Amado Hidalgo, Antonio Alfaro. 6 abril

Lajaf S. A., la sociedad que giró dos cheques para el pago parcial de las acciones de Fuerza Griega, no parece ser una simple sociedad familiar, aunque sus directivos son Jafet Soto, sus familiares cercanos, así como su amigo Pablo Campos Araya.

Según copia de los cheques en poder de La Nación, dos por $10.000 y $2.000 fueron girados el 19 de octubre y 22 de noviembre del 2019 a favor de Cristian González González, el accionista de Fuerza Griega que vendió sus acciones, según declaró al periódico, a Soto. Ambos son de la cuenta CR91015100410026010066 de Lajaf S.A.

Esa fecha del 19 de octubre coincide con la de la Asamblea de Fuerza Griega S. A, protocolizada por el notario del Herediano, Pastor Bonilla González, en la que fueron nombrados en la sociedad griega, como tesorero y fiscal, Pablo Salazar y Pablo Campos, asistente técnico y mensajero del equipo florense.

Días después, Lajaf asumió aún más protagonismo en favor del equipo herediano. El 25 de octubre del 2019, el presidente de la Asociación Deportiva Club Sport Herediano, Randall Castro Bolaños, le cedió a Lajaf los derechos patrimoniales del Club Sport Herediano, derivados de su condición de afiliado a la Fedefútbol y Unafut.

Jafet Soto se desempeña como gerente general de Herediano y es pieza clave en el engranaje de Fuerza Herediana. Fotografía: Rafael Pacheco, archivo.
Jafet Soto se desempeña como gerente general de Herediano y es pieza clave en el engranaje de Fuerza Herediana. Fotografía: Rafael Pacheco, archivo.

En la escritura 22 del tomo 11 del protocolo de Pastor de Jesús Bonilla, el notario y abogado de dicha asociación y de Fuerza Herediana, consignó la cesión. En ella se indicaba solicitud expresa a la Unafut que “los dineros para el Club Sport Herediano por concepto de los premios, patrocinios, retribuciones comerciales, gastos y emolumentos sean depositados en la cuenta de Lajaf”.

Sin embargo, ya antes, el 1.° de octubre del 2019, Fuerza Herediana S. A. había emitido un documento, donde su presidente, Juan Carlos Retana, daba cuenta de otra cesión, supuestamente de setiembre atrás, entre aquella y Lajaf S. A., “quien es la administradora y titular de los mismos a partir de esa fecha, producto de un proceso de reestructuración donde incluso las patentes comerciales, municipales y permisos sanitarios del Estadio Eladio Rosabal Cordero le fueron transferidas a esta sociedad, manejando mi representada solo la parte administrativa”.

En el documento se consignó una cuenta en colones y otra en dólares de la sociedad presidida por Jafet Soto, instando a los proveedores a depositar en ellas, con la advertencia de que “los pagos efectuados en el mes de octubre del 2019 a la cuenta de Fuerza Herediana no se pueden considerar como buen pago en virtud de la presente comunicación”.

Ese comunicado y un supuesto adendum de la cesión entre Fuerza Herediana y Lajaf fue enviado por Jafet Soto a los patrocinadores, en tiempos en que el Tribunal Colegiado de Primera Instancia Civil de Heredia había ordenado como medida cautelar un embargo preventivo, a solicitud de Millicom Cablen Costa Rica S. A. (Tigo), por la demanda de incumplimiento contractual por los derechos televisivos de los partidos del Team.

Diálogos con exaccionista de Grecia: ‘Vendí el 50% de las acciones a Jafet Soto’