Silvia Artavia. 19 marzo
Desinformaciones aseguran que la principal inmunización aplicada en ese país, la de Pfizer/BioNTech, “ha matado a varias personas”. Tales afirmaciones preocupan a los costarricenses, pues esa misma vacuna es empleada en nuestro país. Fotos: AFP. watermark-flex watermark-mobile
Desinformaciones aseguran que la principal inmunización aplicada en ese país, la de Pfizer/BioNTech, “ha matado a varias personas”. Tales afirmaciones preocupan a los costarricenses, pues esa misma vacuna es empleada en nuestro país. Fotos: AFP.

Israel es el líder mundial en vacunación contra la covid-19. Según los registros de las universidades de Oxford y John Hopkins, el país de nueve millones de habitantes ya aplicó casi 10 millones de vacunas contra dicho mal.

Un 50% de la población israelí ya se considera “completamente vacunada”.

Se estima que en esta nación del Medio Oriente, nueve de cada 10 personas tienen un escudo contra la covid-19 gracias a la vacuna. El Estado, inclusive, extendió su campaña de vacunación a los habitantes del territorio vecino de Palestina, con el cual comparte una frontera de 389 km.

Este hito suscitó que surgieran en el mundo informaciones que aseguran que la principal inmunización aplicada en Israel, la de Pfizer/BioNTech, es la responsable de múltiples muertes.

La desinformación rebasó fronteras y causa preocupación entre los costarricenses, pues esa misma vacuna es también la más empleada en nuestro país.

“Se dice que la vacuna de Pfizer ha ocasionado muchas muertes en Israel. ¿Es eso cierto?”, preguntó una persona al servicio de verificación de informaciones de La Nación.

#NoComaCuento constató que no hay evidencia de que eso sea verdad. Por el contrario, la vigilancia epidemiológica indica que la vacunación contra la covid-19 en esa nación se considera exitosa.

Sin muertes atribuidas a la vacuna

Hasta el 21 de enero, cuando en Israel se había aplicado solo la vacuna de Pfizer/BioNTech, la Asociación Israelí de Alergia e Inmunología Clínica dijo que se habían administrado 20 millones de dosis de esa inmunización en todo el mundo, con solo unas pocas reacciones adversas graves y “ni un solo caso de mortalidad”, informó la división de chequeo de datos de la agencia internacional de noticias Reuters.

En un artículo publicado este 15 de marzo por el medio español Newtral, el Ministerio de Sanidad de Israel reiteró que hasta la fecha, no hay evidencia de que la vacuna de Pfizer y BioNTech haya causado muertes en ese país.

Lo que sí se ha registrado es que la covid-19, de la cual hay más de 825.000 casos confirmados, ha causado 6.069 muertes, según la universidad estadounidense John Hopkins.

María Luisa Ávila, pediatra infectóloga, explicó que lamentablemente, con o sin vacuna, siempre hay gente que va a fallecer, no solamente por la covid-19, sino por otras causas.

De acuerdo con la especialista, en este caso, la comparación se hace con la mortalidad usual del país dentro de los grupos de edad.

“Y por supuesto, con el tema de las vacunas, con los ensayos clínicos controlados, donde hay un grupo que recibió vacuna y un grupo que no recibió vacuna y que, en todos los estudios, al menos de esta vacuna que utiliza Israel y que también utiliza Costa Rica, que es la Pfizer, se ve que las personas que no fueron vacunadas murieron con una mayor frecuencia que las personas que fueron vacunadas.

“Entonces, en Israel, más bien, la cantidad de personas que han muerto por covid-19 desde que se está implementando la vacunación ha bajado, y también han bajado las hospitalizaciones”, puntualizó Ávila.

Sobre ese mismo punto, la oficina de prensa del Ministerio de Salud de Costa Rica retomó lo expuesto por la Agencia Española de Medicamentos y Productos de Interés Sanitario:

“Cuando se vacuna a muchas personas (y en especial a grupos con riesgo de padecer ciertas enfermedades) en un corto periodo de tiempo, podría observarse un número elevado de acontecimientos adversos sin que eso signifique que sean debidos a la vacuna.

