Steven Oviedo, Cristian Brenes. 20 octubre
20/10/2019 Estadio Ricardo Saprissa, Tibás. El Deportivo Saprissa recibió a Limón F.C., en partido de la jornada 19 de la Copa Promérica, Apertura 2019. Foto: Rafael Pacheco
20/10/2019 Estadio Ricardo Saprissa, Tibás. El Deportivo Saprissa recibió a Limón F.C., en partido de la jornada 19 de la Copa Promérica, Apertura 2019. Foto: Rafael Pacheco

El juego entre el Deportivo Saprissa y Limón FC fue reprogramado para este lunes a las 11 a. m.

En primera instancia, había sido suspendido por lluvia en el minuto 19 de la primera parte, pues la cantidad de agua en la gramilla impide que la pelota ruede con normalidad.

El árbitro central David Gómez decidió suspender el partido y dar 30 minutos de tiempo para que la cancha drenara, pero después se agregó media hora más de tiempo. Finalmente, se acordó, dado que la lluvia no cesaba, reprogramarlo para este lunes.

Esto aprieta el calendario del Saprissa, debido a que los morados juegan el jueves ante el Olimpia de Honduras, en las semifinales de la Liga Concacaf.

Además los morados deben el partido ante Jicaral Sercoba, que fue suspendido por lluvia y tormenta eléctrica. Este juego aún no ha sido programado por la Unafut debido a las pocas fechas disponibles y la participación internacional de los morados.

“La cancha dicta que no se puede jugar. A nosotros no nos conviene jugar en estas condiciones por el fútbol que tenemos y a Saprissa tampoco. Ya el partido se estaba convirtiendo en más roce, más físico y se complica así”, explicó Ricardo Allen, técnico de Limón FC.

Los caribeños se quedarán en la capital para evitar el largo viaje hasta Limón, pero esos gastos son costeados por la Unafut, debido a la suspensión del partido.

“Siempre hay alguna previsión de situaciones que se pueden dar. El equipo se va a hospedar en alguno de los hoteles que utilizamos al venir aquí. No va a ser ningún problema”, comentó Reynaldo Parks, gerente de Limón FC.

En la Unafut consideran que se tomó la mejor decisión y siempre con el objetivo de que ningún jugador salga lesionado por una cancha en este estado.

“Como se podía observar, el terreno de juego no estaba en condiciones para desarrollar el partido y atentaba contra la integridad física de los jugadores. Por eso se tomó el acuerdo. Tenemos que levantar un acta en el que ambos equipos firman y están de acuerdo”, reseñó Fernando Quesada, comisario de la Unafut.

Noticia en desarrollo