Fútbol Nacional

Albert Rudé deja abierta la posibilidad de que Alajuelense use dos, tres o más delanteros

Albert Rudé atendió a los medios de comunicación un día antes del partido de vuelta de la gran final entre Alajuelense y Cartaginés, en la lucha por la corona del Torneo de Clausura 2022

actualizaciones

Liga Deportiva Alajuelense va por el todo o nada contra Cartaginés y así lo entiende el técnico de la Liga, Albert Rudé. Los brumosos van ganando la gran final del Clausura 2022 con un marcador de 1 a 0, pero la serie se resolverá este miércoles, a partir de las 8 p. m. en el Estadio Alejandro Morera Soto y el clamor popular del liguismo hacia el técnico español es que haga cambios y que se vea un León sumamente ofensivo desde el minuto uno. Aquí encontrará las principales impresiones del técnico rojinegro.

Se pueden presentar cambios como en todos los partidos, en todos los partidos se pueden presentar cambios, porque todos los partidos son diferentes. Muchas veces se han dicho que son historias diferentes. Cada partido es un mundo aparte. Entonces, se pueden presentar cambios, evidentemente.

¿Qué tiene que hacer la Liga? La Liga tiene que salir a ganar, eso no es un secreto para nadie y entonces lo que nosotros vamos a hacer es proponer el juego tal y como lo estamos planteando e intentar escoger los mejores jugadores para ese planteamiento.

Seguramente habrá cambios, sobre todo porque no hay nada más allá de esos 90 minutos, no existe más allá. Ya no se puede extender más. Sabemos que esos 90 minutos tenemos que ganar, que se lo debemos a esta afición y que vamos a salir a por ello.

Podría presentarse cualquier tipo de ajuste o de cambio que haga que la Liga Deportiva Alajuelense genere esas ocasiones que nosotros creemos que vamos a necesitar para salir campeones y cuando digo cualquier cambio pueden ser dos, pueden ser tres, puede que pongamos cuatro. Veremos...

Habrá un esquema inicial y dependiendo de cómo vaya avanzando el trámite del juego como decía antes, esto puede ir variando. Si necesitamos ser más ofensivos, si necesitamos cerrar más el partido. Tenemos todos los escenarios pensados, imaginados y sabemos qué tenemos que hacer en cada uno de ellos.

El equipo lo sabe, queda un entrenamiento para tratar de afinar pequeñas cosas en esos planes de juego y al final es estar mejor que el rival y ser contundentes.

El motivo del por qué un jugador juega o no juega en un partido, sea el nombre que sea del jugador, sea cual sea, siempre es producto del plan de juego. Siempre es producto de lo que se busca generar, siempre es producto de lo que el rival te puede proponer y entonces en función de esos criterios nosotros tratamos de decidir el mejor once y el mejor 18 para lo que creemos que va a suceder.

Y lo que nosotros queremos plantear y contrarrestar. Con toda esa información nosotros tratamos de elegir correctamente a los jugadores.

Si nosotros creemos que tienen que jugar unos, los ponemos. Si creemos que tienen que jugar otros, los ponemos. Este miércoles es un contexto diferente, a lo mejor escogemos jugadores diferentes.

Eso es plan de juego, nosotros buscamos ciertas cosas y ponemos los jugadores que nos puedan dar estas cosas. Sabemos que el rival va a generar ciertas situaciones y ponemos a los jugadores que puedan hacer frente a esas situaciones. Es así de simple.

Nosotros tenemos que escoger a los jugadores que creemos que nos pueden ayudar más a que suceda lo que nosotros queremos. Nosotros siempre tratamos de dominar el juego y ponemos a los jugadores que creemos que nos pueden ayudar a dominar ese juego de esa forma, ese trámite de esa forma.

Como digo, hasta ahora ha sido un trámite. Este miércoles es otro diferente y veremos cuáles son los jugadores que nos pueden ayudar más a hacer lo que queremos.

Nosotros cuando generamos un plan de juego tenemos claro lo que queremos hacer, luego sucede o nos sucede, a veces se da y a veces no se da y hay que ir ajustando durante el partido. Los escenarios que se produzcan, las situaciones que se vayan produciendo.

