Esteban Valverde. 18 enero
Jeaustin Campos consiguió el Invierno 2014 al mando del Saprissa. Fotografía: José Cordero.
Jeaustin Campos consiguió el Invierno 2014 al mando del Saprissa. Fotografía: José Cordero.

Aquil Alí, en una entrevista con La Nación, declaró que Jeaustin Campos nunca llegaría al Herediano por lo que había hecho en el caso de Francisco Calvo, pues, según el dirigente florense, el técnico gestó la llegada del zaguero en media final entre morados y rojiamarillos.

“A mí me gustaría desquitarme por el caso de Calvo (firmarles un jugador). Si nosotros nos damos cuenta que Calvo era jugador del Saprissa, no juega esa final. Es por esa razón que Jeaustin Campos nunca va a tener espacio en el Herediano, por esa jugada que nos hicieron. Además, días después Juan Carlos Rojas me dio la razón cuando me puso un mensaje en el que me informaron que tenían interés en Calvo”, pronunció Alí.

El dirigente herediano aduce que la S desconcentró al futbolista en la serie que definió el título, por lo que el zaguero nunca pudo estar 100% concentrado en la serie entre florenses y morados.

Aquel capítulo del Invierno 2014 es un trago amargo para Aquil; sin embargo, Campos contó que él mismo llamó, en buen tono, al dirigente para aclararle que no tuvo nada que ver con la llegada del zaguero a Tibás.

Jeaustin mencionó que lo une una gran amistad con el vicepresidente de Fuerza Herediana, por lo que prefirió explicarle la situación.

“Yo hablé con él en la mañana y le aclaré cómo se dio todo y así lo voy a contar: días después de que habíamos quedado campeones, yo estaba en Puerto Rico de vacaciones, fue como a los tres días y ahí recibí una llamada de Galeano Luconi, quien fungía como gerente financiero (del Saprissa) y me dijo ‘ya tenemos a Francisco Calvo’ y le dije que me interesaba”, recordó.

En ese momento Campos trabajaba como técnico y gerente del Saprissa, por lo que tomaba decisiones sobre fichajes.

Pese a que el timonel aceptó que para esas fechas le llamaba la atención el zaguero, según recuerda, le dijo a Luconi que podían esperar seis meses más para que llegara al conjunto morado y blanco.

“Yo le dije que sí me interesaba, pero no para el torneo que iba a iniciar, de igual forma Galeano me dijo que él terminaba con Herediano en mayo y podíamos ficharlo de una vez, entonces le mencioné que me parece un buen jugador, pero que a Gabriel Badilla debíamos hacerle una buena despedida, entonces que jugara un torneo más”, declaró.

La sorpresa de Campos fue que cuando llegó al país; la bomba ya había explotado.

“Cuando yo llegué se arma el escándalo, yo hablé con Galeano, entonces me contó que lo mandaron de préstamo a Santos, pero sí le aclaré a Aquil, que por mis hijos, la primera vez que hablé con Francisco fue el primer día de entrenamiento con Saprissa, no hablé con él antes, ni durante, ni después de la final”, añadió.

El extécnico de Cartaginés, Blooming de Bolivia y Pérez Zeledón, entre otros, agradeció la buena disposición de Aquil por escucharlo.