitó la Pampa con los salarios al día, concentrado desde la noche anterior, reforzado para ser campeón.

Liberia empezó a entrenar hace apenas unos días ante los cinco meses de atrasos salariales que agobian al plantel. Se ahoga en el sótano sin una salida real y con un grupo de jóvenes que corren, sin pensarlo salen a transpirar, a sudar la camiseta, pero no alcanza.

Daniel Colindres celebra la tercera anotación morada junto a Jerry Bengtson. Fotografía: José Cordero
Daniel Colindres celebra la tercera anotación morada junto a Jerry Bengtson. Fotografía: José Cordero

La calidad y el profesionalismo se imponen. Saprissa cumplió con su deber: Ganar y hacerlo bien. Es la responsabilidad que asume un equipo al que le brindan todas las condiciones para aspirar a la corona. Liberia, en cambio, luce tan nublado que apenas en la primera fecha parece tener su destino definido, con un trillo que lleva directo a la Liga de Ascenso.

La radiografía del duelo muestra un primer periodo equilibrado, con la S como dominador, pero sin la profundidad suficiente para romper el cerrojo en los primeros minutos.

Un remate de Michael Barrantes al borde del área grande raspó el poste del arquero Douglas Forvis, que posteriormente se empleó a fondo para repeler dos disparos dentro del área chica.

En el epílogo del primer tiempo, Rafael Núñez le cometió una falta a Jerry Bengtson, que pidió el penal y lo mandó al fondo de los cordeles. La anotación rompió la muralla pampera y al mismo tiempo abrió el camino de la victoria morada.

La anotación tranquilizó a la S para controlar el segundo período sin grandes contratiempos y transformar la victoria en goleada.

Del primer once de Vladimir Quesada resaltó la incorporación de Randy Chirino, acostumbrado a cumplir un rol secundario en el equipo, pero esta vez titular.

Un rendimiento aceptable para el volante ofensivo, quien denota falta de confianza, pero no así de talento. Con más minutos en cancha, probablemente se observe su mejor versión.

Jerry Bengtson anotó la primera anotación morada desde el manchón blanco. En la imagen lo presiona Rafael Núñez. Fotografía: José Cordero
Jerry Bengtson anotó la primera anotación morada desde el manchón blanco. En la imagen lo presiona Rafael Núñez. Fotografía: José Cordero

También se estrenó Michael Barrantes, muy participativo en el toque y en la salida del equipo. Justamente es en esta función donde más gana el Monstruo con el veterano.

Y Luis Hernández, quien cumplió por el carril izquierdo ante la ausencia de Joseph Mora. Es probable que se asome una lucha trepidante para definir quién será el lateral titular.

Después, el funcionamiento no cambió demasiado con respecto al certamen anterior. Daniel Colindres es excesivamente influyente dentro de la propuesta de todo aquel que asuma el mando del club. Por los pies del volante ofensivo pasan la mayoría de los embates morados.

En el segundo periodo, Colindres se encargó de anotar un golazo, después de rematar de primera intención fuera del área y mandar el balón al ángulo, al 70'. Fue el tercero.

Unos minutos atrás, Henrique Moura aprovechó el despiste de la zaga liberiana y liquidó el duelo con un cabezazo fuerte y colocado, imposible para Forvis. Se jugaba el minuto 61' y el partido ya estaba resuelto. La respuesta guanacasteca fue demasiado ligera. Insuficiente.

El 3 por 0 denota la radical diferencia entre un club y otro, aun cuando el talento está ahí, en los pies del juvenil Jecsy Jarquín, que mejor acompañado podría hacer más diferencia.

Liberia: Douglas Forvis, Alonso Arias, Rafael Núñez, Christian Reyes, Jorge Espinoza, Félix Montoya, Francisco Flores, Kenneth García, Yecsy Jarquín, Carlos Ochoa, Javier Camareno.

Cambios: Adrián Villarreal (Camareno, al 63'), Rodolfo Montiel (Ochoa, al 71') y Daniel Vargas (Jarquín, al 82').

Saprissa: Aarón Cruz, Heiner Mora, Luis Hernández, Henrique Moura, Jaikel Medina, Michael Barrantes, Marvin Angulo, Randy Chirino, Daniel Colindres, David Ramírez, Jerry Bengtson.

Cambios: Mariano Torres (Chirino, al 62'), Luis Pérez (Colindres, al 73'), Christian Martínez (Barrantes, al 79').