Nosotros al final no estuvimos finos en las relaciones en el último tercio. No hay que engañar a nadie, no estuvimos finos en las relaciones el último tercio y esto no nos provocó estas situaciones de ventaja que buscábamos.

Lo que quisimos hacer al ver que no estábamos finos en el último tercio es intentar mantener bien el equipo parado a no encajar gol y al final en una jugada, donde ya comenté que los últimos cinco minutos no los gestionamos de la mejor forma y nos acaban encajando un gol.

Eso se puede manejar intentando crear las máximas opciones de gol y ser contundentes en las mismas. Nosotros estuvimos analizando el partido de vuelta de la final en casa y creamos un sinfín de ocasiones. Dos de ellas nos las sacaron de la línea, otras nos las tapó el portero.

Si hubiéramos sido más contundentes, aún recibiendo un gol en el minuto 85 habría acabado diferente. Es un tema de generar primero y luego de aprovechar. Si nosotros somos capaces de esto, estoy seguro de que lo vamos a sacar adelante.

Yo lo afronto como todos los partidos que he afrontado, con mucha tranquilidad y lo he repetido en muchas conferencias de prensa. Soy una persona tranquila, soy un entrenador intenso, soy una persona tranquila y me tomo las cosas en el fútbol y en la vida con total tranquilidad. Y esta no es una excepción.

Intentamos imaginar lo que puede suceder, no sabemos lo que va a suceder, pero tratamos de imaginar o de ser proactivos en lo que queremos que suceda. Tenemos claro lo que queremos que suceda, tanto cuando tengamos el balón, como cuando tengamos que defender.

Lo que esperamos es un Cartaginés que hará su juego desde el minuto uno y nosotros ser conscientes de que es 1 a 0, gestionar muy bien eso y al final sacar el resultado, que esta es la final absoluta que vamos a buscar.

Como han visto llegaron las familias, estamos aquí con todas las familias de los jugadores y del cuerpo técnico. Esto es porque nosotros normalmente lo que hacemos es concentramos un día antes, es el protocolo que nosotros utilizamos.

Los jugadores pidieron concentrarse dos días antes, por su compromiso. Fue una iniciativa que salió de ellos y nosotros decidimos respetarla. Evidentemente, pasas muchas horas fuera de la familia y hemos hecho el gesto de poder llevarles nosotros la familia a ellos y creemos que esto les va a ayudar mucho con la motivación y vamos a pasar una muy buena tarde con las familias. Luego vamos a entrenar y nos quedamos 100% concentrados a falta de 24 horas.

Nosotros hemos iniciado los partidos con una alineación bastante similar, exacta. No estoy de acuerdo en que ha sido una misma dinámica, porque ha habido cambios de estructura muy grandes en los partidos por el tránsito del partido.

Si tenemos que cerrar un partido, tienes que cerrar la estructura, si tienes que ir por el partido tienes que cambiar la estructura, si necesitas ser más ofensivo tienes que cambiar la estructura. Si necesitas las bandas, debes cambiar la estructura.

Los cambios de estructura, aún iniciando igual, que lo reconozco, han sido durante el partido y los ha habido. ¿Qué pasa ahora? Nos quedan 90 minutos, son 90 minutos y sabemos lo que tenemos que hacer. Tenemos que salir a ganar, porque ya no hay nada más a partir de ahí.

Ya no hay ningún planteamiento más, ni nos podemos imaginar qué puede suceder después. 90 minutos y el planteamiento va a ser ir a ganar esos 90 minutos. Lo pueden interpretar como quieran, pero este va a ser el planteamiento.

Daré la valoración cuando acaben los 180 minutos. Una cosa es un partido de fase regular, donde hay un planteamiento de 90 y otra cosa son las eliminatorias, donde son 180.

Cuando acabe el partido este miércoles, ahí podremos valorar si el planteamiento fue adecuado o no, pero hasta que no termine, no sabremos si ha funcionado lo que hemos planteado.

Están prácticamente agotadas. He hecho la consulta antes de venir a la conferencia, me informé y hace 20 minutos quedaban 630 entradas más o menos. Se va a vender todo y es lo que esperábamos 100%.

Nosotros sabemos que el liguismo va a estar ahí. Sabemos que estarán todos dispuestos a salir campeones, los once en el terreno de juego y las miles de personas que estarán en el estadio apoyando, más toda la gente en sus casas.

