Fanny Tayver Marín. 20 septiembre
La familia de Alex López se declara 100% liguista. Ellos influyeron para que el jugador decidiera renovar su contrato con los manudos. Fotografía: Cortesía
La familia de Alex López se declara 100% liguista. Ellos influyeron para que el jugador decidiera renovar su contrato con los manudos. Fotografía: Cortesía

Desde su casa en el residencial Palma Real, en Tegucigalpa, don Rigoberto López y doña Mineth Rodríguez cuentan que sintieron una gran alegría al enterarse de que su hijo Alex acató sus consejos y renovó su contrato con Liga Deportiva Alajuelense.

Muchas veces, ellos le hicieron la recomendación de que se mantuviera en la Liga y aunque fue una decisión propia del jugador, reconocen que influyeron para que el catracho firmara hasta junio del 2021 con los erizos.

“Eso es cierto, por la distancia y porque sé que la afición de Alajuelense lo quiere mucho. He tenido la oportunidad de estar en Costa Rica y siento el carisma de las personas allá, la amabilidad y todo. Yo lo siento como en casa”, mencionó doña Mineth.

Mientras que don Rigoberto señaló que ellos son testigos de la buena aceptación que tiene su hijo en un club del que le quedó una impresión muy grata desde el momento en el que Alex llegó a suelo tico la primera vez.

“Esas cosas casi no se dan, que un presidente de un equipo tenga la oportunidad de poder dialogar con los padres de los jugadores y en ese momento, él (Fernando Ocampo) muy gentilmente bajó a saludarnos y eso fue un tremendo detalle”, mencionó el papá de Alex.

Doña Mineth Rodríguez es la mamá de Alex, Derick y Brayam son sus hermanos y don Rigoberto López es su papá. Con ellos posa Kathleem, la hija del futbolista. Fotografía: Cortesía
Doña Mineth Rodríguez es la mamá de Alex, Derick y Brayam son sus hermanos y don Rigoberto López es su papá. Con ellos posa Kathleem, la hija del futbolista. Fotografía: Cortesía

Contó que aunque al volante le han salido oportunidades de marcharse al Oriente, ellos prefieren tenerlo cerca, porque cuando jugó en Arabia Saudí duraron siete meses sin verlo.

“Costa Rica es bastante cerca y en cualquier momento cualquiera de mis otros dos hijos (Brayam y Derick) van a visitarlo cuando tienen vacaciones, igual nosotros, cuando tenemos vacaciones prolongadas podemos ir”, citó.

En eso coincidió doña Mineth: “Él me conoce, conoce mi rostro y cuando se fue para Arabia me dejó como en un estado de shock. Se estaba despidiendo de mí y yo agachada, no le miraba los ojos y la distancia para una madre es duro”.

Y agregó: “Yo sé que está en Costa Rica y que aquí cerca tengo Ticabus, yo me subo a un bus y me voy a la hora que yo lo decida, mientras que para Arabia no es así, o China, o un lugar lejísimos; eso me da ansiedad”.

Otra cosa importante para ellos es saber que la hija de Alex (Kathleem) y su esposa (Alexandra Carvajal) se sienten a gusto en el país.

La familia de Alex López es completamente futbolera. Fotografía: Cortesía
La familia de Alex López es completamente futbolera. Fotografía: Cortesía

“La niña está muy adaptada a sus compañeritos, con sus amigos y nosotros le decimos ‘ya parecés tica’, porque tiene el acento, en algunas cositas que nos dice nosotros la notamos con el cantadito, como decimos nosotros (ríe...) y Kathleem está en un país seguro”.

Doña Mineth contó que cuando estaba en primaria siempre decía que quería conocer Costa Rica.

“Hablaban mucho de su cultura, me gustaba su bandera, algo bonito y Dios me concedió el deseo, porque es un país que le da apoyo a la educación y no a los militares. En nuestro país es lo contrario, entonces me siento bien de que ellos estén ahí. He ido a los estadios y me siento feliz de que Alex esté en Alajuelense”, acotó.

Familia futbolera

De los tres hijos de ellos, a dos les gustó el fútbol.

“Alex y Brayam tienen año y medio de diferencia en edad y entonces íbamos a diario a las canchas. Tener a un ‘10’ pesa bastante y escuchar comentarios que es muy bueno, que es aquí y que es allá, pero al mismo tiempo sentir que la gente quiere como que solamente es un jugador, que el equipo se tiene que mover por equis jugador y si pierden la culpa es de ese creativo que no hizo que los balones llegaran a tiempo o cuestiones así, es estresante”, dijo la mamá de Alex.

