José Luis Rodríguez C.. 7 mayo, 2008
 Enar Bolaños (83), del Barrio , jugaría hoy en San Ramón. | JORGE CASTILLO
Enar Bolaños (83), del Barrio , jugaría hoy en San Ramón. | JORGE CASTILLO

Observar las posibles debilidades que tenga el rival, y después atacarlo, esa será la estrategia que empleará esta noche el técnico de Barrio México, Róger Flores, cuando visite a Ramonense en el primer partido de la final del Torneo de Verano de la Segunda División.

“Ellos (ramonenses) son jugadores aguerridos y luchadores, por eso vamos a esperar a ver qué debilidad muestran para tomar previsiones y para hacer daño”, indicó Flores ayer por la mañana, poco antes de la práctica vespertina.

El entrenador, quien dirige desde 1994, apuntó que aunque su propuesta es analizar y luego actuar, “eso no quiere decir que vamos a ser un equipo defensivo”, dijo.

Flores argumentó que al frente tendrán a un rival de peso, pues hace poco estuvo en la clase mayor.

“Ramonense sabe lo que son partidos de este calibre, es complicado como oponente, y por eso vamos a ir paso a paso en la búsqueda del ascenso a la Primera”.

El posible regreso a la máxima categoría de Barrio México se daría 24 años después de que descendiera. En aquel entonces dicho equipo se llamaba Municipal San José.

“Barrio México es un equipo muy querido y claro que sería bonita subirlo a Primera, pero, como le digo, al frente tenemos rivales de mucho cuidado”, expresó Flores.

Para el excapitán de la selección que participó en el Mundial de Italia 90’, esta no sería la primera vez que asciende, ya que en 1995 logró que Goicoechea subiera.

A 16 días de cumplir los 51 años, el entrenador considera que uno de los puntos a su favor es que todo el equipo está muy motivado, pues acaban de eliminar a Grecia, que ganó el torneo de Apertura.

“Acá tanto el que es titular como el suplente tiene ganas de sobresalir, y eso me hace sentir contento; es bueno saber que cuento con un grupo compacto hasta en lo anímico”.

Flores señaló que hoy le pondrán cuidado al fuerte viento.