Columnistas

Gran prueba de gestión para el Ejecutivo

La prueba de visión, sensatez, flexibilidad, tolerancia y prudencia será muy grande

Los tres meses de sesiones legislativas extraordinarias que comenzaron el martes serán esenciales para definir con precisión el rumbo político y programático del Gobierno. No me refiero al estilo, sino a la sustancia; no a los anuncios, sino a los acuerdos, las decisiones y su ejecución. Al controlar por segunda vez la agenda, el Poder Ejecutivo tendrá la oportunidad de plantear prioridades, marcar su ruta, y demostrar su capacidad —o no— de gestión. Como su fracción es minoritaria, esto implicará, sobre todo, un impecable ejercicio negociador.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.