Patricia Recio. 7 mayo, 2018
El 'lobby' donde se encuentran los 'counters' tiene capacidad para recibir hasta 600 pasajeros en una hora. Fotos: Mayela López
El 'lobby' donde se encuentran los 'counters' tiene capacidad para recibir hasta 600 pasajeros en una hora. Fotos: Mayela López

Con counters, filtros de seguridad y salas de abordaje como las que se encuentran en las terminales internacionales, la mañana de este lunes se inauguró la nueva terminal doméstica del aeropuerto Juan Santamaría, en Alajuela.

El objetivo es que todas facilidades permitan conectar a unos 200.000 viajeros por años, según pretensiones de la Dirección General de Aviación Civil.

Eduardo Chamberlain, director de Ingeniería de Aeris, administrador de esa terminal, explicó que tienen 10 posiciones simultáneas o mostradores para asignar a las aerolíneas, según la cantidad de vuelos que tengan.

“Tenemos una capacidad que excede por mucho la demanda actual, pero este edificio se hizo pensando en un crecimiento de no menos de 15 años. Aquí tenemos capacidad de atender 600 pasajeros en hora pico, si usted lo convierte a aviones de 12 pasajeros son 50 vuelos en una hora, actualmente no tenemos 50 vuelos en todo el día”, explicó el funcionario.

Tras la suspensión de la licencia de operaciones a la aerolínea Nature Air, actualmente en el país solo opera una línea aérea local, Sansa.

(Video) Nueva terminal doméstica recibirá a 200.000 viajeros locales

De acuerdo con el ingeniero, sobre el diseño del nuevo edificio se buscó identificar al pasajero con el país. De ahí que a diferencia con el resto del complejo Santamaría, la zona de vuelos locales tiene paredes de madera, exteriores verdes y otros accesorios típicos.

El área de esta estructura es de 1.526 metros cuadrados.

Además de la edificación, el proyecto incluye la rampa doméstica, accesos viales y un parqueo para viajeros, así como otro de empleados.

Según informaron, la rampa doméstica cuenta con facilidades para la atención de eventos ambientales y es considerada por el gestor como uno de los proyectos “habilitadores”, lo que implica que su conclusión da paso a la siguiente etapa en la expansión del Santamaría.

En detalle, se invirtieron $6 millones en la rampa, $3,5 millones en el edificio, $1,5 millones en la vía de acceso y $1,5 millones en los parqueos.

El tiempo total de ejecución del proyecto fue de 289 días.

Dicha área tiene capacidad de 12 posiciones para aeronaves tipo B.

Durante el acto inaugural, este lunes el ministro de Turismo, Mauricio Ventura indicó que el proyecto no solo facilita el acceso a los vuelos locales, sino que promueve la actividad turística, la visitación a diferentes rincones del país y se alinea con las mejoras realizadas en los aeródromos de Quepos, Tamarindo, Puerto Jiménez y Golfito, entre otros.

En tanto, el jerarca de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Germán Valverde mencionó que la obra responde a la necesidad de adecuar la infraestructura aeroportuaria para ponerla al día y prever las necesidades de crecimiento originadas por el aumento del tráfico que se ha venido experimentando en los últimos años.

Ahorro energético

Según la información dada a conocer por Aeris, la terminal cuenta con sistemas eléctricos eficientes mediante el uso de luces LED y en la estructura se instalaron 240 paneles solares.

Se estima que la generación promedio mensual de estos sistemas será de 10,918 Kwh. Eso significa el 38% de la demanda de energía que requerirá la terminal.

El gestor del aeropuerto, informó que el proyecto tendrá un ahorro anual de un 41% en el uso de energía.

Asimismo, la obra generaría una disminución de 10,8 toneladas de emisiones CO2 anualmente.

Además calcularon una disminución de un 76% en el uso de agua potable, mediante la instalación de accesorios eficientes en baños y a la reutilización de aguas pluviales para los inodoros.

La fachada de la terminal posee paredes 'verdes', cuyo fin es que los viajeros se encuentren con un diseño que los acerque a la esencia del país. Fotos: Mayela López
La fachada de la terminal posee paredes 'verdes', cuyo fin es que los viajeros se encuentren con un diseño que los acerque a la esencia del país. Fotos: Mayela López
Cambios viales

Como parte de los cambios que incluye la habilitación de la nueva terminal, también se realizaron ajustes en el tránsito hacia el aeropuerto en general.

De esta forma se construyó una nueva calle con sus respectivos espaldones y aceras, por la cual deberán girar los vehículos que se dirijan tanto a la zona de llegadas y salidas internacionales como al edificio para vuelos locales.

Aviación Civil informó de que también se mejoró un tramo de la calle existente hacia la comunidad de La Guácima.

A un costado de la terminal doméstica se construirá un parqueo para los viajeros, con el fin de evitar que estos deban atravesar la calle, además al frente de esta se construye una zona de parqueo para empleados.

Según Chamberlain, dado que el 80% de los pasajeros corresponde a viajeros en conexión, también se está construyendo una acera que conecta con la terminal internacional.

Recientemente la DGAC anunció mejoras en los aeropuertos de Palmar Sur, Upala, Guápiles, Barra de Tortuguero, Barra de Bataan, Golfito, San Isidro de El General, Quepos y Drake. Completan la lista Puerto Jiménez, Los Chiles y Coto 47.

En total se trata de una inversión de ¢31.000 millones.

Terminal Doméstica
Terminal Doméstica

La terminal doméstica del Santamaría, forma parte del plan maestro de ese aeropuerto, el cual contempla la reubicación de la sede de Bomberos y la Cooperativa de Servicios Aeroindustriales (Coopesa), la construcción de una pista de rodaje al sur, así como nuevas salas y puentes de abordaje.

Estas obras estarían concluidas para el 2021 e implican una inversión de $100 millones.