Fanny Tayver Marín. 17 diciembre, 2019
Priscilla Chinchilla llegó a 33 goles y por segundo año consecutivo fue la máxima anotadora del campeonato nacional. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Priscilla Chinchilla llegó a 33 goles y por segundo año consecutivo fue la máxima anotadora del campeonato nacional. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

Hacer goles es una de las especialidades de la veloz atacante Priscilla Chinchilla, pero la anotación que marcó el 16 de diciembre del 2019 no la olvidará jamás.

Fue el tanto que desempató la final nacional del fútbol femenino entre Alajuelense Codea y Saprissa FF, pero también fue la primera vez que anotó en un estadio lleno y al concretar, sintió desde la cancha cómo ese grito de gol retumbó en el Morera Soto, debido a que había prácticamente 17.000 personas haciendo eco de ese tanto.

Cuando acabó el partido, la delantera rojinegra se puso a llorar y aunque por lo general es de buen verbo a la hora de dar declaraciones, esta vez la emoción la tenía con un nudo en la garganta.

“Se lo tengo que agradecer a Dios y a mi familia que siempre están conmigo en los buenos momentos, en los malos momentos, cuando empezamos el torneo perdimos tres partidos consecutivos y después acá está el resultado”, mencionó Chinchilla.

En efecto, las nuevas campeonas nacionales iniciaron el Clausura con tres derrotas al hilo y tras eso se dio el convenio con Liga Deportiva Alajuelense.

A partir de ahí, las cosas cambiaron. Hubo una encerrona, las muchachas se comprometieron a darlo todo y a tener un resurgir. Llegaron algunos refuerzos como Ivonne Rodríguez, Lixy Rodríguez y Shirley Cruz.

La semana anterior ganaron el Clausura y en una final nacional de altos quilates contra Saprissa FF, las rojinegras se coronaron campeonas nacionales con un global de 2-1.

“Esto es increíble. Lo único que puedo decir es qué lindo ser manuda y que amo este escudo como no tienen idea”, reseñó Priscilla con sus ojos llenos de agua.

Con esa frase, la veloz y potente delantera terminó de enamorar al liguismo. La dijo en la transmisión de TDMás, luego la repitió cuando fue abordada por los demás medios de comunicación y en redes sociales se viralizó.

Al consultársele si ese gol ha sido el más importante de se carrera, Chinchilla suspiró profundo y respondió: “La verdad, sí. Este gol también es una revancha por la vez pasada en semifinales contra Saprissa, fallé el penal y bueno, esta vez le doy la victoria a mi equipo".

La anotación llegó en una jugada en la que intervinieron Shirley Cruz y Lixy Rodríguez, quien le dio le pase.

“Creía que le había pegado mal, tan arriba, pero cuando entró me volví loca, empecé a gritar el gol. Como se escuchaba ese gol fue algo hermoso, pero me preocupaba que aún quedaba partido, porque Saprissa también tuvo sus oportunidades, como la de Carolina Venegas que pegó en el palo”.

Por segundo año consecutivo, Priscilla se dejó el trofeo como la goleadora de la temporada. En esta ocasión, la delantera que es de Pérez Zeledón celebró 33 conquistas.

“Gracias a Dios tengo las dos cosas, el título de goleo y el de campeona nacional. Esto para mí significa demasiado, me siento muy feliz de permanecer acá. Que la Liga nos apoyara y nos hiciera ser parte del club es lo mejor que nos ha pasado", finalizó.