Editorial

Editorial: Mutilación del registro histórico

La defectuosa legislación nacional sobre protección de datos personales fija fecha de caducidad a la libertad de expresión y al derecho a la información.

Nuestra defectuosa legislación sobre protección de datos personales fija fecha de caducidad a la libertad de expresión e información. No importa la veracidad o el interés público de una noticia ni la relevancia de una opinión, la Ley 8968 dispone: “En ningún caso, serán conservados los datos personales que puedan afectar, de cualquier modo, a su titular, una vez transcurridos diez años desde la fecha de ocurrencia de los hechos registrados”.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.