Daniel Jiménez. 15 julio, 2016
El volante de Saprissa Randy Chirino (der.) deja en el camino a Sebatián Blanco de San Lorenzo.
El volante de Saprissa Randy Chirino (der.) deja en el camino a Sebatián Blanco de San Lorenzo.

El año pasado, mientras Randy Chirino iba en un bus de San José hacia San Carlos, pensaba en cómo sería la vida de un jugador de la Primera División del Saprissa. Se preguntaba cómo era el camerino, cómo era la sensación de jugar en el estadio Ricardo Saprissa y si algún día podría cumplir su sueño.

Eso sucedió antes del torneo Esperanzas de Toulón, efectuado del 27 de mayo al 7 de junio del año anterior, del que Chirino fue parte, cuando aún jugaba con los Toros del Norte.

Más de un año después de esos viajes en autobús de dos horas y 30 minutos para regresar a su casa, luego de tres o cuatro entrenamientos a la semana, el jugador comienza a cumplir su sueño: ser jugador del Monstruo.

A sus 20 años, Chirino hace sus primeras armas en la S. El técnico Carlos Watson lo ascendió al primer equipo luego del anuncio del cierre de Generación Saprissa, club que la institución tenía en la segunda categoría.

El futbolista se ganó un campo en la pretemporada, incluso anotó un tanto frente a Liberia y dejó una buena imagen durante los 45 minutos que jugó frente a San Lorenzo el domingo pasado.

Por ese motivo es que el jugador se metió en el once estelar de la S de cara al inicio del campeonato ante San Carlos, sus antiguos compañeros, este sábado a las 8 p. m. en el Estadio Nacional.

Randy Chirino festeja con Ulises Segura (30) su primer gol con el Saprissa.
Randy Chirino festeja con Ulises Segura (30) su primer gol con el Saprissa.

Chirino se considera una persona tranquila y a pesar de su corta edad ya es ejemplo para los tres muchachos de divisiones menores que viven con él en Belén.

"Yo vivo junto a dos compañeros del alto rendimiento y uno de la Sub-17, la verdad es que todos nos llevamos muy bien. Nos toca hacer las labores de hogar y todo eso nos ayuda a adquirir madurez. Todo en la vida tiene un costo, pero yo no veo tanto eso, prefiero esforzarme al máximo", comentó Chirino.

El jugador de perfil ofensivo tiene sus pies en la tierra, sabe que a pesar de vivir un buen momento previo al inicio del torneo debe demostrarlo en la cancha, pues la competencia no es nada fácil con Mariano Torres, Diego Calvo, Marvin Angulo y Juan Bustos Golobio.

"Se me ha dado la pretemporada como quería, ha sido fuerte e intensa. Estoy muy feliz por el momento que estoy pasando, me siento muy bien con mis compañeros en el camerino. Reconozco que no será fácil ganarme un puesto porque la competencia de todos es muy fuerte", agregó.

En su carrera, Randy tiene un momento que jamás olvidará: "Me acuerdo cuando estaba en la selección preolímpica y me venía a San José a las 4 a. m. para estar puntual en el entrenamiento y luego irme en bus para allá. Eso me marcó porque me enseñó a ser disciplinado".

Y agregó: "En ese momento estaba muy enfocado en estar en el campeonato de Esperanzas de Toulón, pero cuando me iba de regreso siempre imaginaba cómo era todo siendo jugador de Saprissa. Ahora ya lo estoy empezando a vivir y quiero ir poco a poco".

Randy Chirino ya empieza a sentir el calor de la adición de Saprissa.
Randy Chirino ya empieza a sentir el calor de la adición de Saprissa.

La promesa morada afirma que el técnico Carlos Watson le pide que cumpla funciones ofensivas, pero también que no descuide su labor de defender en bloque.

"Me dice que cumpla con trabajo defensivo, que le gusta mi juego, que está feliz conmigo. Que la competencia es difícil, pero que tengo que dar mi máximo para ser tomado en cuenta", concluyó el jugador.

Por su parte, Watson se muestra satisfecho con las primeras armas de Chirino en el primer equipo. Asegura que lo vio jugar el torneo pasado en la Segunda División y por eso hoy lo tiene en la planilla.

"Era el goleador de nuestra desaparecida Segunda División, lo vi jugar en cuatro o cinco oportunidades, me gustó lo que él hizo y gracias a eso está con nosotros", explicó.

Otro detalle que comentó Watson es que le cambió la posición a Chirino para poder aprovecharlo y poder seguir tomándolo en cuenta en sus planes.

"Le cambié su posición y sé que no voy a fallar al utilizarlo más de sorpresa en el medio campo, no lo voy a tener tanto de punta. En la ofensiva tendría más competencia y sería más presagiable su juego, lo vamos a utilizar de tal manera que cuando arranque se potencie más", anunció Watson.