Daniel Jiménez, Cristian Brenes. 28 enero, 2017
Michael Barrantes junto al presidente de Cartaginés Luis Fernando Vargas y el vicepresidente Federico Castillo
Michael Barrantes junto al presidente de Cartaginés Luis Fernando Vargas y el vicepresidente Federico Castillo

El volante Michael Barrantes fortalecerá el medio campo del Cartaginés, luego de que este sábado el jugador y el club llegaron a un acuerdo. El futbolista llega por un torneo con opción a otro, indicó Federico Castillo, vicepresidente brumoso.

Barrantes se encontraba sin equipo y negoció como agente libre. Eso fue vital para que en cuestión de horas llegara a un satisfactorio vínculo contractual con el club blanquiazul.

¿Cómo toma su regreso al fútbol costarricense?

Estoy muy agradecido y muy contento por la oportunidad que tengo de volver al fútbol de mi país, ya tenía ese deseo de regresar. Estoy contento porque me abren las puertas y espero en Dios que pueda cumplir con mis expectativas y mis objetivos, así como los que tiene el club.

¿Qué análisis hace del Cartaginés? ¿Ya lo ha visto jugar?

Me gusta el fútbol, he visto que tiene un buen conjunto, buenos jugadores y poseen individualidades. Ojalá que pueda aportar mi granito de arena para sumar. Me toca adaptarme a las condiciones y a la idea de juego.

¿Cuánto puede aportar al equipo debido a su experiencia?

Yo espero que mucho, como le dije ahora al presidente, Luis Fernando Vargas, yo solo es muy difícil que llegue a dar el título, esto debe ser un trabajo en equipo conformado con cuerpo técnico, dirigencia y afición. Llego a aportar lo mejor de mí. Espero acoplarme rápido.

¿Siente que puede aprender de esta nueva aventura?

Uno nunca deja de aprender, hay conocimiento que le dan a uno los jóvenes y también los otros de experiencia. Yo quiero dar todo de mí y con el equipo para hacer un Cartaginés regular, que estoy seguro que es lo que la gente quiere.

¿Cuándo podría jugar?

Espero estar listo lo más rápido posible; he hablado con Jeaustin Campos y voy a ser sincero. No es lo mismo entrenar por aparte que con la intensidad del grupo. Quiero estar con ritmo de entrenamiento lo más rápido posible. De nada gana uno intentar entrenar fuerte luego de un parón muy largo porque se puede lesionar. Hay que trabajar intensamente y de manera inteligente.

¿Cómo asume el reto de llegar a un club que tiene muchos años de no ser campeón?

Es una motivación extra, en este momento no quiero meterme el título en mi cabeza, hay que ir partido a partido; entre más ganemos, más cerca estamos de ese objetivo. Mi mentalidad es estar aquí, aportar mi granito de arena y trabajar, siempre con ese objetivo a larga distancia. Quiero que quede claro que vamos paso a paso, estoy pensando en ayudar para el ansiado título.

¿Cómo encontró el país luego de vivir siete años en el exterior?

Uno ve muchos cambios, unos positivos, otros no tanto y algunos totalmente negativos, son cosas que pasan, así es la vida y hay que seguir para delante, cuando uno se topa de todo. Con respecto al país, se ve una realidad complicada.