Daniel Jiménez. 7 enero

El equipo argentino Sportivo Belgrano amenaza con demandar al Cartaginés en 15 días si no cancelan $18.000 por la rescisión de contrato del préstamo del mediocampista David Muller.

Pablo Esser, presidente del equipo argentino, conversó con La Nación y explicó que al romper el vínculo contractual con el futbolista, los cartagineses debían cancelar una cláusula de $18.000. Asegura además que los dirigentes brumosos están desaparecidos.

Cartaginés oficializó a David Muller el 30 de mayo del 2019. Foto: Cartaginés
Cartaginés oficializó a David Muller el 30 de mayo del 2019. Foto: Cartaginés

Esser reveló que en lugar del monto señalado en el contrato habían llegado a un acuerdo por $8.000, pero desde el 26 de diciembre no logran conversar con Leonardo Vargas, hijo del presidente blanquiazul, con quien mantenían contacto.

“En 15 días estaríamos demandando a Cartaginés ante la FIFA. Si en ese plazo nos comunicamos podríamos llegar a un acuerdo, pero a mí no me han atendido el teléfono. No me responden”, externó el jerarca.

Además, el dirigente sudamericano enfatiza que ya ese principio de acuerdo por los $8.000 quedó roto una vez finalizaron las conversaciones.

“No me contestan y por eso ahora yo voy a reclamar el total del monto. Ya el arreglo que lo habíamos hecho extraoficial no corre más. Ahora vamos por el total”, acotó.

Muller solo disputó dos encuentros con los de La Vieja Metrópoli y actuó 46 minutos: 20 minutos ante Herediano y 26 frente a Jicaral.

Este medio intentó contactar a Leonardo Vargas, presidente brumoso. Por medio del departamento de prensa del club, indicó que en las próximas horas el jerarca brindará una declaración al respecto.

El domingo pasado, en la cuadrangular de los 90 Minutos por la vida, Vargas explicó que las deudas del equipo están vigentes.

“Las deudas del Cartaginés se mantienen, se sigue haciendo el esfuerzo, pero es un proceso que nos llevará hasta finales del 2021. Estamos tratando de que esto no afecte a la institución en lo deportivo. Sin embargo, las deudas están, el fideicomiso está pendiente de cancelar y la situación financiera es complicada y lo seguirá siendo, pero le estamos haciendo frente para ver cómo lo terminamos de solucionar”, añadió el dirigente.

El equipo llegó a tener deudas superiores a los $4,2 millones; así lo ratificó el propio jerarca cuando tomó el control.

Movimientos. El club tico está en una reestructuración para pelear por la clasificación en el próximo torneo.

Para eso, el técnico Henán Medford reforzó el plantel con Kevin Arrieta, Carlos Hernández, Edder Solórzano, Diego Estrada, Giovanni Clunie, Jeikel Venegas, Heyrel Saravia, Diego Sánchez y Ryan Bolaños.

Además, el club ya no contará con Jorge Gutiérrez, Luis Pérez, José Carlos Pérez, Jean Scott, Jeudy Pizarro, Julio Cruz, Jürguens Montenegro y Muller.

“Tratamos de que el club se reforzara, tenemos mejor equipo que en torneos anteriores y ahora los partidos y el campeonato lo dirán. Vamos a esperar a ver qué resultados obtenemos... Esperamos que nos salgan mejor las cosas que en las últimas temporadas, hemos preparado al equipo lo mejor que pudimos, hicimos el esfuerzo para traer jugadores y reforzarnos, así que vamos a ver qué pasa en el próximo torneo", concluyó Vargas.