Erika Rojas R.. 2 junio, 2018

En 2010 recorrieron Sudáfrica a bordo de un vocho, hace cuatro años manejaron hasta Brasil en una toyotona y este 2018 llegarán a Rusia en un Lada Niva. Se trata de Subite al Chunche, un proyecto de cinco jóvenes costarricenses que vuelve a escena a pocos días de que se inicie la Copa del Mundo.

(Video) Ticos a Rusia: Este es el plan de Subite al Chunche durante el Mundial

Sebastián Castro, Oliver Nowalski (los co-fundadores), Daniel Sasso, Andrés Bronnimann y Esteban Alfaro están detrás de Subite al Chunche, un proyecto que sí, involucra mucho fútbol —el objetivo es ver a la Sele en el Mundial—, pero que tiene otros componentes igual de importantes, como compartir con aficionados de otros países, aprender de ellos y mostrarles un poquito de la cultura costarricense.

La nueva aventura de Subite al Chunche se inició el pasado domingo 13 de mayo, en Inglaterra. Desde donde empezaron a moverse en el Lada Niva para pasar por Bélgica, Alemania, República Checa, Polonia, Letonia y Estonia antes de llegar a Moscú.

Sebastián Castro, a bordo del Lada Niva, es el cofundador de Subite al Chunche. Esteban Alfaro, atrás, se unió al proyecto para este mundial, pero su experiencia en copas del mundo se inició en Francia 1998. Foto: Cortesía de Subite al Chunche
Sebastián Castro, a bordo del Lada Niva, es el cofundador de Subite al Chunche. Esteban Alfaro, atrás, se unió al proyecto para este mundial, pero su experiencia en copas del mundo se inició en Francia 1998. Foto: Cortesía de Subite al Chunche

“El mensaje final del chunche es llevar un ambiente de esperanza, armonía y fraternidad a donde vayamos. Queremos generar un choque de culturas muy bonito. Por ejemplo se hizo un partido con refugiados sirios (y de otros países) en Alemania. Y al final compartimos una sopa negra con todos”, explica Esteban Alfaro.

Durante el viaje los jóvenes protagonizarán y publicarán ocho episodios en los que contarán esas anécdotas que viven en Europa. Tres de esos capítulos ya están disponibles en Facebook y en Youtube, incluido La Luz, un hermoso episodio dedicado a conocer la historia de Nour Eddine Hamzeh, un refugiado sirio que vive y trabaja en Alemania como entrenador de fútbol.