Cristian Brenes. 22 julio, 2016

Anthony Vargas, portero de Belén, se retira del fútbol por una afección en el corazón, confirmó este viernes el club mediante una conferencia de prensa.

El arquero de 23 años corre un riesgo alto de tener una muerta súbita, por lo que se le recomendó dejar de practicar este deporte.

El diagnóstico de Vargas reveló que tiene una patología llamada miocardiopatia hipertrófica, según explicó el doctor belemita, Jeffrey Jácamo.

(Video) Portero de Belén se retira del fútbol por riesgo de muerte súbita

"Se realizaron pruebas médicas, entre ellas un electrocardiograma y se detectaron algunas alteraciones por lo que se le hizo la consulta a un cardiólogo y nos sugerió realizar el ecocardiografía, donde se nota un aumento en el grosor de las paredes del músculo cardiaco", detalló Jácamo.

El galeno aseguró que junto a cuatro especialistas cardiólogos se llegó a la conclusión de que existe un riesgo de que pueda sufrir una muerte súbita cardiaca, debido a este mal.

Anthony tiene poco más de tres años de jugar en Primera División, todos con Belén FC.

(Video) Portero de Belén se retira del fútbol por riesgo de muerte súbita

El arquero se mostró tranquilo luego de conocer el resultado de los exámenes, aunque admitió que en primera instancia el impacto fue "muy fuerte".

Explicación del problema cardíaco de Anthony Vargas:

Anthony Vargas: 'Por un lado está el fútbol, pero la vida es lo más importante'

¿Cómo asume esto que le pasa a sus 23 años?

Con mucha tranquilidad. Estaba esperando cualquiera de las dos respuestas y la que se diera iba a ser positiva. En caso de que me hubieran autorizado a seguir jugando lo iba a hacer con toda la pasión, porque es lo que amo, y si no, estaba muy tranquilo porque el detectarlo a tiempo era muy bueno para mi persona. Me duele, porque es lo que siempre había hecho y de lo que vivía, pero me toca acostumbrarme a lo que viene.

Patología pone fin a carrera de portero belemita
Patología pone fin a carrera de portero belemita

¿Qué es lo primero que se le viene a la cabeza en el momento en que le comunican que no puede seguir jugando por el riesgo que corre su vida?

En el momento que me lo dicen es un impacto muy fuerte. Fue algo muy duro y no sabía cómo reaccionar. Preferí no hablar en el momento, pero después había que entrar en confianza con el equipo, digerirlo rápido y asumirlo. Sin embargo, me siento muy contento con la parte médica porque se detectó a tiempo y puedo seguir, porque la vida es lo más importante que hay.

¿Qué viene ahora en su vida?

Hay varios opciones a realizar, pero después los voy a comunicar y se darán cuenta. Estoy estudiando, llevo varios cursos y también tengo otros proyectos de trabajo más concretos, así que todo lo estamos manejando muy bien.

¿La situación lo toma por sorpresa o anteriormente había sentido alguna dolencia?

Nunca tuve dolencias y tampoco nunca antes me habían diagnosticado nada, así que me toma por sorpresa, pero estoy preparado para asumirlo. Agradezco la ayuda de los doctores y gracias a Dios me pudieron detectar este problema.

En cuanto a rendimiento físico, ¿cómo se sentía?

Me sentía bastante bien y creía que iba evolucionando de forma positiva en la condición física. Realmente me sentía muy bien y nunca pensé que me iban a diagnosticar algo.

Se le ve tranquilo. ¿Cómo hace para asimilar esto?

Es algo muy fuerte, pero hay que saberlo digerir y saber llevarlo. Hay que ver las dos caras de la moneda porque por un lado está el fútbol, pero la vida es lo más importante. La vida es lo más importante y sé lo que significa para mis familiares que yo esté bien. Esa es la fuerza y las bases que tengo para salir adelante, al igual que la fe en Dios.

¿Qué le han dicho los compañeros y otros jugadores que también pasaron por esto?

No he hablado con exjugadores que pasaron por esto. Sin embargo, sí conversé con José Carlos Chan, quien fue operado del corazón y pudo seguir jugado. Recibí las llamadas de muchas personas y les agradezco a ellos, a mis compañeros, amigos y familiares por el apoyo.

¿Cómo reaccionó su familia y qué le dicen?

Mi familia es fundamental para seguir adelante. Mi mamá y mi papá lo asumieron con mucha madurez. Ellos se preocupan más por mi salud y no tanto por lo que pase en el fútbol. Ellos son los que me dan la fuerza.

¿Cómo fue el momento en el que le comunicó la decisión a sus compañeros?

Fue complicado hablar con ellos. También es difícil alejarme de las canchas y de ellos, porque más que compañeros son hermanos los que tenía en el camerino. Sin embargo, hablé con ellos para que lo tomaran de la forma más tranquila posible y todo listo. Ahora solo queda entregarme a Dios.

¿Ya habló con Belén para conocer lo que pasará con su situación contractual?

Con Belén aquí sigo. Voy a estar a la par de ellos y más adelante se dará algo más concreto. Hablaré con el cuerpo técnico y la parte administrativa para arreglar algunos asuntos, pero todo lo del contrato sigue en pie.

¿Se ve de preparador de porteros?

Tal vez más adelante, pero de momento tengo otras cosas en la cabeza. Aunque tengo facilidad para eso.