Juan Diego Villarreal. 10 agosto
Daniel Colindres intenta dejar atrás la marca del defensor Orlando Galo, en el partido de la Súpercopa que Herediano ganó 2-0 al Saprissa. Fotografía José Cordero
Daniel Colindres intenta dejar atrás la marca del defensor Orlando Galo, en el partido de la Súpercopa que Herediano ganó 2-0 al Saprissa. Fotografía José Cordero

Los cinco meses de inactividad que tiene el volante Daniel Colindres hicieron mella en su primera presentación oficial con el Deportivo Saprissa, tras su regreso del fútbol de Bangladesh.

Colindres, una de las flamantes contrataciones para el Torneo de Apertura 2020, mostró algunos destellos de su fútbol desequilibrante en la Súpercopa, el sábado ante el Herediano, pero fueron insuficientes para ser decisivo en el compromiso que al final ganaron los florenses 2-0, con dos tantos de Jonathan McDonald.

Una situación similar vivió su compañero Jimmy Marín, quien tras su paso por los conjuntos Hapoel Be’er Sheva y FC Ashdod de Israel, tampoco tuvo un buen desempeño. Las imprecisiones en los servicios y su poca confianza pesaron en su presentación con los morados.

Daniel aceptó que el no jugar le está afectando, no obstante considera que sus compañeros también sufrieron al estar apenas saliendo de la pretemporada y con el arranque del Torneo de Apertura, el próximo fin de semana, poco a poco irán ganando intensidad.

“Siento que no solo a mí, sino a todos nos falta ritmo de juego. Hay que ganar físicamente para aportar lo que uno está acostumbrado. Hicimos buenas cosas en el primer tiempo, pero cometimos algunos errores en el segundo, por lo que debemos trabajar para lo que se viene la otra semana”, aseguró Colindres a radio Columbia.

El habilidoso media punta, que tras el Mundial de Rusia 2018 se integró al club bengalí Bashundhara Kings, comentó que espera estar mejor para el comienzo del campeonato y adaptarse a lo que le pide el técnico Wálter Paté Centeno.

“No puedo decir que hay mucha diferencia entre el ritmo de juego en Costa Rica y compararlo con el de Bangladech, porque tengo bastante sin jugar. Lo que queda es mejorar y aportar al equipo, aunque no creo que haya gran diferencia. Ante Herediano hice lo que me pidió el profe, porque es parte de la movilidad que quiere, el alternar posiciones y, por supuesto, nos pide dar el máximo”, manifestó Colindres.

Poco descanso. El defensor trinitario Aubrey David aseveró que Herediano los sorprendió a la contra marcando en dos ocasiones y, por momentos, ellos no estuvieron a la altura del compromiso.

“Fue un partido ante un rival difícil. A nosotros nos afectó la falta de ritmo, porque desde que terminó el campeonato pasado hemos tenido poco descanso. Nos falta un poco de ritmo y creo que es normal, pero siento que vamos a estar fuertes para el inicio del campeonato y alcanzar los objetivos que nos hemos planteado”, indicó David.

Del mismo criterio es el lateral Ricado Blanco, al señalar que han entrenado muy fuerte en un corto lapso de tiempo y que aún no están en el momento físico que ellos desean.

“No me gusta poner excusas, pero el ritmo de jugar partidos oficiales y entrenamientos es distinto. Aún tenemos muchas cosas que mejorar, queda una semana para empezar bien el torneo. Terminamos de últimos el torneo anterior, al llegar a la final donde salimos campeones, pero estamos en Saprissa donde siempre se nos exigen títulos, porque debemos salir adelante e ir en busca del bicampeonato”, añadió Blanco.