Sabemos que vamos a contar con todo ese apoyo, porque no puede ser de otra forma. Yo no concibo salir campeón sin el apoyo de todo el liguismo, porque así debe de ser. Porque así es como se forjan los campeonatos. Yo estaba seguro de que iban a responder y así lo han demostrado.

Las entradas están agotadas prácticamente, esto es una buena señal, no esperábamos otra cosa. Sabemos que el liguismo iba a responder ante este gran reto que tenemos y lo vamos a hacer juntos.

Los jugadores que volvieron los tuvimos meter en dinámica, porque estuvieron mucho tiempo fuera de la dinámica de grupo de aquí y ya hoy están 100% en dinámica de grupo. Pueden entrar en los 18, o en los 11, esto te lo puedo garantizar.

Discrepo un poco, porque nosotros estuvimos a 5 minutos de salir campeones y todo se acabó juzgando en el resultado final, 1 a 1 y Cartaginés alargó. No solo se debe juzgar el resultado, sino que Cartaginés tuvo un tiro a marco y ese gol alargó la serie. Y nosotros tuvimos como 20 tiros a marco y al final solo pudimos anotar un gol.

Entonces, yo entiendo que hay que juzgar a partir del resultado, porque es lo último que queda, es lo único que queda, pero hay muchos matices que el entrenador debe saber que han sucedido. Si un entrenador se fija solo en el resultado, está obviando todo el desempeño individual, colectivo y todas las dinámicas de juego.

Cuando hacemos un análisis aparte del resultado que es lo más importante, hay muchos matices que tenemos en cuenta y son matices que se pierden o se obvian y no debería de ser así.

Quien siembra viento, recoge tempestad. Y esto es así. Nosotros queremos jugar desde el minuto que acabó el partido y seguimos igual, queremos que sean las 8 p. m. de este miércoles, queremos jugar ese partido.

Yo creo que cada uno debe escoger la forma en la cual se toman las cosas, con triunfalismo, con no triunfalismo, con cautela, con lo que sea. Cada uno es dueño de como responde a los sucesos que van apareciendo. Yo en eso no me voy a referir, porque es de cada uno.

Lo que puedo decir es que nuestro equipo va a hablar este miércoles en el campo, a las 8 p. m. va a hablar, porque si la vida hay que darla en la cancha, la vida se da, más todos los que estarán afuera y ahí vamos a ver quién es mejor.

Nosotros nunca entramos en valoraciones de cómo los rivales hacen las cosas, cada uno es dueño de sus reacciones, de sus actitudes y de lo que ellos consideren necesario. Nunca vamos a juzgar ni meternos en eso. Nosotros nos preocupamos de nosotros mismos.

Y nosotros sabemos que ellos llevan 1 a 0 de ventaja y son 90 minutos en el Morera Soto, las entradas están prácticamente vendidas. Estará a reventar y nosotros estamos comprometidos a morir, desde que acabó el partido ya los jugadores están deseando jugarlo, deseosos de que llegue el miércoles a las 8 p. m. y al final saber quién es mejor.

Y nosotros como siempre y con la grandeza que caracteriza a esta institución vamos a hablar en la cancha.

Al revés. Yo cuando firmo el contrato para venir aquí el objetivo es ganar la 31. No hay más que eso. Por eso tengo tantas ganas, tanta motivación, tanta ilusión de poder darle a esta institución el objetivo primordial que a mí se me ha pedido, porque no nos engañemos.

Firmas un contrato y te dicen este es el objetivo, te debes a eso, al objetivo, a la institución, a la afición. Queremos todos la 31, vamos a muerte, a por ella. Eso no significa una presión extra. La presión es la que es y siempre va a haber en una institución tan grande, pero es una presión constante, te diría.

Que siempre está ahí, que es ganar la 31. En la jornada 1, en la 10, en la 22, en el playoff y en lo último. Es lo mismo, entonces yo te diría que esto es al revés. Me crea motivación, me crea ilusión. Me crea orgullo también, de ver que en los últimos dos partidos hemos encajado goles duros al final y la gente sigue creyendo. Si tengo al camerino creyendo, al cuerpo técnico creyendo y a la gente creyendo, qué más necesitamos para levantar la 31.

