José Luis Rodríguez C.. 8 agosto, 2010
 Celebración del tanto de Rolando Corella en la final del ‘93. Archivo
Celebración del tanto de Rolando Corella en la final del ‘93. Archivo

El pasado 29 de julio el Herediano cumplió 17 años de no ser campeón, lo que representa el período más largo sin que los florenses acaricien un trofeo nacional.

La última vez que los rojiamarillos sumaron una corona fue el 29 de julio de 1993, luego de ganar la final contra el Cartaginés.

En aquel año el primer partido, jugado en el Eladio Rosabal Cordero, finalizó 2-0 (tantos de Marvin Obando (penal) y Rolando Corella); el segundo compromiso fue un empate a cero goles.

Un dato interesante es que el juego de vuelta se jugó en dos fechas, puesto que el primer tiempo fue en el estadio Rafael Fello Meza, en Cartago, pero ante la poca seguridad el jefe de la Fuerza Pública, Marino Donato, expresó que había inseguridad y por ello el partido debió suspenderse.

Esto provocó que el complemento se disputara el 29 de julio en el estadio Nacional, donde Herediano se convirtió en monarca.

Antes de la presente racha, la otra sequía extensa sin títulos se dio entre 1962 y 1978.

Hasta la fecha el Herediano acumula un total de 21 coronas, lo que le ubica como el tercero detrás de Saprissa, con 29 pergaminos, y Alajuelense, con 24.

Según Jafet Soto, gerente deportivo de la institución florense, la urgencia por el título hizo que para este torneo se contratara a un elevado grupo de jugadores.

“Queremos ser campeones y con esta planilla estamos apuntando a ese objetivo”, expresó.