AFP . 6 julio

Apenas 24 horas antes de que Brasil y Perú se jueguen la Copa América 2019, el astro argentino Lionel Messi explotó contra los árbitros y la Conmebol después de haber sido expulsado en el juego por el tercer puesto: “No tenemos que ser parte de esta corrupción”, señaló en zona mixta.

El árbitro paraguayo Mario Díaz expulsa al chileno Gary Medel y al argentino Lionel Messi en el juego de este sábado en Copa América. Fotografía: AP
El árbitro paraguayo Mario Díaz expulsa al chileno Gary Medel y al argentino Lionel Messi en el juego de este sábado en Copa América. Fotografía: AP

El delantero del Barcelona fue expulsado en el minuto 35 del partido contra Chile, que acabó con la victoria argentina por 2-1, después de encararse con Gary Medel, una acción que el paraguayo Mario Díaz de Vivar castigó con roja directa para ambos.

“Medel siempre va al límite, pero no era roja para ninguno de los dos. Se podría haber revisado con el VAR (videoarbitraje)”, comenzó diciendo Messi, que a medida que hablaba se fue calentando y atribuyó su expulsión a las críticas que hizo por la actuación arbitral en la semifinal que la Albiceleste perdió 2-0 contra Brasil el martes último.

“Creo que la expulsión fue por lo que dije. Mis palabras tuvieron repercusiones, pero siempre hay que ser sincero. Soy honesto”, añadió antes de acabar explotando.

“Creo que nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción, de esta falta de respeto que se nos hizo en esta Copa”, declaró en zona mixta Messi, que no acudió a la ceremonia en la que los argentinos recibieron una medalla por su tercer puesto.

“Lamentablemente la corrupción, los árbitros y todo eso no permite que la gente disfrute del fútbol, del show y lo arruina un poco”, agregó.

“La Copa está armada para Brasil” -

Visiblemente contrariado en la zona de atención a la prensa, Messi no paró allí y denunció que el ganador del torneo continental estaba señalado de antemano.

“Creo que no hay duda de que Brasil está para salir campeón. La Copa está armada para Brasil y ojalá el VAR y los árbitros no tengan nada que ver en la final y Perú pueda competir, porque tiene equipo para hacerlo, pero lo veo difícil”.

Argentina y Chile habían protagonizado este sábado en Sao Paulo un choque áspero por el tercer puesto, que acabó con el triunfo para la Albiceleste por 2-1.

Cuando a 10 minutos para el descanso Medel y Messi fueron expulsados (es la segunda roja que el ’10′ ve en su carrera, la primera también fue con la Albiceleste en 2005), Argentina ya dominaba por 2-0, con goles de Sergio Agüero (12) y de Paulo Dybala (22), que al fin fue titular con la Albiceleste y dejó muestras de la calidad que exhibe semanalmente con la Juventus.

Casi a la hora de juego Chile recortó por medio de Arturo Vidal, que transformó un penal, pero la Roja no pudo forzar el empate y la tercera plaza fue para Argentina.

La Seleçao favorita para un noveno título

Ajenos a todas estas polémicas, Brasil y Perú ya preparan en Río la gran final de la 46 edición del torneo de selecciones más antiguo del mundo.

Los anfitriones aparecen como claros favoritos, ya que dominan a sus rivales en el histórico de ambos (31 triunfos brasileños por 4 derrotas y 9 empates) y las casas de apuestas apenas pagan por el triunfo local, mientras que los apostantes pueden multiplicar por 10 sus ganancias si confían en los peruanos.

Brasil, además, jamás ha perdido una Copa América en casa, que la organizó en 1919, 1922, 1949 y 1989, y espera que esta ocasión no sea la excepción. Perú, en tanto, vuelve a una final de este torneo después de 44 años.

Y el portero brasileño Alisson Becker acumula 846 minutos imbatido (más de nueve partidos contando competiciones de clubes y selección) y si Brasil vence sin recibir goles, sería la primera vez en la historia que la Canarinha logra el título continental con la valla invicta.

Perú, por su parte, contará con el acicate de volver a levantar la Copa, que sería la tercera en su historia (tras las de 1939 y 1975).

“No va a ser nada fácil para ninguna de las dos selecciones. Llegamos bien, estamos preparados para ganar. Perú está en condiciones de ambicionar un título”, advirtió este sábado el seleccionador peruano Ricardo Gareca.