Columnistas

En Guardia

Viajé a Australia dos veces en mi vida atraído por esa distante cultura exótica, una mirada cálida que aún perdura en mi memoria, y un sistema político bipartidista que se me antojaba fascinante por su similitud con el nuestro en ese entonces. Las elecciones del domingo provocaron estas reflexiones.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.