Cristian Brenes. 23 julio

El 7 de junio Curridabat FC condenó a la AD Santa Rosa al descenso al fútbol aficionado. Los josefinos se ganaron en cancha el derecho a seguir en la Liga de Ascenso, tras una muerte súbita. Sin embargo, tan solo dos días después su adversario presentó un recurso de revocatoria por la inscripción de más jugadores de los permitidos.

El reclamo prosperó y un acta oficial da la razón a los guanacastecos. Sobre la mesa existe un fallo del Comité de Competición del Ascenso, en el que se aceptan los reclamos del Tsunami Azul y se desestiman los argumentos con los que se defiende Curridabat. En el Acta Extraordinaria 1- 2020/2021, del pasado 13 de julio, se frena por completo lo que ocurrió sobre el terreno de juego.

“Se admite el recurso de revocatoria presentado por el equipo A.D. Santa Rosa, en contra de Curridabat FC, por haber infringido el equipo recurrido (Curridabat) el artículo 48 del reglamento de competición, respecto a la cantidad máxima de jugadores inscritos, cuya sanción es la establecida en el artículo 111, inciso 19 del mismo cuerpo normativo. Adjudíquesele al equipo A D Santa Rosa los tres puntos disputados en el encuentro realizado el día 7 de junio de 2020 con un marcador de 1-0 en favor de A.D. Santa Rosa”, señala el por tanto de esa sesión.

Según el artículo 48 del reglamento de competición se establece que cada equipo puede inscribir “un máximo de 25 jugadores”. En el caso de Curridabat se señala que tenía 28 a la hora del compromiso de vuelta de la serie.

Incluso, el órgano rector avaló la prueba de Santa Rosa y estableció en el documento que todo ocurrió de la manera que lo denuncia.

“Este comité con vista en la prueba aportada documental aportada por AD Santa Rosa y Curridabat FC y como consta en la certificación aportada por A.D. Santa Rosa y los registros de la Liga de Ascenso, el equipo recurrido Curridabat FC a la hora de disputar el partido de vuelta de la serie por el no descenso el 7 de junio de 2020, sí tenía 28 jugadores inscritos en su planilla”, se destaca en el acta.

Santa Rosa y Curridabat se enfrentaron en una serie de muerte súbita por el no descenso a Linafa. Los josefinos ganaron en cancha y se adjudicaron en ese momento el derecho a seguir en la Liga de Ascenso. Fotografía: Jorge Castillo, archivo.
Santa Rosa y Curridabat se enfrentaron en una serie de muerte súbita por el no descenso a Linafa. Los josefinos ganaron en cancha y se adjudicaron en ese momento el derecho a seguir en la Liga de Ascenso. Fotografía: Jorge Castillo, archivo.

En el escrito de 27 páginas, Curridabat establece que hay figuras que se desinscribieron, con las que se llegó a finiquitos y que no estaban con la institución a la hora de los compromisos por la permanencia.

No obstante, Competición rechazó las explicaciones y apuntó a que los trámites no se efectuaron de la forma correcta. Así mismo, deja sin lugar supuestos incumplimientos de los guanacastecos.

La Liga de Ascenso aún no se refiere formalmente al tema; por el contrario, envió un comunicado en el que establece que el fallo no está en firme.

“Con relación al caso de la apelación de la AD Santa Rosa - Curridabat FC, la Liga Gatorade de Ascenso comunica que por el momento ningún miembro u órgano jurisdiccional de la liga se va a referir al tema, puesto que es una situación que todavía está siendo ventilada y misma todavía no se encuentra en firme”, manifestó la Liga.

Se intentó conocer la versión de Curridabat y los pasos que seguirán, sin embargo, al cierre de la nota no fue posible.

Por su parte, Santa Rosa dio a conocer en una nota de prensa que: “la Asociación Deportiva mantiene su categoría en la Liga Gatorade de Ascenso”.