Fiorella Masís. 1 octubre

Gustavo Grossi es el director deportivo de divisiones inferiores de River Plate y formará parte del seminario de actualización de fútbol base organizado por el Deportivo Saprissa.

El proyecto de River Plate ha tenido la fortuna de consolidar sus objetivos mientras el equipo profesional cosecha triunfos. Sin embargo, asegura Grossi, de ese éxito no depende todo. Foto: Cortesía
El proyecto de River Plate ha tenido la fortuna de consolidar sus objetivos mientras el equipo profesional cosecha triunfos. Sin embargo, asegura Grossi, de ese éxito no depende todo. Foto: Cortesía

En esta entrevista Grossi explica parte del proceso que ha llevado el equipo argentino y asegura que cualquier club con un plan a largo plazo podría hacer lo mismo.

¿Qué? Seminario de fútbol base con 20 conferencias, compuestas por 11 sesiones. ¿Cuándo? Del 2 de octubre al 6 de noviembre. ¿Costo? $99 ¿Más información? Pueden escribir al correo saprissaformacion@deportivosaprissa.com o el Whatsaap: 8329-2935.

-- ¿Cómo ha sido la forma de trabajar de River Plate en los últimos cinco años?

Se diseñó un proyecto integral en donde todo lo que tiene que ver con el primer equipo tiene que ver con divisiones menores. Se hicieron nuevas infraestructuras, se unificaron todos los criterios, la idea de juego, el entrenador del equipo principal está sobre cada uno de los detalles que pasa con el proyecto en general. Hemos conseguido tener hoy un 42% de nuestro plantel conformado por jugadores de un promedio de 20 años que forman parte del proyecto, estamos entrando en un plazo largo, porque cuando pasan cinco años empezás a consolidar todo lo que fuimos haciendo, que nos vimos favorecidos por la gran cantidad de triunfos que tuvo el equipo principal a nivel internacional.

-- ¿Han ido cumpliendo los objetivos que se plantearon hace cinco años?

Sí, se han podido acelerar varias cosas, porque a partir de que al equipo le va tan bien se hacen inversiones más rápidas y hay intereses de jugadores que van queriendo sumarse al proyecto, pero el objetivo del proyecto es terminar con el 50% de la plantilla, que son 28 jugadores en primer equipo, siendo plenamente de la formación juvenil del club, porque siempre tenemos que tener jugadores de mucha jerarquía, ya que tenemos obligaciones de ganar campeonatos. Pero ya estamos en un 42% por lo que estamos muy conformes, con 12 jugadores del proyecto participando de la Copa Libertadores, entre los 29, 12 futbolistas son formados por el desarrollo de todo lo que hizo el club en la gestión de este tiempo.

-- Eso es un reto para muchos y una tarea muy difícil para los clubes ¿cuánto les ha costado llegar ahí?

Es una decisión institucional. Por eso, lo mejor que hemos podido es ser un proyecto, el proyecto era este, era que en un periodo de tiempo, con planes y por etapas, llegar a concluir lo que hoy estamos teniendo como producto final y después que los jugadores puedan jugar en el primer equipo, ganar gloria deportiva. Y nosotros somos un país exportador de jugadores, entonces claramente después esos jugadores jóvenes juegan una cierta cantidad de encuentros, pero sin apuros, no es que nos guste que debuten muy jóvenes, pero cuando están preparados y rindiendo son una fuente de ingresos y transferencias principalmente a Europa.

-- ¿En ese proceso hay cuidado de que de un momento a otro no se vayan todos los prospectos? ¿Cómo han manejado ese aspecto?

Nosotros con el dinero de la venta de cada jugador reinvertimos en el proceso formativo y tenemos jugadores de sucesión, o sea, gran parte del dinero de la venta de un juvenil va de nuevo a la inversión en juveniles, no es que vaya para cualquier lugar, es como que somos una fábrica, intentamos que se queden el mayor tiempo posible y cuando vienen ofertas de valores importantes, los jugadores son transferidos y en ese momento tenemos que tener preparado a otro juvenil que ocupe el espacio. Si no lo tenemos, tendremos que traer otro jugador, pero la primera opción nuestra siempre es tener un juvenil preparado que pueda formar parte del plantel principal. Nosotros no queremos tener un plantel de 18 jugadores contratados que no sean patrimonio del club, nosotros queremos que la mitad de nuestro plantel sea patrimonio 100% de River y sobre eso trabajamos.

Grossi comentó que explicará el
Grossi comentó que explicará el "modelo River", que contempla estrategias desde las inferiores hasta el primer equipo. Foto: Cortesía

-- ¿Qué consejo le daría a un club costarricense que quisiera hacer algo similar?

