Amado Hidalgo, Antonio Alfaro, Juan Diego Villarreal. 18 mayo
En el 2016, Olman Vega era considerado dueño de Belén. En la imagen bromea con el dirigente herediano Orlando Moreira. Fotografía: Albert Marín
En el 2016, Olman Vega era considerado dueño de Belén. En la imagen bromea con el dirigente herediano Orlando Moreira. Fotografía: Albert Marín

Varios documentos legales evidencian que las relaciones entre Fuerza Herediana S. A. o sus dirigentes y Corporación Deportiva Belén Siglo XXI S.A.D., sociedad propietaria de la licencia bajo la que juega Guadalupe F. C., fueron más allá de la cancha, incluyendo un “contrato de pago de obligaciones” entre las dos instituciones y varias cesiones de dinero al directivo rojiamarillo Orlando Moreira por al menos ₡47 millones.

Aunque la corporación belemita intentó infructuosamente que la franquicia quedara a nombre de Corporación Fuerza Guadalupana S.A.D, en mayo del 2017; y usa como nombre de fantasía Guadalupe F.C., aunque cambió el estadio en el que juega, pasando por el Polideportivo de Belén, el Rosabal Cordero y finalmente el Colleya Fonseca; aunque cambió varias veces su máximo accionista, las relaciones con los rojiamarillos se pueden documentar en diferentes momentos.

El 28 de abril del 2016, Olman Vega Alvarado, quien para entonces era considerado el dueño de Belén y aparecía en su personería jurídica como presidente, presentó ante el notario Carlos Morales Fallas, para razón de fecha cierta, lo que el abogado denomina en su protocolo “un documento privado de contrato de pago de obligaciones entre las entidades Fuerza Herediana Sociedad Anónima y Corporación Deportiva Belén Siglo XXI S.A.D, de fecha uno de enero del 2016”, sin especificar más detalles.

Se desconoce el contenido del contrato y los dirigentes de Herediano han dicho que no darán declaraciones a La Nación mientras hayan investigaciones abiertas sobre lo publicado por este medio. En tanto, el gerente de Guadalupe, quien desempeña el cargo desde los tiempos de Belén, el exjugador de Herediano Robert Garbanzo, socio de Jafet Soto en Grama Deportiva SAD, dice no recordarlo, aunque tampoco se muestra extrañado.

"No estaba al tanto o no me acuerdo... No sé ni qué sería.... No sé si sería algún préstamo, así como Unafut nos hizo un préstamo a nosotros o como Saprissa hizo un préstamo a Limón".

Para entonces era de conocimiento público la existencia de un "convenio de cooperación", como lo llamaron los dirigentes de Herediano y Belén. En una nota del 4 de febrero del 2015 en el Diario Extra, titulada “Herediano tiene 20 jugadores prestados”, se reseñó la alianza entre florenses y betlemitas, a quienes, según el propio vicepresidente de Fuerza Herediana, Orlando Moreira, cedieron 12 jugadores para esa temporada.

Tan solo un par de semanas después, el 18 de febrero del 2015, el diario La Prensa Libre recogió declaraciones de Olman Vega aclarando que entre los dos equipos solo existía un convenio de cooperación, “en el que ambos pueden intercambiarse futbolistas con carácter de préstamo, pero es falso y mentiras que Orlando Moreira y Jafet Soto hayan comprado Belén, como lo dicen algunos medios”.

Mismas aclaraciones. Similares aclaraciones se han hecho en días recientes en torno a las relaciones entre Jafet Soto, Fuerza Herediana y Fuerza Griega, con un supuesto convenio de cooperación de por medio, simultáneo a una supuesta compra de acciones de Jafet para un tercero.

Aunque Soto Molina niega la inversión como propia o del Herediano, se reconoce como el gestor, en favor de su amigo José Fernández. "Totalmente", reconoció en Diálogos con La Nación, entrevista en la que revela su papel de intermediario en más de una oportunidad, dado el interés de inversión en el fútbol tico por parte de empresarios mexicanos amigos suyos.

Carmelita, Guadalupe y ahora Grecia serían algunos de los clubes ante los cuales se ha presentado como mediador, según se desprende de sus declaraciones del 21 de enero de este año, en favor de nombres como Carlos Bustos, Ramón Heriberto Morales, y José Fernández.

Antes de Abasolo, conocido como el actual dueño del equipo de Guadalupe, quien llegó a Corporación Belén Siglo XXI S. A.D., fue el también mexicano Flavio Davino, yerno del técnico Ricardo La Volpe y mancuerna con Jafet Soto como asistentes técnicos en la Selección de Costa Rica, en el 2010-2011.