“Hay que tener en cuenta que muchas de las enfermedades observadas (acontecimientos notificados) aparecerían de igual forma si la persona no hubiera recibido la vacuna. Por lo tanto, esta información debe analizarse cuidadosamente para diferenciar problemas médicos que pudieran ser una nueva reacción adversa a la vacuna de aquellos que igualmente habrían ocurrido, aunque la persona no se hubiera vacunado”.

Menos del 0.3% de israelíes reportaron efectos secundarios

Israel aplica en su población tres vacunas distintas: la dePfizer/BioNTech (en mayor medida), la de Moderna y la de Oxford-AstraZeneca, cada una con distinta eficacia clínica.

Según el Informe Vacunas y Vacunación contra el Covid-19, elaborado por Jaime Ordónez, investigador de la firma colombiana True Consulting, esa combinación específica de vacunas resulta en un promedio ponderado de eficacia en la población del 88,2%.

En contraste, menos del 0,3% de las personas que recibieron el fármaco de Pfizer desarrolló efectos secundarios que consideraron lo suficientemente importantes como para informarlos al médico.

Así lo constatan un informe liberado a mediados de enero por el Ministerio de Salud israelí, el cual contiene datos del primer análisis de efectos secundarios en el mundo real, llevado a cabo gracias a una alianza entre Pfizer y el Estado de Israel.

Según dicho reporte, los efectos secundarios de la vacuna son “similares, en frecuencia y carácter, a los síntomas informados después de otras vacunas administradas a la población”, consignó el medio The Times of Israel.

La mayoría de las quejas fueron dolor localizado en el brazo o personas que sentían malestar general.

El dolor en el brazo representó el 50% de los reportes de efectos secundarios tras la aplicación de la primera dosis de la vacuna, y el 22% luego de la segunda dosis.

En cuanto al malestar general, este fue reportado en alrededor del 41% en la primera dosis y en un 73% durante la segunda dosis.

Según Pfizer, los “datos del mundo real” recopilados por el Ministerio de Salud de Israel, encuentran que las personas no vacunadas tenían 44 veces más probabilidades de desarrollar covid-19 sintomático y 29 veces más probabilidades de morir producto de esa enfermedad.

Inmunidad de rebaño y descenso en la mortalidad

Al 13 de marzo de 2021, la tasa de casos nuevos de covid-19 en Israel fue de 200 casos por cada 100.000 habitantes, y la tasa de mortalidad fue de 14,8 por cada millón de habitantes.

A pesar de eso, puede afirmarse que Israel ya alcanzó la inmunidad de rebaño, pues se trata de valores más bajos de los que reportaba anteriormente.

“La inmunidad de rebaño no se determina a partir del momento en que el número de casos nuevos y de muertes sea muy bajo o casi cero, sino a partir del momento en que comienza a observarse una disminución constante del número de casos nuevos y de muertes”, afirmó Jaime Ordónez.

Según el máster en economía de la salud y doctor en epidemiología, el objetivo de los programas de inmunización masiva es disminuir la velocidad de reproducción del agente transmisor.

“Esto se logra porque la inmunización disminuye el número de individuos susceptibles de enfermar, que son fundamentales para que el virus se reproduzca. Por tanto, si cada vez hay menos personas susceptibles, disminuye la velocidad de transmisión.

“Ese momento en que se hace evidente que ha comenzado a disminuir la velocidad de transmisión, es el momento en que se ha alcanzado la inmunidad de rebaño. Independientemente del valor de casos nuevos y de muertes, lo que realmente importa es la disminución de la velocidad de transmisión”, aseguró el especialista en su informe Vacunas y vacunación contra el covid-19, con fecha del 13 de marzo de 2021.

En su reporte, Ordónez afianza que, “con toda seguridad” en Israel seguirán disminuyendo los casos nuevos y las muertes por covid-19 “semana tras semana”, debido a que ya alcanzó la inmunidad de rebaño.

Fuentes consultadas:

-Informe Vacunas y vacunación contra el covid-19. Marzo 13, 2021. Jaime Ordóñez, MD, MSc, PhD. True Consulting, Colombia.

-Consulta a la pediatra infectóloga María Luisa Ávila.

-Consulta al Ministerio de Salud de Costa Rica.

-Universidad John Hopkins, Centro de Recursos sobre el Coronavirus

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.