Steven Oviedo. Hace 2 días

El entrenador de Herediano, José Giacone, aseguró estar tranquilo e ilusionado por dirigir nuevamente una final de campeonato nacional.

Dijo que hará un par de variantes con relación al once que utilizó ante Saprissa.

También afirmó que no siente que tenga más experiencia que Andrés Carevic, estratega manudo, pese a que este último llega a su primera final.

José Giacone, entrenador de Herediano, el pasado domingo en el Ricardo Saprissa. Foto: José Cordero
José Giacone, entrenador de Herediano, el pasado domingo en el Ricardo Saprissa. Foto: José Cordero

—¿Cómo analiza la final?

Veo una final cerrada. Nos conocemos, sabemos las características del rival y nuestras fortalezas. Estamos muy optimistas para pelear el campeonato. Estamos bien, en un gran momento anímico, con mucha confianza y esperamos ganar la serie para forzar una final nacional.

—¿Qué piensa de los elogios que ha recibido por llegar a una nueva final?

Yo estoy agradecido por el buen concepto mío, pero no le hago mucha cabeza a esto. Yo me trato de enfocar en lo que tengo que hacer, darle la mejor información a los jugadores para facilitarles la tarea y luego tener una estrategia.

—¿Cuánto le ha costado tener una defensa regular por la nueva baja de Christian Reyes por sanción?

No hay muchas opciones. Hemos trabajado todos. Hay un par de opciones. Me siento con mucha confianza en el jugador que le toque sustituir a Christian Reyes.

—¿Qué tan parejo ve la final si se toman en cuenta los enfrentamientos en fase regular?

Fueron partidos cerrados que se definieron por pelota parada o un penal dudoso. Eso es parte del fútbol, son dos equipos parejos. Somos merecedores de estar en la final. Nos vamos a entregar 100%.

—¿Qué tan golpeado físicamente quedó el equipo?

Hemos hecho todo para que lleguen bien. No se va a notar ninguna diferencia física en la cancha.

—¿Puede aprovechar Herediano la presión que tiene la Liga por el título 30?

Nosotros también tenemos presión. Yo no le hago mucha mente a todo eso, yo me fijo en los detalles futbolísticos y otras cosas.

—¿Cómo vive esta nueva final nacional?

Lo vivo bien, intensamente, pero tranquilo. Sé el grupo que manejo. Aquí sabemos afrontar estas situaciones. Uno cuando se encuentra un grupo de este tipo más bien lo que hace es darle un trabajo para convencerlos, pero no me costó mucho. Los jugadores se subieron en seguida a lo que propusimos como cuerpo técnico.

—¿Qué le ha impregnado José Giacone a este equipo?

Me ha pasado que un grupo necesita otro mensaje u otro semblante a la hora de trabajar. Pasa más por brindarle confianza a la planilla. Confié en ellos. A veces uno llega y trata de quitar presión y asumirla uno. Nosotros le dijimos a los futbolistas que confiábamos en ellos. Cuando agarramos el equipos, estábamos sétimos. El mensaje fue elegir algunos muchachos que nos podrían dar soluciones.

—¿Cómo hacer para tener más ataque en este partido?

El único partido en el que no tuvimos presencia de área fue contra el Saprissa. Fue una serie muy cerrada. El grupo está bien para afrontar lo que viene. Estamos prevenidos por la fortaleza de la Liga.

—¿Se ve con ventaja ante Andrés Carevic?

No, ninguna ventaja. Estamos 50-50. Es un colega que ha hecho muy bien las cosas. Estamos en una final. A mí me tocó ser novato en mi primera final. No tengo ventaja. Más bien él tiene 15 partidos y una pretemporada más que yo dirigiendo el equipo.

—¿Cómo hace Herediano para reponerse de situaciones adversas?

Es un equipo que ha sido maltratado en fallos o situaciones externas y siempre se repone. El coraje y la garra es historia. Yo me identifico con esas características. No dependemos de una individualidad y le podemos hacer frente a todo.

—¿Habrá muchos cambios con relación al último partido?

Va haber un par de cambios. No te voy a decir cuáles.

—¿Cuál es ese equilibrio del equipo entre lo que debe hacer en el campo y lo que la afición quiere?

Un equipo no puede jugar al ritmo de lo que quiere la afición, hay que tener equilibrio y un parado táctico. El hincha quiere ver a su equipo ganando por muchos goles, pero en las finales priman los detalles. La afición quiere y el equipo tiene la garra. El equipo tiene que estar claro que hay que atacar, pero también defendernos.