Cuatro años después de la experiencia en la Tricolor, Davino se presentó como inversionista en representación de la empresa azteca Somnus: “Jafet me habló de la posibilidad de adquirir ese equipo (Belén) y la idea me agradó. Nosotros somos los socios mayoritarios. Con un porcentaje también está Olman Vega”, aseguró el azteca, según nota publicada por Everardoherrrera.com el 22 de julio del 2015.

Además, de acuerdo a una publicación de La Nación del 15 julio del 2015, Vega había asegurado la presencia de otro socio cuya identidad no reveló.

Para esos días, se hicieron los nombramientos que aún hoy persisten en el Registro Público, sin presencia azteca en la personería jurídica: el mismo Olman Vega de presidente, su hijo de secretario y Robert Garbanzo de tesorero.

Davino, en tanto, prácticamente no estuvo en el país y el 12 de diciembre, cinco meses después del supuesto vínculo con Belén, fue nombrado dirigente de Alebrijes, de la segunda división mexicana.

Garbanzo aún sigue como gerente en el club que debutó en el torneo con el nombre de fantasia Guadalupe F.C. en julio del 2017. Vega lo dejó un mes antes, cuando ya no figuraba como accionista, asegurando no estar a gusto con algunas cosas, según nota publicada el 15 de junio por Monumental. Entonces aseguró que en algún momento volvería al fútbol, como efectivamente lo hizo en noviembre del 2018, en la gerencia de La U Universitarios, donde emprendió la lucha por el no descenso con Herediano como aliado.

Estrechas relaciones. Las buenas relaciones entre Herediano y Corporación Deportiva Belén Siglo XXI S. A.D. salen a luz en los tiempos de Olman Vega, a quien Vinicio Alvarado y Carlos Luis Sánchez aseguraron en primera instancia haber vendido sus acciones en diciembre del 2014. Luego, Alvarado aclaró no tener muy claro quién se quedó con sus acciones, si Sánchez o Vega, pero tampoco es relevante para él. “Era lo mismo”, asegura.

Antonio Abasolo fue técnico de Guadalupe. Fotografía: Jeffrey Zamora
Antonio Abasolo fue técnico de Guadalupe. Fotografía: Jeffrey Zamora

La Nación constató que lo protocolizado en el libro de accionistas de la Corporación Deportiva Belén Siglo XXI S. A.D, dejó a Vega con el 100% a partir del 30 de diciembre del 2014. Ante el notario Ángel Valdivia Sing, la empresa Inversiones Agrícola La Victoria de Alta Vista S. A., presidida por Sánchez, cedió 34 acciones a Olman Vega, quien ese mismo día, según el documento legal, también compró las 33 de Vinicio Alvarado. Al día siguiente, la sociedad con nombre numérico 3-101-529671, en la que Sánchez aparece como unico accionista, le cedió las restantes 33 acciones a quien ya era el máximo accionista.

Se intentó conocer la versión de Sánchez, pero después de atender la llamada de La Nación y comentar que había vendido sus acciones a Vega, solicitó que lo llamáramos unas tres horas después. Sin embargo, no volvió a atender nuestras llamadas ni mensajes en varios días.

Lo cierto es que a partir de ese momento, resultaría más que evidente la relación Herediano-Belén. El equipo, que había dejado el Poliderportivo de Belén, con algunas diferencias de por medio con la Municipalidad, pasó a disputar 43 partidos como local en el Rosabal Cordero y uno en el Colleya Fonseca en los siguientes cuatro torneos.

A partir de la línea 24, este protocolo hace constar la existencia de un contrato privado entre Fuerza Herediana y Corporación Siglo XXI SAD, dueña de la franquicia con la que jugaba Belén F. C., actualmente utilzada para nombre de fantasía Guadalupe F. C.
A partir de la línea 24, este protocolo hace constar la existencia de un contrato privado entre Fuerza Herediana y Corporación Siglo XXI SAD, dueña de la franquicia con la que jugaba Belén F. C., actualmente utilzada para nombre de fantasía Guadalupe F. C.
Este protocolo hace constar la existencia de un contrato privado entre Fuerza Herediana y Corporación Siglo XXI SAD, franquicia con la que jugaba Belén FC, actualmente Guadalupe FC
Este protocolo hace constar la existencia de un contrato privado entre Fuerza Herediana y Corporación Siglo XXI SAD, franquicia con la que jugaba Belén FC, actualmente Guadalupe FC
A partir de la línea 27, este protocolo hace constar las cesiones de dinero de Corporación Siglo XXI SAD al dirigente Orlando Moreira, del premio correspondiente a Guadalupe F. C. por la participación tica en el Mundial de Rusia 2018.
A partir de la línea 27, este protocolo hace constar las cesiones de dinero de Corporación Siglo XXI SAD al dirigente Orlando Moreira, del premio correspondiente a Guadalupe F. C. por la participación tica en el Mundial de Rusia 2018.
Este protocolo hace constar las cesiones de dinero de Corporación Siglo XXI SAD al dirigente Orlando Moreira, del premio correspondiente a Guadalupe F. C. por la participación tica en el Mundial de Rusia 2018.
Este protocolo hace constar las cesiones de dinero de Corporación Siglo XXI SAD al dirigente Orlando Moreira, del premio correspondiente a Guadalupe F. C. por la participación tica en el Mundial de Rusia 2018.

