Este lunes pasajeros debieron hacer filas durante horas

Por: Patricia Recio 20 junio, 2016

Las largas filas para pasar por los controles de Migración y revisión de equipajes tomaron por sorpresa a cientos de viajeros este lunes en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.

Entre las 10:30 a. m. y las 12 mediodía la fila salía de la terminal aérea y se extendía varias decenas de metros a un costado del aeropuerto.

La jornada transcurrió entre pasajeros molestos por los atrasos y los señalamientos de la Policía Aeroportuaria, que acusa a algunos de los usuarios de estar "desinformados" sobre los requisitos para transportar líquidos o geles en el equipaje de mano.

Algunos de los viajeros dijeron desconocer el motivo de las largas filas, mientras que otros criticaron la revisión del equipaje de mano, sin que las autoridades cuenten con el personal suficiente para ese procedimiento.

"Es un verdadero problema para los viajeros, no estaba enterado, me parece una falta de coordinación y falta de información hacia los pasajeros", aseguró Andrés Vargas, quien este mediodía iba de regreso a El Salvador.

Sólo podrá llevar en su equipaje de mano pequeñas cantidades de líquidos (jarabes medicinales, leche materna, alimentos de bebé, gotas medicinales), en recipientes con capacidad máxima de 100 ml y debe guardarlos en una bolsa con cierre hermético de 20x20 cm.
Sólo podrá llevar en su equipaje de mano pequeñas cantidades de líquidos (jarabes medicinales, leche materna, alimentos de bebé, gotas medicinales), en recipientes con capacidad máxima de 100 ml y debe guardarlos en una bolsa con cierre hermético de 20x20 cm.

Al mismo tiempo, personal de las aerolíneas debe realizar recorridos a lo largo de las filas llamando a gritos a los viajeros de determinadas rutas que están a punto de despegar, para adelantarlos en el proceso y evitar que pierdan sus vuelos.

Versión oficial. Carlos Víquez, encargado de la Policía Aeroportuaria, sostiene que el tema de las filas no está relacionado con la cantidad de personal atendiendo a los pasajeros, pues en horas pico se abren de seis a siete de los ocho puestos de control.

Según dijo, el problema se debe a que ahora el procedimiento de revisión es más lento, abarca a una población mayor de usuarios y la gente está "desinformada".

Víquez explicó que, en promedio, cada día se atiene a 5.600 pasajeros y entre ellos ha notado "mucha desinformación" con respecto a la directriz sobre el traslado de líquidos, geles y aerosoles emitida por la Dirección General de Aviación Civil desde abril de este año.

tabla
Desde el 19 de abril, se estableció de en el equipaje de mano solo se permitirán recipientes de 3,4 onzas o su equivalente a 100 ml como máximo para transportar líquidos, aerosoles o geles.

"Este procedimiento antes se hacía en las puertas de embarque de los vuelos que iban hacia Estados Unidos, ahora se aplica a todos los pasajeros", explicó Víquez.

El funcionario añadió que las personas llegan con cantidades de líquidos y geles que no son las adecuadas, así como artículos prohibidos (cuchillas, encendedores o baterías, por ejemplo).

Víquez alega que antes solo tres de cada 10 pasajeros no cumplían con la norma y ahora las estadísticas se inviertieron.

Consultado sobre si reforzarán personal para evitar que el problema se agrave durante las vacaciones de medio período, el funcionario aseguró que están reuniéndose con operadores en busca de las soluciones a implementar para las próximas semanas.

Por su parte, el ministro de Turismo, Mauricio Ventura, añadió que la situación preocupa al sector pues afecta a los usuarios.

"Estamos en contacto con las autoridades de Migración y Seguridad aérea para ver cómo resolvemos esto y no afectar a los usuarios, ya las aerolíneas preocupadas por este tema también nos han hecho manifiesto", aseguró.

El viernes pasado, cuando trascendió el problema de las filas, Claudia Arenas, directora de Comunicación de Avianca, confirmó que cinco pasajeros perdieron un vuelo a El Salvador por atrasos en la revisión.

Además, lamentó que la aerolínea deba cambiar las funciones de su personal, para buscar a usuarios que están a punto de perder vuelos o conexiones.

Colaboró Marvin Barquero