Columnistas

Elecciones 2022: entre continuidad y ruptura

Si nuestro futuro fuera lineal, iríamos cuesta abajo, agudizando el deterioro sistémico que define nuestro presente

Solo existe un pasado, pero futuros hay muchos, porque siempre hay más de un camino posible. En nuestro caso, 25, por lo menos hasta febrero. Cada presente tiene su propia visión del porvenir.

Para los que quieren seguir como antes, el peligro es el cambio. Pero la mayoría percibe que no existe un riesgo mayor que seguir aferrados a las condiciones actuales.

De hecho, si nuestro futuro fuera lineal, iríamos cuesta abajo, agudizando el deterioro sistémico que define nuestro presente. Por eso, los planteamientos más lúcidos se presentan como rupturas, necesarios puntos de inflexión para salir del hueco en que caímos.

Pero ¿cómo llegamos aquí? ¿Cómo logramos pagar las medicinas más caras del mundo? ¿Cómo alcanzamos la mayor factura eléctrica de América Latina? ¿Cómo algunos alcaldes se agenciaron mayor salario que el de París? ¿Cómo una boutique de onerosos comestibles descompuestos logró ser monopolio de consumo obligatorio para las escuelas más pobres, los encarcelados y los enfermos hospitalarios? ¿Cómo lograron no pagar impuestos las mayores empresas nacionales? ¿Cómo hemos fomentado que sean informales 8 de cada 10 empleos nuevos creados en la última década?

Solo son algunos rasgos disonantes del presente. Podría seguir ad infinitum si tuviera el espacio para hablar de aguacate, arroz, listas de espera y, ¡por Dios!, brechas educativas y niños desconectados en plena pandemia. No tengo ese espacio. Lo que sí creo es que en las respuestas a esas preguntas se esconde la llave de un mejor futuro. ¿Cuál de los 25 cerrajeros que nos ofrecen sus servicios en febrero habrá comprendido que todos esos nudos gordianos tienen el mismo origen? ¡La defensa del pobrecito! Esa es la raíz de todas las disfuncionalidades, porque no existe privilegio que no haya nacido sin la cobertura ideológica de una bandera social autojustificativa.

Llega enero y veo candidaturas compitiendo con diagnósticos. Algunos se harán acompañar incluso de equipos con experiencia para llevarnos adonde estamos. Aunque el presente no ofrece terreno fértil para cultivar mejor futuro, tampoco pareciera que las fuerzas dominantes quieran romper con el pasado que nos condujo hasta aquí. ¿Qué nos depara el futuro? ¿Continuidad o ruptura? Un poco de ambas y en qué medida es la cuestión.

vgovaere@gmail.com

Velia Govaere, exviceministra de Economía, es catedrática de la UNED y especialista en Comercio Internacional con amplia experiencia en Centroamérica y el Caribe. Ha escrito tres libros sobre derecho comercial internacional y tratados de libre comercio. El más reciente se titula “Hegemonía de un modelo contradictorio en Costa Rica: procesos e impactos discordantes de los TLC”.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.