Arnoldo Rivera J.. 22 julio, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Alajuelense –campeón nacional del Invierno 2011– y Herediano –monarca del Verano 2012– hoy definirán la primera Supercopa , preámbulo a la temporada del 2012-2013, en general, y al Campeonato de Invierno del presente año, en particular.

De acuerdo con datos suministrados por Gerardo Coto Cover, coordinador de la Comisión de Historia y Estadísticas de la Unafut , esta será la cuarta vez en la que dos equipos nacionales disputen un título de estas características.

“El primero de ellos fue en 1967 cuando en un único encuentro se midieron el Barrio México –campeón de la Copa Costa Rica– y Liga Deportiva Alajuelense– monarca nacional en 1966.

“Aquella primera vez, los manudos se alzaron con el cetro al derrotar a los de franja roja por 1-0 en el Estadio Nacional”, se lee en una nota publicada por Coto Cover en la sección “Noticias Históricas” del sitio de la Unafut.

Según los otros datos de Coto, un segundo cotejo de esta naturaleza se realizó a inicios 1976.

Dos más. Este se efectuó entre el Saprissa, monarca de 1975, y Limón, vencedor de una pentagonal de consuelo –ofició de torneo de Copa– para los equipos que no se clasificaron a la cuadrangular por el cetro de 1975.

La S se impuso a los limonenses por marcador de 2-0.

Coto apunta que la última vez que un torneo de estas características se realizó fue en 1979.

Entonces fue una cuadrangular entre los equipos con mayor tradición del país (los mismos cuatros de aquella de 1975).

Se le denominó a ese certamen “Campeón de Campeones”.

Fue un torneo sacado de la manga por la Federación Costarricense de Futbol para aliviar el paronazo del Campeonato de ese año debido, a la preparación de la eliminatoria olímpica de la Selección Nacional.

El requisito para participar era haber sido monarca de la Primera División y permanecer en ella..., algo que solo cumplían Herediano, Cartaginés –que se dejó aquel título–, Alajuelense y Saprissa.

Hoy se inicia un nuevo capítulo en este tipo de torneos.

Este tratará de dejar atrás la falta de periodicidad, la falta de oficialidad y el peso de la ocurrencia de los otros certámenes.