Fútbol Nacional

El Saprissa de Iñaki Alonso tiene problemas más serio de los que acepta el propio técnico

Entrenador español esquivó profundizar en los errores de su equipo y menos aún reconoció sus fallos. Los morados son penúltimos, acarrean una racha de cinco duelos sin ganar y la presión es total

El técnico Iñaki Alonso quiso limitar el mal momento de Saprissa a solo dos partidos, justo los primeros dos del Torneo de Clausura 2022 en los que su equipo cayó como local en ambos y dejó muchas más dudas que aciertos. Sin embargo, el problema es más serio de lo que el entrenador quiso aceptar y viene desde la etapa clave del certamen anterior.

Si bien, los morados acumulan cinco juegos sin ganar (cuatro derrotas y un empate), tomando en cuenta el Apertura 2021, durante esta seguidilla de tropiezos apenas anotaron cinco goles y recibieron 10. Estos números reflejan desajustes más profundos en la zaga y dificultades para transformar en anotaciones el dominio que mayoritariamente tienen en los partidos (carecen de pegada y de un “9″ goleador).

La mala racha de Alonso inició con Alajuelense, en la vuelta de la semifinal (0 a 0, pero selló el pase a la final), luego se evidenció en la ida y vuelta de la gran final con Herediano (caída 1 a 0 y 3 a 2) y se agravó con San Carlos (revés 2 a 1) y Cartaginés (escandaloso 4 a 2). Más allá de pedir perdón, el discurso del español no alcanza para ver un buen funcionamiento y por ende, son penúltimos en el presente campeonato.

“Estamos en un nuevo torneo y sí que es verdad que llevamos dos derrotas seguidas y es un momento para pedirle perdón a la afición. Hay que tener humildad, asumir la responsabilidad y no conozco otra cosa que trabajar y centrarse en esas debilidades que nos están costando en los partidos”.

Al estratega se le hicieron dos preguntas directas, tras caer frente a los blanquiazules, la primera: ¿A qué juega su Saprissa, porque tiene cuatro partidos en los que no solo pierde, sino que juega mal?

Su justificación fue breve y con pocos fundamentos para comprender qué presenta en cancha: “Hemos perdido y cuando te hacen cuatro goles, pues poco se puede decir. Por momentos he visto pasos adelante, con respecto a lo que se hizo en la primera fecha y lo que queremos es ser un equipo dominador, que maneje varios registros. Hay momentos en los que hay que jugar, otros en los que hay que correr, otros en los que hay que hacer bloque medio bajo y esto es el fútbol de hoy”.

La segunda consulta se enfocó únicamente en él: ¿Cuáles son sus equivocaciones desde el banquillo?

No obstante, al contestar optó por no precisar: “Lógicamente el entrenador es el máximo responsable y se equivoca en ciertas situaciones. Trato de que mis jugadores participen, me digan si el camino es este, si podemos cambiar o hacer algo. Necesitamos tener la línea clara de trabajo, porque la metodología está ahí. Es un momento de tener mucha humildad y solo trabajar, trabajar y trabajar más... Tenemos que ser un equipo mucho más sólido. Hemos perdido esa solidez que mostrabamos como equipo y ahí es donde debemos avanzar”.

Lo cierto del caso es que Iñaki está en su momento de más presión y para peores, su rendimiento va en caída libre, al punto de acumular un 39% desde que tomó el control. Hasta ahora perdió más de lo que ganó con el Monstruo: cuatro triunfos, un empate y seis derrotas.

La respuesta debe ser inmediata o el crédito se le agotará, no obstante, el próximo rival de turno es el Team y sin duda que esta visita puede marcar un antes y un después, pero por ahora al menos tendrá tiempo para trabajar, ya que el duelo será hasta el viernes 4 de febrero por el parón por la Selección.

Jugadores aceptan errores

Iñaki Alonso tiene a su favor hasta ahora que sus jugadores lo respaldan y lejos de señalar falta de entendimiento a la idea del español, aceptan que los fallos individuales son los que tienen a Saprissa en un inicio de torneo atípico: sin puntos y en el fondo de la tabla.

“Estamos en una situación difícil, debemos ser humildes para aceptarla, pero van dos partidos apenas y el campeonato es muy largo aún... Consideramos que lo que nos está pasando se debe a despistes individuales, porque la idea de juego está clara y lo que hay que mejorar son esos detalles que hay que mejorar en lo individual, que son los marcan diferencia al ganar o perder un partido... Al técnico le gusta el fútbol al pie, le gusta hacer movimientos y trabajar, pero es difícil señalar lo positivo porque los resultados no nos respaldan”, indicó el delantero Francisco Rodríguez.

Así mismo, Alonso puede defender que le faltan piezas por lesión o convocatorias a la Selección, sumado a que los últimos dos refuerzos, el panameño Víctor Medina y el hondureño Darixon Vuelto aún no estuvieron disponibles.

En el Monstruo saben bien que deben hablar en la cancha y por lo mismo, no les queda más que superar a Herediano en la próxima jornada para no aumentar la presión y verse más rezagados.

“Dos perdidas en un inicio de torneo no es normal en Saprissa y menos que fueron dos partidos en casa. El próximo partido hay que ganarlo como sea y de la forma que sea, porque nos urge levantarnos y Saprissa debe estar en lo más alto. Este equipo normalmente gana y cuando se pierde es raro, pero las cosas no se dieron y estamos confundidos por los resultados. Los entrenamientos están bien, son intensos, el técnico siempre está pendiente de todo, nos explica bien lo que quiere y es muy detallista”, finalizó Marvin Angulo.

Cristian Brenes

Cristian Brenes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.