Cristian Brenes. 9 julio

El conjunto brumoso aún no es autosuficiente a nivel económico. El peso del equipo lo lleva el grupo inversor Cartaginés 1906, principalmente Leonardo Vargas, según el presidente de los blanquiazules. Eso sí, el jerarca espera que para junio del 2021 el panorama cambien y se encuentre la estabilidad.

En dos años los centenarios saldrán de la mayoría de sus deudas y esto liberará sus finanzas. Sin embargo, Vargas advierte que los próximos dos años serán complejos, ya que hay una percepción de que en el club sobra el dinero y esto dificulta conseguir patrocinadores.

Pese a esto, defiende que tienen la tercera o cuarta mejor planilla del país y recalca que tiene todo presupuestado. De igual forma, de darse resultados positivos en lo deportivo todo lo que planea se adelantaría.

¿Cuál es la situación real del equipo en la actualidad?

La estabilidad la damos a partir del grupo Cartaginés 1906, que pasa mucho por el aporte de Leonardo Vargas y sus empresas. Nosotros no tenemos problemas de atrasos, todo lo que tiene que ver con planillas está al día, lo mismo con los compromisos de pago que adquirimos y la seguridad social.

”El club está bien, pero necesitamos la ayuda de patrocinadores y que se acerque gente que quiera apoyarnos. Este proyecto es serio, ofrezco mucho trabajo y le exijo lo mismo a la gente que está conmigo. Los resultados deportivos son importantísimos, pero no dependen de nosotros, en nuestra área intentamos hacer lo mejor, de acuerdo a nuestras posibilidades económicas y capacidad administrativa”.

Leonardo Vargas Monge es arquitecto de profesión, tiene una empresa de construcción desde hace 34 años y asumió como presidente de Cartaginés el 30 de mayo, en lugar de Adrián Jiménez. Fotografía: cortesía Robert Vindas.
Leonardo Vargas Monge es arquitecto de profesión, tiene una empresa de construcción desde hace 34 años y asumió como presidente de Cartaginés el 30 de mayo, en lugar de Adrián Jiménez. Fotografía: cortesía Robert Vindas.

En algún momento se pensó que a Cartaginés llegaron inversionistas de mucho dinero y sobraba la plata. ¿Siente que ese percepción se mantiene, pese a que recalcó que no es así?

Todavía no hemos podido quitar esta percepción, la gente sigue pensando así. Sé que Cartaginés no va a sufrir en el próximo semestre, ese es mi compromiso como presidente. Seguiré manteniendo y llevando al club de la mejor manera en lo financiero, pero mi esfuerzo no puede ser eterno.

”El capital de Cartaginés 1906 no es lo que nosotros pensábamos. Mucha gente que nos iba a apoyar ya no está en el club o al final ni se acercó. No critico esto, pero uno se motivó a venir a este proyecto cuando escuchaba las promesas; sin embargo, con el pasar del tiempo uno se fue quedando más solo y ahora yo veo al club casi en un 80%. Cuento con el apoyo de Alberto Jara y Adrián Jiménez, pero muy poco”.

¿Cuándo estará estable Cartaginés?

Cartaginés estará estable en el 2021, siguiendo el esquema en el que estamos. Sé que en ese momento las cosas van a cambiar para el club, porque dejaremos de estar atados a malas negociaciones y saldríamos de un 80% o 90% de las deudas que tenía el equipo anteriormente. Sin embargo, es un esfuerzo que debemos hacer y aún nos quedan dos años. Mientras esté acá, mi promesa es que Cartaginés llegará estable al 2021 y ahí tomaremos decisiones.

¿Tuvo que ordenar mucho a nivel financiero?

Desde que llegué lo primero que hice fue meter al club en un presupuesto, para tener certeza de lo que se necesitaba. Ahorita tengo presupuestado a Cartaginés hasta junio del 2021, porque será una fecha importante para este equipo en lo administrativo y financiero. Si no logramos la consolidación antes, en esa fecha tendremos mejores oportunidades de hacerlo.

