Daniel Jiménez. 18 enero

El Saprissa inició de manera inmejorable el Clausura: va de líder invicto, anotó 10 goles y solo le han marcado uno en cuatro partidos. Se unieron siete refuerzos y este jueves llegaron unas 4.000 personas al entrenamiento abierto a la afición, pero luego de un año sin títulos ¿qué hizo que la afición volviera a creer en que este año se pueda lograr el cetro?

Evaristo Coronado, gerente deportivo de la S, es quien estuvo de cerca para lograr el arribo a Tibás de las tres bombas del mercado de fichajes: Johan Venegas, Ariel Rodríguez y Christian Bolaños.

Ariel Rodríguez (izquierda) y Christian Bolaños (centro) fueron oficializados este jueves como nuevos fichajes de Saprissa. El anuncio lo hizo Evaristo Coronado (derecha), gerente deportivo. Fotos: Mayela López
Ariel Rodríguez (izquierda) y Christian Bolaños (centro) fueron oficializados este jueves como nuevos fichajes de Saprissa. El anuncio lo hizo Evaristo Coronado (derecha), gerente deportivo. Fotos: Mayela López

Eso sí, pese al prometedor inicio de torneo, Coronado no promete el título, pero sí un estilo de juego que llene al aficionado saprissista y como lo ha caracterizado en su historia: juego ofensivo.

“Tenemos la afición más grande del país, pero también un año de no ser campeones y necesitamos estar arriba para mantener viva esa llama de triunfadores que tenemos, para eso logramos formar un equipo competitivo y es lo que se está mostrando. Había que hacer un esfuerzo con la Junta Directiva para tener este tipo de contrataciones. Tenemos armado un buen equipo, no se puede garantizar el título, pero sí el espectáculo”, comentó Coronado.

El gerente morado estuvo fuera del país en vacaciones, pero se mantuvo en constante comunicación con los futbolistas que tenía en la mira y que al final llegaron con destino a Tibás.

Lejos de sacar pecho o vanagloriarse por sus primeros golpes al frente del área deportiva de la S, es del pensar de que estará satisfecho hasta el final de la temporada cuando se midan los resultados obtenidos.

“Hay mucha efervescencia por parte de todos los que estamos en la institución. Es un regocijo tener a este tipo de jugadores de vuelta”, acotó.

Coronado reveló dos aspectos clave para lograr ese tipo de fichajes. El primero consiste en un esfuerzo económico importante; el segundo, equivale a la inversión a futuro.

En el Monstruo saben que podrían tener al menos tres jugadores en la próxima Copa del Mundo y eso podría catapultar algunos contratos en el extranjero. Además de recibir dinero por ellos.

Por ejemplo, en clara puja por ir a Rusia están Daniel Colindres, David Ramírez, Ariel Rodríguez, Johan Venegas y Christian Bolaños. Si estos cinco jugadores asisten a la cita mundialista, la S podría percibir más de $696.000 (¢401 millones).

Veamos caso a caso: por Colindres, Saprissa recibiría: $221.780 (¢127 millones), mientras que Venegas dejaría en las arcas del club $110.889 (¢63,5 millones). En este caso es más bajo el monto, pues Venegas también le daría al Montreal Impact $43.120 (¢24,7 millones) y al Minnesota United $67.769 (¢38,8 millones).

En cuanto a Ariel, le dejaría a los tibaseños $104.726 (¢60 millones), mientras que al Bangkok Glass de Tailandia, $117.046 (¢67 millones).

Por Ramírez, Saprissa obtendría $154.012 (¢88 millones), mientras que el Moreirense de Portugal, $67.766 (¢38,8 millones).

Para finalizar, por Bolaños, a la S llegarían $104.729 (¢60 millones), mientras que al Vancouver, $117.046 (¢67 millones).

Ariel Rodríguez (izquierda) y Christian Bolaños (derecha) entrenaron con Saprissa luego de su regreso al plantel. Fotos: Mayela López
Ariel Rodríguez (izquierda) y Christian Bolaños (derecha) entrenaron con Saprissa luego de su regreso al plantel. Fotos: Mayela López

“Nosotros hacemos proyecciones y tratamos de ver los números no solo para el siguiente torneo sino hasta para los próximos dos. Si del Saprissa van tres o cuatro al Mundial, la probabilidad de que salgan a otro club en el extranjero es una opción a tomar en cuenta. Siempre hay movimientos. Vamos adelante. Si ocurre todo eso hay que estar armados. No es tan sencillo. Es un análisis de lo que puede pasar y con base en esto se toman decisiones”, añadió Coronado.

Además, el gerente apeló al deseo de los jugadores por estar en su casa de siempre y afirma que ese fue un punto importante a considerar en las negociaciones que llevó al frente.

“La situación fue especial porque tuvimos a la mano nuestra a jugadores que tenían opciones de acercarse a nosotros, no solo estos dos (Rodríguez y Bolaños) sino a los que ya están compitiendo y están mostrando otra cara. No solo hemos ganado, el trabajo que han mostrado ha sido placentero para todos. Ellos también querían estar de vuelta”, concluyó.

De esta manera y ya con el tema de fichajes por cerrado, el Saprissa marcha como favorito para dejarse la estrella 34, luego de 12 meses en los que no se obtuvo ningún título.