Es que es el tema de Bryan y de todos los jugadores. Es muy difícil poder entender lo que sucede dentro cuando uno está afuera. Es muy difícil. Yo como entrenador lo entiendo. Yo también soy fan de equipos y digo por qué tomarían esa decisión, por qué habrán puesto este once, por qué habrán hecho este cambio.

Siempre hay una razón interna y a veces aciertas más y a veces aciertas menos, pero siempre tratamos de hacer todo en beneficio de la institución, del colectivo.

Y si nosotros ocupamos a Bryan como titular, no se preocupen, que lo vamos a utilizar. Si lo utilizamos como cambio, tendrá también un sentido y si no tiene que jugar, tendrá también un sentido, pero sepan que todo lo que hacemos siempre es en beneficio de la institución y para el bien de todo el liguismo.

Siempre hay que tener muy bien estudiado tácticamente lo que uno quiere, esto es un juego, el fútbol es un juego y tiene una lógica interna. Uno tiene que entender la lógica que tiene este juego e intentar sacar las ventajas. Estratégicamente uno se tiene que preparar.

Estoy de acuerdo que en un porcentaje muy elevado, el partido de este miércoles está condicionado por un tema emocional - mental y por eso nosotros estamos intentando hacernos fuertes desde esta perspectiva.

Y si somos capaces desde el minuto de entrar conectados y enfocados en el tema mental y emocional y lo sostenemos a lo largo del tiempo, creo que vamos a estar muy cerca de conseguir lo que queremos y el rival pues la puede pasar mal si nosotros estamos conectados emocionalmente con eso que estamos sintiendo desde que acabó el partido allá.

En el tema de la portería, igual que en otra posición, cuando acaba un partido hacemos el análisis individual de rendimiento y a partir de ahí tomamos las decisiones. Las vamos a tomar para el partido que viene y jugarán quienes creemos que nos pueden rendir más en función del plan de juego que queremos ejecutar.

No he invertido un solo segundo en pensar qué puede pasar en el futuro o en la carrera profesional de Albert Rudé. Te lo digo con la mano en el corazón, ni un solo segundo he invertido en eso.

Yo me centro en mi equipo, en mis jugadores, en el liguismo, en sacar la 31 adelante y no hay nada más que esto en mi mente, no hay nada más que esto.

Las críticas yo las respeto todas, porque uno tiene que aceptar la crítica si está en un puesto como en el que estoy yo. Es decir, si uno no acepta la crítica es muy difícil que pueda sostenerse en este medio. Entonces yo siempre la acepto, sin ningún tipo de problemas. Soy una persona muy abierta, me gusta mucho escuchar y acepto toda la crítica, siempre y cuando sea constructiva. Entendámonos.

A partir de ahí yo trato de aislarme mucho, de todo el entorno, para poder tomar las mejores decisiones posibles y al final entiendo que esto es un tema de 180 minutos como digo. No es un planteamiento de 90, es de 180 en una serie.

¿Cuándo se sabrá si realmente nos ha salido lo que nosotros pretendíamos y podremos valorar si lo hemos hecho finalmente bien o no? Este miércoles a las 10 p. m., pensando en que no haya prórroga, sabremos si las cosas han salido bien o no han salido bien.

El fútbol es de los jugadores, entonces, al final, a la postre, son ellos los que están allá. Eso está claro, el fútbol es suyo, no nos lo podemos adueñar, ni el director técnico, ni nadie. Es suyo. Dicho esto, ¿a mí qué me compete?

Intentar darles todas las herramientas posibles para que ellos puedan tener esas ventajas o puedan tener esas oportunidades y luego ya es de ellos estar acertados y hacerlas.

Te puedo decir que hemos desmenuzado muy claramente eso que tenemos que hacer y esperemos que se nos dé, porque a veces cuesta y más en una final, por el rival, porque se paran bien, porque te tienen estudiado, porque son cuatro partidos jugando contra ellos, porque hay mucha emoción y todo esto te puede afectar de alguna forma u otra.

Pero nosotros es darles finalmente esas herramientas que ellos pueden utilizar en el momento preciso y luego ya está en su acierto.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.