Daniel Jiménez, Cristian Brenes. 4 septiembre, 2019

(Video) Nación Deportiva: ¿Le quedó grande la Sele a Gustavo Matosas?

Gustavo Matosas deja a la Selección, no por dinero, según sus palabras, sino por la imposibilidad de trabajar día a día con los jugadores, como solía hacerlo en los clubes. Ese factor lo mata, según dijo, aludiendo tanto al aspecto laboral como al emocinal.

“Yo vivo del día a día... No sabía que ser técnico de selección era tan aburrido”, expresó el técnico en la conferencia de prensa de la cual le ofrecemos un extracto.

¿Cómo se da la situación de dejar la Tricolor?

Tengo una posibilidad importante y con uno de los sueños que quiero conseguir, así que es un momento de utilizar la cláusula de salida para poder irme y seguir mi camino.

¿Por qué toma esta decisión ahora?

Varias cosas: la posibilidad que me acerca a un equipo en el que tengo expectativas. Sobre todas las cosas lo difícil que es dirigir a una selección cuando no tenés el día a día con los jugadores. No me siento productivo, a veces me parece que estoy de vacaciones.

“Recibo a los jugadores una semana cada dos meses. Pensé que no iba a ser tan costoso, sin embargo siento la falta del día a día para trabajar todo lo que me gustaría en la cancha con los jugadores. En la Selección me siento improductivo, no tengo ese día a día, por más que me mato mirando videos y partidos, no es lo que me gusta. Lo probé y no es lo me gusta”.

¿Cómo se da la posibilidad para irse de la Selección?

Hace meses que me llamaron, pero venía la Copa Oro y cosas importantes para la Federación y no me pareció que era adecuado. Era cuando más iba a tener los jugadores, que era la Copa Oro, y eso me alivió, el tener a los jugadores todo el día. Yo al equipo lo veo bien con una idea que la han defendido muchísimo. Los veo bien, con ganas de afrontar este partido que se viene.

(Video) Gustavo Matosas renuncia a la Selección Nacional

¿La parte económica es algo que pesa?

Lo económico no tiene nada que ver. Yo a Costa Rica no vine por plata. Me mata no estar en el día a día con los jugadores. Cuando me llegan los futbolistas, tengo solo 10 minutos con los jugadores para cada ejercicio. Parece que estoy de vacaciones todo el tiempo.

¿A cuál club va?

Todavía no di el sí. No estaría bien, tengo contrato acá, cuando dé el sí se paga la cláusula y si no me voy para mi casa. Hay que jugársela en la vida, todos los días me la juego.

¿Qué pesó para marcharse?

Cuesta mucho no estar en el día a día entrenando, tengo la posibilidad de ir a un equipo donde voy a a poder ver los jugadores todos los días, conocerlos con más acercamiento y entrenar todos los días. Lo que me gusta a mí. Acá me siento improductivo. Me afecta eso porque estoy mirando videos, haciendo deporte, pero a los jugadores los tengo poco.

¿Su sueño no era dirigir una selección?

No sabía que era tan duro, me imaginé que lo iba a sobrellevar de otra manera con videos, con mensajes. Me cuesta mucho. No me siento yo, no me siento que estoy dando lo mejor de mí.

¿Se va frustrado?

No, porque di lo mejor de mí, me iría frustrado si trabajé a medias. Las selecciones son así: a veces tenés a los jugadores cada dos meses, a veces viene uno y a veces no. Es complicado el que viene de dirigir equipos, no tiene día a día.

¿No podría entonces encajar en otra selección?

No encajaría. No veo reflejado lo que quiero, por más que son unos cracks y unos tipazos. La verdad que no es lo mío. Soy técnico de equipo, necesito día a día. Estoy agradecido con los ticos, me trataron muy bien.

¿Se va todo su cuerpo técnico?

Hay cosas que aún no hemos hablado. Lo primero era informar a la prensa.