Ella está acostumbrada al ambiente del fútbol. “Se escuchan comentarios, cuando son negativos duelen, pero cuando son positivos uno se siente un pavo real y sí, son momentos difíciles, porque si el jugador está en su mejor momento de repente es una posición de la que no están pendientes pocas personas, sino que son miles de personas y es ahí ese debate”.

De un tiempo para acá, ella optó por no estar pendiente de los comentarios y disfrutar más los juegos para controlar las emociones.

Alex López junto a sus hermanos Derick y Brayam. Fotografía: Cortesía
Alex López junto a sus hermanos Derick y Brayam. Fotografía: Cortesía

“De repente estoy sentada, parada, agachada, tirada en el piso, diciéndoles algo, gritando pasala penal, dale y todos se me quedan viendo cuando estamos en familia. Mis otros hijos me dicen: ‘¡Mami!... cálmese’ y en esos tiros que él hace, cuando le va a pegar como que siento cuando va a ser gol y lo grito antes de que la pelota ha entrado”, expresó.

“Me pongo a gritar, antes de que empiece el partido igual, me pongo a bendecir, a decirle al Señor que me lo cubra, que me lo proteja de cualquier golpe y que le dé la sabiduría para enfrentar el partido. Vengo de una familia que es amante al fútbol y yo me pongo ahí como si estuviera en el estadio en ese momento."

“Estar cerca es una de las prioridades que me decía mi mamá y me decía: ‘¿cuándo vas a firmar, cuándo vas a firmar?... Porque si te vas a un país muy largo a mí me da miedo subirme a un avión’, pero al final se toma una decisión pensando en el futuro", Alex López.
‘Somos bastante liguistas’

A doña Mineth aún le da risa pensar en la primera vez que toda la familia viajó a Costa Rica para ver a Alex jugar con Alajuelense.

“Estábamos todos esperando después del partido y todos andábamos con la camiseta 11 que él usaba. Estaban mis otros dos hijos, mi nuera, Kathleem, mi esposo, un amigo de Alex de Costa Rica que se llama Juan, estaban otros niños y los compañeros le mandaron un mensaje por WhatsApp y le pusieron que ya sabían por qué no habían camisetas y nosotros nos reímos”.

Cuando Alajuelense juega en Honduras, la familia de Alex López siempre va bien identificada con la camisa de la Liga. Foto: Cortesía
Cuando Alajuelense juega en Honduras, la familia de Alex López siempre va bien identificada con la camisa de la Liga. Foto: Cortesía

Algo similar ocurrió las dos veces que la Liga ha ido a la tierra natal de Alex durante pretemporada.

“Cuando han venido a jugar aquí en Honduras piensan que es barra que viene de Costa Rica y es mi familia que estamos ahí, todos con la camiseta. La verdad que sí somos bastante liguistas. Ahora ya no estamos tan pendientes de la liga nacional de aquí. Si hay un partido de repente lo miramos, pero de la Liga siempre estamos pendientes. Aparte de nosotros como familia, aquí hay bastantes seguidores de Alajuelense”, relató.

‘Alex era un tipo brillante como estudiante’

Doña Mineth y don Rigoberto son docentes y ellos consideran que eso ha influido para que a sus tres hijos les gustara estudiar.

“Alex creció un una cuna de una familia a la que le ha gustado el estudio, Brayam es Ingeniero Civil con su propia maestría, el otro está sacando Ingeniería Industrial y Alex era un tipo brillante como estudiante, pero en la vida uno solamente tiene que aconsejar a los hijos y si él escogió la carrera del fútbol, pues siempre tratamos de aconsejarlo”, mencionó el papá del futbolista.

Mientras que doña Mineth recordó que como el jugador empezó a estudiar a los 5 años, a los 15 ya tenía su título, pero que aún le falta la universidad.

(Video) Las impresiones de Alex López al renovar con Alajuelense

“Al estar en la Liga yo también le digo que puede tener espacios, ya sea estudiar a distancia o que busque la manera de entrar a alguna universidad”.

Mientras que Brayam ya es ingeniero civil y a sus casi 18 años Derick está muy adelantado en sus estudios de Ingeniería Industrial, en Alajuelense le dicen a Alex que es el ingeniero del fútbol liguista, algo que a sus familiares les da gracia, porque eso es lo que quería estudiar el jugador.

“Nos causa emoción cuando le dicen el ingeniero, el constructor de la jugada. Nos gusta mucho como de repente le dan esos conceptos, empezamos a reírnos y a decirle a él que ahora es ingeniero. Ahí está él, haciéndole esas líneas a sus compañeros para poder llegar ese balón a la meta”, finalizó doña Mineth.