En ese periodo 2015-2016 llegó Flavio Davino como accionista (julio 2015); llegó como jugador belemita Alejandro Abasolo (junio 2016), el hijo del actual dueño de Guadalupe, Antonio Abasolo; también, el técnico Fernando Palomeque (Verano 2016), hoy al mando de Grecia, al tiempo que, aparemente ajena a los clubes se constituía la Corporacion Grama Deportiva SAD (diciembre 2016), integrada por los entonces gerentes de Herediano y Guadalupe, Jafet Soto y Robert Garbazo, en calidad de socios minoritarios, secretario y tesorero, respectivamente. Como socio mayoritario y presidente, la constitución de la sociedad muestra a Alejandro Abasolo

No menos cercanía dejaban ver los clubes, que una vez en el mismo estadio y con las mismas vallas publicitarias, negociaron con algunos patrocinadores con ganancias para ambos a la vez, según explicó Olman Vega en nota publicada por La Nación en abril del 2016: "Es como una oferta de paquete".

En la cancha, un reforzado cuadro belemita escaló torneo a torneo: colero en el Verano 2015, respiró tranquilo en el noveno lugar del Invierno 2015 y sorprendió con el arribo a semifinales en el Verano 2016.

¿Menos cercano? Al año siguiente, la llegada del mexicano Antonio Abasolo como máximo accionista (mayo 2017) trajo consigo una inesperada noticia, tratándose de un “casi hermano” de Jafet Soto, como lo definió el propio gerente rojiamarillo en La Nación, con ese tipo de compadrazgo a los que “la gente en Costa Rica no está acostumbrada”.

"Yo traje a Abasolo", reconoció Soto.

En su primera conferencia de prensa, sin embargo, el mexicano aseguró que asumía como dueño del equipo, en adelante Guadalupe F. C., limitando la relación con Herediano, según nota publicada por La Nación el 27 de mayo: “El azteca dejó claro que el único vinculo que tiene Guadalupe FC con el Club Sport Herediano es deportivo, dejando atrás la estrecha relación que había cuando era Belén F. C.”

No se detalla en la nota qué tipo de "estrecha relación" aseguró romper. Lo cierto es que pese a lo dicho por Abasolo, en el 2018 se dieron al menos tres cesiones de dinero de Corporación Deportiva Belén Siglo XXI S.A.D al vicepresidente de Fuerza Herediana, Orlando Moreira.

Dos de ellas, según protocolos a los que tuvo acceso La Nación, son parte del premio que le correspondía a Guadalupe por la participación tica en el Mundial Rusia 2018, una por $10.000 y la otra por $60.000. Adicionalmente, le fue cedida una letra de cambio de Repretel, por el pago de los derechos de televisión, por ₡7.532.000.

Se intentó ampliar la información con Moreira, pero no atendió nuestras llamadas ni mensajes. En febrero, cuando La Nación descubrió las cesiones por el premio del Mundial, él lo había atribiuido al pago de un préstamo.

Posteriormente, La Nación publicó sobre las transferencias bancarias que le hizo al exaccionista de Fuerza Griega Cristian González, pero Moreira no quiso referirse al tema; aseguró que Jafet Soto ya lo había hecho y que él no hablaría más.

Este medio volvió a buscarlo, una vez que halló la otra cesión a su favor de parte de Belén Siglo XXI S.A.D, por los derechos de televisión de Guadalupe, pero no atendió las llamadas.

El gerente guadalupano Robert Garbanzo, autorizado y encargado por Corporación Belén Siglo XXI para realizar las cesiones, aclara que Herediano no estuvo de por medio y lo atribuye al pago de préstamos que el dirigente florense le hizo al club en algunos momentos difíciles, en los q

“Para nosotros era un préstamo y para él un negocio”.