Que diseñen un proyecto institucional, que sea una decisión del club, que no vaya al ritmo de resultados del primer equipo, porque si va al ritmo de lo que pase con el primer equipo no hay equilibrio emocional que pueda sostener nunca nada. Claramente tenemos un manager, que es Enzo Francescoli, que se ocupa del primer equipo y yo soy un director del proyecto que si gana el primer equipo mucho mejor, pero aunque gane, empate o pierda yo tengo que seguir las líneas del proyecto. Entonces, si uno planifica un proyecto a corto, mediano o largo plazo, pero el proyecto va cumpliendo las etapas, cada uno en su nivel, no tiene por qué tener problema. El problema es que en general muchas directivas van al ritmo de la pasión de la gente y la gente a veces en todo tipo de club quiere conseguir logros que no son posibles, entonces no se consigue ni el logro ni el desarrollo de un club a largo plazo. A nosotros se nos ha combinado un poco todo, pero lo único que siempre digo es que hay que profesionalizar el fútbol, principalmente con los clubes de primera división y lo que tienen que hacer es proyectos a mediano plazo. En menos de cinco años no se puede construir un proyecto formativo. Esto no es que se agarra un chico a los 13 años y en dos años está todo resuelto; aquí hay un proceso formativo que con un mínimo de cinco años y un máximo de siete, puede permitir que suceda lo que hoy le sucede a River.

-- Hace poco en Saprissa salió Manfred Ugalde y hubo opiniones divididas de si era una buena decisión. ¿Para River hay una edad ideal o dependerá del proceso formativo?

Acá sabemos que somos un parís exportador, tenemos la cláusula de rescisión, no apuramos el debut de ningún futbolista joven, intentamos que jueguen en el primer equipo una vez que estamos demasiados seguros que van a poder permanecer en el tiempo, sino, no los apuramos. Después, si llega la oferta adecuada y el futbolista, en la edad que tenga, se quiere ir, no es un problema porque tenemos que buscar otros para reemplazarlo porque sabemos que la fuente de ingresos más importante que tienen los clubes es la venta de futbolistas, así que no es un problema, se reflexiona, se analiza, primero intentamos que los disfrute nuestra gente, que ese jugador tenga gloria deportiva dentro del club y después sea transferido. En lo general hemos podido, aunque hay excepciones, pero en lo general hemos podido transferir el jugador una vez que primero consiguió con el club logros deportivos.

-- ¿Qué otros aspectos no futbolísticos toman en cuenta al momento de estar formando a estos jóvenes?

La totalidad no, pero el 90% viene de situaciones sociales vinculadas a las necesidades de la pobreza. El futbolista nace en espacios muy humildes, así que nosotros controlamos su educación. El futbolista que deja el estudio no puede vivir más con nosotros, por ejemplo; si está becado, si vive en casa River, pierde todo tipo de beneficio y tiene que regresar a su casa. Dentro de los valores siempre está el respeto y la educación, esos dos valores son innegociables y nos ocupamos de manera continua y permanente que tengan claro que se puede jugar un poco mejor o un poco peor, pero siempre basados en educación y respeto. Son dos valores determinantes que el club promueve con un seguimiento educativo, social, con psicólogos... cada uno de los entrenadores tiene muy claro cuál es el perfil del club.

-- ¿Es fundamental la coordinación entre el primer equipo y las divisiones menores en forma de juego y mentalidad?

Por eso hablamos de un modelo River, que es proyecto integral, tenemos acordado con todo el cuerpo técnico profesional y el entrenador físico, técnico, médico, todos los que forman parte del cuerpo técnico profesional, son los que coordinan el proceso formativo, todos van en la misma línea, tenemos integración de cada una de las áreas funcionando exactamente de la misma manera de la primer categoría hasta la categoría 16. Todas las áreas, desde la idea de juego hasta la médica o nutrición, todas están dirigidas y coordinadas por quienes están a cargo de la primera división, entonces eso nos facilita que todo el club esté absolutamente alineado a un modelo, esto es un mérito de la directiva y del entrenador del equipo principal. El entrenador no solo es el más ganador en la historia del club, sino también permite que este proyecto transite con tranquilidad.

-- ¿Qué pueden esperar las personas que participarán en el seminario sobre su presentación?

Nosotros lo que vamos a buscar es poder sencillamente contarles nuestra idea acerca de la gestión del talento, de qué forma encontramos un niño y todo lo que hacemos para que ese niño llegue a cumplir su meta de ser futbolista profesional, y cada uno debe saber que en su respectivo nivel y con la misma mentalidad, mismos valores, es posible. No es que nosotros seamos River y por eso podemos; no, no es así. Todo aquel club que decida y que confíe en un proyecto de las características que nosotros vamos a mostrar, tendrá que tener la paciencia suficiente para que suceda, pero lo va a poder hacer. Para eso hay que ir capacitándose, conociendo diferentes ideas, diferentes clubes del mundo que van marcando pequeños detalles. Tampoco puedo hacer en Argentina lo que hacen en Costa Rica y al revés, por una cuestión cultural, cada uno tiene su forma de ver, pensar... pero a mí particularmente me parece que Costa Rica con la genética que tiene, con el perfil República que tiene, es para mí el país más beneficiado de Centroamérica para llevar adelante proyectos a mediano y largo plazo. Esa es mi compresión después de haber recorrido varios puntos de Centroamérica.