Servicios

Plaza Mayor de Cartago queda sin obelisco a la espera de monumento al Bicentenario

Obra fue removida este miércoles como parte de un proceso de transformación del espacio; exdiputado gestor de su instalación, hace 24 años, critica decisión

Luego de casi 24 años de reinar en la Plaza Mayor de Cartago y soportar no pocas críticas, el obelisco fue removido este miércoles para dar paso a una transformación.

Aunque los trabajos para quitar el monumento comenzaron temprano, fue al caer la noche cuando se aceleraron.

Dentro de algunos meses, el espacio sería ocupado por otra obra, en honor al Bicentenario de la Independencia, según el proyecto de la Municipalidad.

La intención es que, junto con el nuevo monumento, los habitantes de la Vieja Metrópoli disfruten de un jardín en las Ruinas de Santiago Apóstol.

Como parte de la remodelación, la semana pasada se comenzaron a talar los árboles con raíces podridas, que además representaban un riesgo para los transeúntes.

“Queremos hacer de Cartago un lugar agradable, de mayor atractivo y visitación turística; eso aumentará los empleos y traerá mayor bienestar y progreso al cantón. Dentro de los proyectos que tenemos para celebrar la Independencia está el diseño de unos jardines al costado sur de la parroquia, con varios emblemas.

“Queremos que estén con flores, que sea llamativo, que le den alegría al sector y que se convierta en un sitio turístico”, expresó el alcalde, Mario Redondo.

Según el jerarca, en la Plaza Mayor se instalará una gran bandera y se buscarán formas de darle más verdor.

“Más adelante, esperamos tener fuentes, pero se necesita la autorización de Patrimonio Histórico. Además, tendremos en exposición permanente una copia fiel del Acta de Independencia”, añadió el alcalde.

Los planes del Gobierno Local, sin embargo, no fueron muy recibidos por el exdiputado Luis Gerardo Villanueva, gestor de la instalación del obelisco, en setiembre de 1997.

“En mi gestión, procuré los recursos para su erección, en conmemoración de los 176 años de independencia patria, y ahora con una serie de argumentos no válidos, teñidos de ignorancia histórica, se complacen en quitarlo”, aseveró.

Villanueva defendió el diseño elaborado por arquitectos cartagineses, miembros del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos). Entre estos citó a Édgar Cordero, Rafael Rivera y Luis Diego Fernández.

En esa obra, añadió el exlegislador, se reflejaba “el poder político, representado en la Municipalidad; el poder eclesiástico, por la parroquia de Santiago Apóstol (ruinas de Cartago), y el poder cívico del pueblo, conjunto que hizo nacer a Costa Rica en Cartago”.

Según dice, hay ignorancia histórica en el nuevo proyecto porque ese espacio nunca fue un parque, sino una explanada, la primera plaza mayor del país, que servía de mercado y de sitio para manifestaciones, como la del 29 de octubre de 1821, cuando se alentó al cabildo para acordar la Independencia.

“Aplasta todo el concepto de Cartago como cuna de Costa Rica, lamentablemente”, expresó en referencia al proyecto de transformación.

Por su parte, el responsable del plan de traslado, Gustavo Chaverri, aclaró que esa obra nunca fue realmente un obelisco.

“Geométricamente no lo fue; sus creadores me contaron que se llama ‘hito topográfico’, porque determinaba que allí empezó a organizarse la Vieja Metrópoli”, añadió.

Chaverri explicó que el retiro se organizó en horas de la noche para evitar la presencia de mucho público.

El monumento se llevará inicialmente al plantel municipal hasta determinar su reubicación.

Colaboró Keyna Calderón, corresponsal

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.