Columnistas

Cómo evitar la futura crisis de las ‘stablecoins’

No existe un argumento sólido que justifique extender la protección del prestamista de última instancia a las criptomonedas emitidas de forma privada

La liquidez es a la economía moderna lo que el lubricante al motor de un automóvil. Si se le pone suficiente, todo funciona bien; si se le pone muy poco, el resultado es un desastre candente y humeante. Pero mientras que el aceite lubricante puede medirse fácilmente, la liquidez financiera aparece hoy y desaparece mañana.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.