Steven Oviedo. 23 diciembre, 2018
Aldo Magaña (der.) celebró con todo el tanto definitivo para el título de Herediano. A sus espaldas lo sufre la afición morada. Foto: John Durán
Aldo Magaña (der.) celebró con todo el tanto definitivo para el título de Herediano. A sus espaldas lo sufre la afición morada. Foto: John Durán

Aldo Magaña nunca fue un estelar para Herediano en el Apertura 2018, pero en la final se convirtió en pieza fundamental para conseguir el título 27 del equipo florense.

El delantero mexicano apenas disputó 13 de los 28 compromisos de su club en el torneo local, solo dos partidos completos, para un total de 629 minutos de los 2.610 disputados por Herediano es decir, el 24%.

Pese a eso, el último sprint del certamen fue de ensueño para el atacante. Anotó en el partido de ida en el Rosabal Cordero, dándole una ventaja momentánea, y en la Cueva hizo el tanto definitivo.

Se jugaba el tiempo de reposición, los nervios estaban en su momento más alto y todo hacía pensar en penales.

Sin embargo, Magaña silenció el Ricardo Saprissa. Le ganó la marca al morado Juan Gabriel Guzmán y su cabezazo venció a un Kevin Briceño que se vio muy mal (111′).

(Video) Celebración de Herediano tras ganar el campeonato nacional

La euforia en su rostro reflejó todo el significado: emoción al 100% por un gol de campeonato.

Magaña no necesitó ser un futbolista indispensable, ni siquiera regular para echarse encima mucha de la responsabilidad por ese título rojiamarillo.

El azteca no quiso elogios para sus tantos, pero disfrutó al máximo su primer título en Costa Rica.

“Estoy muy contento, somos campeones, el tema individual no me preocupa analizarlo”, mencionó tras el partido.

Nunca bajamos los brazos, empezamos con un resultado adverso, pero supimos reponernos. El cuerpo técnico tiene una muy buena forma de trabajar y eso se demostró", dijo el goleador.

Por el contrario, se enfocó en destacar los esfuerzos del Herediano para venir de atrás y conseguir el cetro de Concacaf y ahora el Apertura 2018.

“Me tocó marcar a mí, pero esto es un trabajo de todo el equipo. Veníamos remando contracorriente desde hace dos meses. Por dicha se nos dio, sabe más cuando es tan difícil”, agregó.

Antes de esta gran final, Magaña solo había anotados en dos ocasiones.

Aunque les costó al inicio, el aporte de los mexicanos terminó siendo fundamental para el Herediano.

Kevin Briceño no pudo detener el cabezazo de Aldo Magaña. Foto: Rafael Pacheco
Kevin Briceño no pudo detener el cabezazo de Aldo Magaña. Foto: Rafael Pacheco

Omar Arellano mejoró considerablemente y aunque este domingo erró con un autogol fue un jugador polifuncional para los florenses. Gerardo Lugo, por su parte, se consagró como el cambio de lujo, dando vida al equipo en momentos apremiantes.

Antonio Pedroza tampoco se quedó atrás e incluso en la semifinal ante Alajuelense anotó el gol con que cerraron la serie de penales a su favor.

“Aparecimos en momentos importantes, pero es un mérito de todo el grupo”, dijo Pedroza.