Esteban Valverde. 22 julio
Agustín Lleida atendió en una conferencia presencial a los medios de comunicación. Fotografía: Rubén Murillo (Prensa LDA)
Agustín Lleida atendió en una conferencia presencial a los medios de comunicación. Fotografía: Rubén Murillo (Prensa LDA)

Agustín Lleida sabe que hay una responsabilidad al no obtener campeonatos con Alajuelense tras un año como director deportivo, sin embargo también aclara que no todos los males del conjunto erizo lo tienen a él como responsable.

El dirigente manudo brindó una conferencia de 56 minutos en el Centro de Alto Rendimiento, donde se desahogó, mostró el escenario al que se enfrenta después de una limpia en el plantel, dos finales consecutivas perdidas y la constante crítica de que los manudos no se mueven en el mercado de piernas.

Lleida fue enfático en que él trabaja las 24 horas del día para buscar el mejor plantel para acabar con la sequía de títulos, pero recalcó que hay situaciones con las que se lidia día a día que no son su responsabilidad. De hecho, en su explicación no tuvo reparo en dar a conocer el monto de dinero que paga Alajuelense por deudas bancarias, la Caja, entre otras responsabilidades ineludibles.

Repitió tres veces, sin saber si tenía permiso de la Junta Directiva, asegurando que es justo que la afición lo sepa, el monto de $97.700 (alrededor de ₡57 millones); eso es lo que según el manudo se le va a su equipo en enfrentar las deudas.

“La gente tiene que saber que estamos pagando una deuda de la cual yo no tengo que ver. Igual no tengo que ver con que la Liga lleva siete años sin ser campeón. Yo puedo ser responsable de lo que ha pasado en el último año, pero no puedo ser responsable de los $97.000 y de jugar dos finales y que la gente piense que es un error perderlas en un año; entonces yo asumo lo que me toca pero no lo que pasó durante los seis años anteriores que condicionan lo que vivimos hoy”, afirmó.

El gerente defiende que en este mercado, contrario a lo que la percepción dicta, la Liga sí ha movido sus fichas al punto de que insistió más de cuatro veces durante casi la hora de conferencia que hay tantas salidas como llegadas.

No considera que Saprissa con Jimmy Marín, Daniel Colindres y Esteban Espíndola o Herediano con Jonathan McDonald le metan presión para conseguir un ‘bombazo’. Tampoco tiene clara la frase de su presidente, Fernando Ocampo, quien había dicho que en julio buscaría dos fichajes de renombre. Él es más cauto que su jerarca, pero sí afirmó que si debe esperar hasta el 24 de setiembre, día en que cierra la ventana, para fichar, pues lo hará.

De momento se dice a la espera de la decisión de Bryan Ruiz, por quien la Liga admite el deseo de contratarlo. Igualmente, asegura estar pendiente de lo que acontezca con la MLS, pensando en la opción de fichar a Pipo González y Rónald Matarrita.

“Creo que la responsabilidad es mía, pero no está mal (el equipo), no tengo presión, tengo buena plantilla. Hace dos semestres fue la mejor para mí, en el caso de la pasada pues fue la mejor con fichajes importantes como Dylan Flores y Leonel Moreira. Todavía queda mercado abierto. El que se sienta aquí y no diga ‘vamos por el título’, pues no sabe dónde está. Nuestro proyecto es salir campeón pero hay más cosas. Hemos fortalecido el cuerpo técnico, tenemos un trabajo y proceso de manejo mental. Nos estamos preparando para lo que viene”, expresó.

Desde el punto de vista del director liguista, en la prensa hay una intención poco constructiva de siempre ‘tirarle’ a Alajuelense.

“De parte de la prensa, CRHoy presenta a Géiner Segura como una amenaza… ¿Por qué? El otro día Daniel Martínez (periodista de Monumental) pone un tuit que es un error que venga como asistente… ¿Crees que en España es un paso atrás irse de asistente al Real Madrid? Es que él viene a la Liga. Ahora me dicen que por qué lo de Geancarlo (Castro; juvenil que posiblemente saldrá a préstamo)… Ahí está (Carlos) Mora (quien sí se quedaría en la Liga) ¿Alguien lo ha visto entrenar? Lo que pasa es que Mora no sale en un tuit, no sé quién es su representante… ¿Saben quién es Carlos Mora?... Con lo de Geancarlo, dice Columbia que fuentes cercanas a la Liga dicen que Castro es un agrandado… ¿Por qué? No hay nada de eso, es un gran jugador, joven, con talento, trabaja en el día a día como nadie… Su padre me llamó preguntándome qué quién en la Liga lo dice... ¿Quién es la fuente cercana a la Liga?... Porque bien yo podría decir: ‘fuentes cercanas a Columbia me dicen que esa noticia es falsa”, declaró.

Ante esto, el director de Deportivas Columbia, Eduardo Baldares, señaló que él lo que considera es que hay una molestia de Lleida pero con la fuente que dio a conocer la información a su medio.

“No siento que se refiera a Columbia, me parece que la molestia de él es con la fuente en off que declaró los motivos por los que Geancarlo Castro no estaría entrenando con el equipo, pero no con Columbia. Ellos querían saber quién es la fuente interna, pero no podemos decirles. Hoy (este miércoles) Lleida habla sobre el caso de Geancarlo, que bueno porque hay equilibrio, pero nosotros desde el principio buscamos la contraparte, pero no la obtuvimos. Ya le hicimos una actualización a la nota con la versión del personero interno en off y la de Agustín. No lo vemos contra Columbia porque nada que ver, la nota no afecta a Alajuelense”, externó.

Lo de Castro fue la última polémica en torno los rojinegros cuando se dio a conocer que no estaba siendo tomado en cuenta para la nueva campaña y probablemente irá a préstamo a Escazuceña. Ante esto, Lleida aclaró que otro juvenil llamado Carlos Mora le ganó el pulso a Geancarlo.

Al consultarle al gerente deportivo sobre la autocrítica durante su gestión, su respuesta fue:

“Nosotros nos hemos equivocado en finales y eso nos ha costado muy caro. Tratamos de que no pasé. No te creas: nos hemos equivocado; si no, hubiéramos sido campeones, porque hemos sido los mejores en todo el año, pero no lo fuimos. Nos hemos equivocado mucho, nos ha costado, hemos tenido errores individuales de los jugadores. Ahora estamos trabajando para corregir. Hacer una evaluación de todo lo que ha pasado no deja de ser autocrítica, entonces tenemos una responsabilidad y trabajar para que no suceda”.

En el ojo del ambiente manudo está el mes de noviembre, cuando deben realizarse las elecciones para el próximo periodo, una presión más de la que Agustín no escapa.

“Tampoco he pensado eso, no es algo que me preocupe, yo soy profesional del fútbol y sé que no estaré 20 años acá en Costa Rica, porque no soy de acá y así como un día llegué a México y me fui, pues igual será acá. El momento de irme lo marcará el fútbol, mientras esté acá haré mi trabajo lo mejor posible”, concluyó.

Agustín Lleida se desahogó luego de un año como director deportivo, dejó en claro que trabaja incansablemente por darle a la Liga las armas para llegar a la añorada copa ’30′. Empero, también se sacudió de responsabilidades que desde su punto de vista se le atribuyen pero no son de su cosecha. También aclaró el panorama sobre la situación económica del club, la cual no es tan ostentosa como muchos piensan.