”Serán dos años muy duros, pero tengo todo analizado y sé hasta donde puedo llegar. No voy a volver a meter a Cartaginés en problemas financieros, me quedo donde estoy. Sin embargo, trataré de hacer crecer al equipo antes, esto con la ayuda de la parte deportiva y los nuevos patrocinadores. De momento lo que ofrezco es sostener al club, tener una buena planilla y competir en todos los campeonatos, porque tampoco es que renunciamos a esto.

”Esta planilla está muy cerca de ser la tercera o cuarta mejor de Costa Rica, no es barata y tampoco es que bajamos costos. Eso sí, ahí nos vamos a quedar, porque más sería poner en riesgo las finanzas del club y generaría perder lo que hemos avanzado en este tema”.

Habla de que son la tercera o cuarta mejor planilla del país. ¿Cuánto cuesta este plantel de Cartaginés mensualmente?

Esto me lo reservo, pero por lo que he averiguado no estamos tan largo de los otros tradicionales. El futuro es que el equipo crezca y así tener una mejor planilla. Eso sí, estoy muy contento con la gente que tengo, no hay un solo jugador del que no esté convencido, porque hicimos los cambios que consideramos mejores para el club.

”En este torneo no permitimos que nos quitaran jugadores, luchamos por los que queríamos. Un claro ejemplo es el de Marcel Hernández, de quien se dijeron muchas cosas y sigue acá. Hicimos el esfuerzo por mantenerlo, pese a las necesidades del club, y así fue con todos”.

Señaló que el club no es autosuficiente. ¿Cómo está el tema de patrocinadores?

Va mejorando y nos hemos movido. Buscamos a una muchacha que nos ayudara en mercadeo y hay gente allegada al club, un grupo de cerca de 20 personas que se han movido para hablar con la mayoría de posibles patrocinadores. Hemos crecido y hoy en día el Cartaginés está más cerca de encontrar el balance que necesita.

¿Los tres patrocinadores que presentaron mejoraron significativamente los ingresos?

Básicamente lo que se ha dado son intercambios muy buenos y favorables con TCBY y Arroz y Frijoles Don Pedro, mientras que con Subway sí hay un ingreso en efectivo al club. Hay varias negociaciones, pero no se han consolidado y esperamos cerrarlas antes del inicio del torneo.

En temas de remodelaciones: ¿cuándo estará listo el comedor para la Primera División y ligas menores?

Creo que entre jueves y viernes estará listo. Vamos a ir invirtiendo poco a poco en el estadio, porque debemos cuidarlo. Se irán remodelando cosas, dentro de nuestras posibilidades; ya se está invirtiendo en las boleterías, los ingresos a sol y eliminando unas barreras que estorbaban. La inversión en esto ronda los ¢12 millones y es para uso de todo el club.

”El comedor es un espacio para 36 personas, estará equipado con cocina y demás requerimientos, para que ahí se puedan preparar los alimentos. Tenemos un grupo de apoyo que colabora muchísimo y hasta tienen cocineras; ellos son un gran soporte”.

Cuentan con una cancha de entrenamientos en la Big Cola. ¿Cómo funciona esto?

Es un tema que se las trae, ya está funcionando, pero como tiene características muy similares a las del Fello Meza es un poco delicada. Estamos valorando, porque usarla no ha sido fácil y el mantenimiento es oneroso. Tenemos la colaboración de Big Cola, que nos ha ayudado bastante, pero igual hay que valorar todas estas situaciones. Ando trabajando con otras posibilidades, para solucionarle al Cartaginés toda esta parte.

¿La salida de Néstor Monge ya está confirmada?

Néstor se queda en México, se le dio la posibilidad en un equipo de la Segunda División de allá. No se dio una negociación con nosotros, pero aunque estaba en nuestra planilla íbamos a buscar cómo acomodarlo en otro club. A Cartaginés le conviene lo que hicimos, pese a no recibir ingresos por él, y al jugador también.