Rodolfo Martín, Steven Oviedo. 20 agosto
Carlos Pascal ha sido el administrador de Limón FC en los últimos años. FOTO: Archivo.
Carlos Pascal ha sido el administrador de Limón FC en los últimos años. FOTO: Archivo.

El dueño de la franquicia de Limón FC, Carlos Pascal, volvió a aparecer para tomar las riendas, por lo menos de momento, del equipo limonense y tratar de solucionar los problemas administrativos del club.

Pascal, junto a Kurt Bernard, Reynaldo Parks y el abogado Juan José Picado se reunieron este martes en horas de la noche en el Estadio Juan Gobán, con el antiguo administrador del club Denis Viveros.

El propio Viveros confirmó que les presentó una propuesta para asumir nuevamente la administración del club, pero que fue desechada por Pascal y compañía.

“Don Carlos Pascal es el hombre más estúpido de este mundo. Le devolvió el equipo a Reynaldo Parks y Kurt Bernard. Van a hacer un préstamo a ver si la Federación les ayuda o Repretel para venir a pagar”, detalló Viveros a La Nación.

Viveros tenía la idea de comandar nuevamente a los limonenses y llevaba una propuesta ambiciosa en la parte económica, pero al ser rechazada exige que se le devuelvan, a más tardar este viernes, los ¢400 millones que asegura le adeudan

“Poner al día todo, esa fue la orden que me dieron los orientales (los empresarios asiáticos desconocidos públicamente en Costa Rica que están detrás de su gestión): ‘vamos a ayudarle al equipo, pagarle a los jugadores. Vamos a invertir en la cancha’. Pero llegó don Carlos a decir que ellos se van a encargar”, añadió Viveros, quien salió muy molesto de la reunión.

En la reunión estuvieron presentes los jugadores Dexter Lewis, Alexander Espinoza, Kareem McLean y Edder Nelson, quienes en principio estarían de acuerdo de regresar a las prácticas de cara al partido de este domingo.

No obstante, esta situación no está en firme, debido a que los futbolistas tienen que consultar con sus compañeros de equipo para tomar una decisión final y así deponer la huelga.

Además, Carlos Pascal se reunirá este miércoles en San José con Jorge Castillo, actual administrador, con el objetivo de aclarar si está en capacidad de asumir los acuerdos que llegaron para que él dirigiera al equipo limonense.

Castillo no está cumpliendo con los acuerdos con Carlos Pascal al tener salarios atrasados con los jugadores y no pagar los gastos administrativos y de servicios como el agua y la luz en el Estadio Juan Gobán.

La intención de Carlos Pascal no es quedarse al frente del equipo caribeño, pero buscaría una alternativa para que alguien lo maneje.