Silvia Artavia, Sofía Chinchilla Cerdas. 21 julio
La recomendación anónima que se comparte en Facebook solicita que antes de desaguar las aguas con jabón, orina o heces, se vierta una cucharada de cloro. Según el texto, como alternativa se podría usar cualquier desinfectante fuerte o corrosivo. Foto: Reproducción. watermark-flex watermark-mobile
La recomendación anónima que se comparte en Facebook solicita que antes de desaguar las aguas con jabón, orina o heces, se vierta una cucharada de cloro. Según el texto, como alternativa se podría usar cualquier desinfectante fuerte o corrosivo. Foto: Reproducción.

Es falso que echar cloro, en cada descarga de agua que se haga en inodoros, lavamanos y duchas, sirva para evitar la propagación del virus que provoca la enfermedad de covid-19, como asegura una publicación que se comparte masivamente en Facebook y WhatsApp.

“Las autoridades holandesas han descubierto que el virus está creciendo y multiplicándose en el sistema de aguas residuales. Descubrieron que incluso las personas que estaban confinadas en sus hogares contrajeron el virus y decidieron analizar el agua en el sistema de aguas residuales y encontraron el virus covid-19 activo en las alcantarillas”, advierte la publicación falsa.

El director del Laboratorio Nacional de Aguas del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), Darner Mora, y la microbióloga Luz Chacón, del Instituto de Investigaciones en Salud de la Universidad de Costa Rica (UCR), descartaron que las recomendaciones que se dan en estos mensajes sean efectivas y coincidieron en que, por el contrario, podrían dañar los tanques sépticos donde se vierten las aguas residuales de la mayoría de hogares costarricenses.

“Es una mala idea, porque el tratamiento de las aguas se hace con microorganismos. Si usted está echando cantidades muy altas de cloro o desinfectantes los va a matar, en especial los que tenemos tanque séptico. Podría ser que su tanque deje de funcionar del todo porque va a matar a todos los microorganismos que se encargaban de hacer el proceso de depuración”, explicó Chacón.

Esa es una complicación que podrían experimentar muchos hogares, pues, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), un 76% de las viviendas del país utilizan tanques sépticos.

El funcionario explicó que echar demasiado cloro en los inodoros tampoco se recomienda para quienes están conectados al sistema de alcantarillado, porque sería desperdiciar el químico.

“En el momento que usted agrega el cloro, la materia orgánica lo va a neutralizar y le va a quitar el efecto. Entonces, no va a eliminar nada. Tendría que agregarle mucho para que además de atender la materia orgánica, atienda el virus. Si usted me pregunta a mí, yo no lo recomiendo de ninguna manera”, comentó Mora.

Investigación en aguas residuales

Los científicos también explicaron que no es cierto que el nuevo coronavirus se haya detectado activo y propagándose en aguas residuales, pues el virus puede hacer eso solo mientras se hospede en un organismo vivo. Lo que se detecta en el agua, aclararon, es material genético.

“Para que el virus esté activo habría que probarlo y cultivarlo en un cultivo de tejidos pulmonares, y eso no se puede hacer en el país porque para eso se necesita un laboratorio de nivel tres de seguridad”, precisó Mora.

Según Chacón, tampoco es cierto que el virus se detectara en Holanda a raíz de contagios a gran escala, como mencionan los mensajes.

“Es cierto que los holandeses fueron los primeros que encontraron SARS-CoV-2 en aguas residuales. Lo encontraron en un aeropuerto y en plantas de tratamiento en Ámsterdam antes de que tuvieran casos sintomáticos.

“Pero no lo hicieron porque las personas se enfermaran confinadas, sino con la lógica de que si el virus se replica en el intestino, podría ser que se encuentre en aguas residuales, y podría ser un buen marcador epidemiológico para tomar medidas tempranas”, detalló la microbióloga.

La investigadora, quien se especializa en identificar la presencia de virus en aguas residuales, explicó que el nuevo coronavirus se puede detectar en la materia fecal, incluso antes de que los contagiados muestren síntomas.

La idea de buscarlo es saber en qué comunidades está presente la enfermedad, pero eso no implica que la gente se pueda contagiar por las aguas residuales, pues esos líquidos se desechan en alcantarillado subterráneo y blindado.

En el agua potable, que llega a través de un sistema independiente de acueductos, no se ha detectado la presencia del virus.

Plantas de tratamiento

En las aguas residuales se pueden encontrar microorganismos con capacidad de enfermar a las personas, entre ellos, el nuevo coronavirus. Este es el procedimiento para realizar esos análisis:

FUENTE: Laboratorio Nacional de Aguas, AyA.    || C.F. / LA NACIÓN.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.