Fanny Tayver Marín. 16 enero
Mauricio Vargas podría ser el arquero de la Liga que juegue el domingo contra Herediano. Fotografía: Rafael Pacheco
Mauricio Vargas podría ser el arquero de la Liga que juegue el domingo contra Herediano. Fotografía: Rafael Pacheco

Mauricio Vargas casi ni tuvo tiempo de calentar. Al sarchiseño le tocó ingresar al terreno de juego cuatro minutos después de que Adonis Pineda recibió el tercer tanto de Pérez Zeledón, en San Isidro de El General, una acción en la que el arquero de 22 años no logró sobreponerse al doble golpe, físico y mental.

Después de eso, no hubo más anotaciones, en un partido que terminó con triunfo (3-1) para los generaleños, que aumentó las dudas y disparó las fuertes críticas para la portería de Liga Deportiva Alajuelense.

“Uno nunca quiere que cuando le toca jugar sea porque un compañero se lesiona, pero hay que estar listo y ese fue el caso”, expresó Vargas en la sala de prensa del Estadio Municipal de Pérez Zeledón.

La Nación le preguntó cómo es sentir que los ojos de todos están encima de la portería de la Liga y respondió: “Qué te diré, en Alajuelense todos estamos en la mira, sea portero, sea defensa, mediocampista, todo mundo, inclusive el área administrativa, al final es Alajuelense, somos un club grande, el más grande del país y al final siempre va a pasar”.

En cuanto a su colega y amigo Adonis, Vargas reseñó: “Lo veo trabajando bien, la competencia es fuerte, somos un grupo de porteros bastante unidos, nos conocemos, al final nos apoyamos y nos exigimos entre nosotros y siempre cada uno busca ser el que juegue. Al final, tenemos que trabajar para aportarle a Alajuelense en este caso”.

Y agregó: “En mi persona no le deseo el mal a nadie, al final sabemos que es fútbol, por circunstancias se puede dar lo que pasó este miércoles. De igual manera en el pasado se me ha dado una oportunidad, por una lesión o una expulsión durante un partido. Al final, uno se esfuerza para que la decisión sea tomada más por virtud de uno que por un tipo de situación de esas”.

Al consultársele si cabe la posibilidad de que tanto Adonis, como él, el arquero del alto rendimiento Johnny Álvarez y el propio preparador de porteros Wardy Alfaro le digan a la dirigencia que no contraten a nadie porque ellos pueden asumir el desafío, indicó: “Yo me dedico a trabajar, la pregunta está un poco rara, la verdad, es un aspecto que no me toca a mí. A mí lo que me toca es meterle día con día y si se me la oportunidad, hacerlo de la mejor manera para sacar adelante a Alajuelense”.

La Liga tampoco tiene mucho margen de maniobra, porque a diferencia del torneo anterior, en este semestre imperan las semanas cortas y el domingo, a las 4 p. m., los rojinegros recibirán a Herediano.

En Pérez Zeledón, el técnico Andrés Carevic dijo que debe esperar el parte médico para saber qué es lo que tiene Adonis y el mismo Mauricio Vargas dijo que aún ni siquiera pensaba en quién atajará contra los rojiamarillos.

“Es un poco precipitado pensar en quién va a jugar, yo me dedico a trabajar. Este jueves iré a trabajar fuerte y al final va a ser decisión del profesor Andrés”, acotó Vargas.