#NoComaCuento

Coágulos por covid-19 no se pueden diagnosticar solo con un oxímetro de pulso

Dos médicos que laboran en hospitales explican por qué el método sugerido en un video viral por la doctora Jimena Campos no sirve para confirmar la formación de trombos

Es falso que la formación de coágulos sanguíneos a causa de la covid-19 se pueda confirmar desde la casa solo con un oxímetro de pulso, como lo afirma la doctora Jimena Campos en una transmisión viral de Facebook. Dos médicos que atienden en hospitales a pacientes con dicha enfermedad explicaron a La Nación que el diagnóstico de una complicación por trombos requiere de una serie de pruebas y mediciones que los oxímetros son incapaces de realizar.

En sus redes sociales, Campos promueve una supuesta prueba para que las personas puedan detectar por sí mismas si tienen coágulos sanguíneos. El examen, según ella, consiste en colocarse el oxímetro en el dedo, observar qué nivel registra, caminar dos minutos y luego repetir la medición. La doctora afirma que si el número en la pantalla baja dos unidades (por ejemplo, de 97% a 95%), quiere decir que la persona está coagulada.

Campos les dice a sus seguidores que si obtienen ese resultado, deben apurarse a llamarla para que ella les recete por teléfono un anticoagulante, “porque no tienen mucho tiempo”. Los médicos consultados por este medio descalificaron dichas recomendaciones, y les pidieron a las personas no tomar anticoagulantes sin haber sido debidamente examinados en un centro médico.

Los profesionales consultados por La Nación fueron Monserrat Navarro, médica general del servicio de Urgencias del Hospital Metropolitano; y Luis Alonso Sánchez, especialista en anestesiología y recuperación del Hospital Max Peralta, donde atiende a pacientes gravemente enfermos por covid-19.

La Nación contactó por correo electrónico a Jimena Campos, para solicitarle una declaración sobre las afirmaciones que hizo en el video. Sin embargo, al cierre de este artículo, no se recibió respuesta de la doctora. La transmisión en la que ella dio estas recomendaciones ha sido compartida casi 3.500 veces y acumula alrededor de 100.000 reproducciones.

Desaturación no implica que haya coágulos

Un oxímetro es un pequeño dispositivo que se suele colocar en el dedo. El aparato emite una luz que cuantifica la cantidad de oxígeno presente en los glóbulos rojos de la sangre. La saturación se refiere al nivel de oxígeno que marca la medición. De acuerdo con Navarro y Sánchez, se considera normal un porcentaje superior al 94%, o incluso 90%, según el paciente.

El oxímetro se suele utilizar para monitorear la condición de los enfermos con covid-19, porque dicho mal puede causar dificultades respiratorias. Sin embargo, la doctora del Hospital Metropolitano explicó que la saturación de oxígeno de una persona también puede alterarse por otras infecciones virales o bacterianas. De acuerdo con Navarro, las mediciones también pueden arrojar datos incorrectos si la persona tiene las uñas pintadas, o si está fría o muy sudorosa.

Los especialistas explicaron que el hecho de que un oxímetro marque un nivel menor al considerado normal, no significa que la persona tenga coágulos sanguíneos, sino que dicha situación puede deberse a otras causas. El diagnóstico correcto, afirmaron los especialistas, solo se puede obtener por medio de una revisión presencial del paciente y una serie de exámenes.

“No todo paciente desaturado tiene un cuadro de trombosis de fondo. Es más, la mayoría de pacientes que están desaturados no la van a presentar (la trombosis), porque es una complicación muy grave, en un grupo muy reducido de pacientes”, afirmó el anestesiólogo.

Sánchez detalló que en algunos pacientes que desarrollan una infección moderada por covid-19, la respuesta inmunitaria causa inflamación por acumulación de agua en el sistema respiratorio. Entonces, al oxígeno que se respira le cuesta más llegar a los capilares pulmonares y, como resultado, baja la saturación de oxígeno. Niveles incluso cercarnos al 85%, dijo el médico, se consideran moderados.

El especialista afirmó que esta desaturación no es sinónimo de presencia de coágulos sanguíneos.

“Si un paciente tiene una desaturación leve, como la que dice la doctora, de dos puntos porcentuales, que estaba en 97 y bajó a 95 porque caminó, jamás se va a traducir en la aparición de coágulos, porque para que aparezcan coágulos tiene que haber una enfermedad más severa. Es decir, no solamente una inflamación alveolo capilar, sino que tiene que haber una disfunción en las células”, explicó el anestesiólogo.

¿Cómo se diagnostican los coágulos?

Los especialistas coincidieron en que para confirmar o descartar la presencia de coágulos sanguíneos, se deben realizar una serie de pruebas de gabinete. Es decir, exámenes que requieren un equipo especializado para analizar sangre y obtener imágenes del organismo del paciente.

Algunos ejemplos de tests que podrían requerirse, según los especialistas consultados, son los de tiempos de coagulación, dímero d, ultrasonidos y angio TAC.

“La consulta debería ser presencial, no se puede decir a simple vista que tiene un coágulo”, dijo Navarro.

No se deben tomar anticoagulantes sin examen previo

Sánchez y Navarro también enfatizaron en que ninguna persona debe tomar anticoagulantes sin haber sido correctamente examinada antes por un especialista.

“Si no estamos con una patoloogía que requiera anticoagulación, no tenemos que tomar anticoagulantes. Están totalmente contraindicados”, aseguró Navarro.

La doctora indicó que ingerir este tipo de droga, sin requerirla, pone a las personas en riesgo de desarrollar sangrados digestivos o de sangrar en gran medida si se sufre una herida, incluso si se trata de una cortada superficial.

Fuentes consultadas:

-Monserrat Navarro, médica general del servicio de Urgencias del Hospital Metropolitano.

-Luis Alonso Sánchez, especialista en anestesiología y recuperación del Hospital Max Peralta.

Esta información forma parte del proyecto #NoComaCuento, una iniciativa de La Nación que busca analizar la veracidad de la información que circula en redes sociales. Usted puede formar parte de este proyecto enviándonos información que le parezca falsa o poco confiable al WhatsApp 6420-7160 o al correo nocomacuento@nacion.com.

También puede recibir nuestras publicaciones directamente en su celular uniéndose a este grupo de WhatsApp o al bot de Telegram.

Sofía Chinchilla Cerdas

Sofía Chinchilla Cerdas

Periodista en la sección de Política. Graduada de la carrera de Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, en la Universidad de Costa Rica.