Daniel Jiménez. 15 noviembre

El extravío del libro Registro de Asociados de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) volvió a levantar diferencias entre el grupo de opositores y el oficialismo en el seno del Comité Ejecutivo.

Rodolfo Villalobos fue reelecto como presidente de la Federación Costarricense de Fútbol el pasado 23 de agosto. Foto: Rafael Pacheco
Rodolfo Villalobos fue reelecto como presidente de la Federación Costarricense de Fútbol el pasado 23 de agosto. Foto: Rafael Pacheco

El pasado mes de setiembre, un grupo opositor encabezado por Alajuelense, Herediano, Cartaginés, La U Universitarios, Linafa y Fútbol Sala solicitaron al Registro Público hacer una fiscalización de la asamblea realizada el 23 de agosto, en la que se eligió el nuevo Comité Ejecutivo en la Federación.

El Registro Público ya envió las notificaciones a los entes respectivos y solicitó a la Federación algunos libros, pero el de Registro de Asociados está extraviado.

Noel Ibo Campos, miembro del grupo opositor, asegura que no le consta que el día de la asamblea estuviera ese libro. En su criterio es de suma importancia, pues ahí aparecen quienes están bajo la legitimidad y la legalidad para emitir el voto.

“La importancia del libro es que 60 días antes que se notifica que hay asamblea, la fiscalía y el departamento legal debieron solicitarlo para primero revisar quiénes son los asociados de la Federación y quiénes tienen derecho de asistir, así como notificar a cada liga”, comentó Campos.

Y agregó que ahora no se tiene cómo probar que quienes asistieron son asociados correctos.

"Eso es un requisito esencial de transparencia, de legitimidad y legalidad. Le tocará al Registro Público determinar si el criterio legal de los fiscales fue el correcto", añadió.

Por su parte, la Fedefútbol, por medio de la dirección de Comunicación y Relaciones Públicas, comunicó que “la funcionalidad del Libro de Asociados de las asociaciones deportivas es la de consignar únicamente la inclusión y exclusión de los miembros que integran la asociación deportiva”.

“En el caso de la Fedefútbol, los miembros que la integran de acuerdo con el artículo 10 del Estatuto de la Federación, son la Unafut, Liasce, Linafa, Uniffut, Lifutsal y Lifupla; no así los afiliados que integran esas ligas. Es por esta razón que no se registran en ese libro los 12 clubes de Unafut, los siete representantes de Liasce, los seis representantes de Linafa, los tres representantes de Uniffut, los dos representantes de Lifutsal y los dos representantes de Lifupla”.

Además, en el texto enviado se sostiene que “es muy importante tener claro que la asistencia a una asamblea no se registra en el Libro de Asociados, se registra en el Libro de Actas de Asambleas y este Libro de Asambleas fue renovado en mayo 2011”.

En cuanto al extravío del libro se enfatiza que “desde hace más de 20 años los miembros de la Federación Costarricense de Fútbol son las seis ligas antes mencionadas, y como no se ha hecho ningún cambio en las últimas décadas, la Fedefútbol desconocía la falta del Libro de Asociados”.

Y que los libros legales de la Federación “históricamente los han custodiado los diferentes Comités Ejecutivos que han pasado a lo largo de los casi 100 años de la Federación Costarricense de Fútbol. La Fedefútbol solicitó realizar la reposición correspondiente”.